imagotipo

3 días en mayo

  • Entre Piernas y Telones : Hugo Hernández

Inicia gira por todo el país

 

“Nunca tantos debieron tanto a tan pocos” es, sin duda alguna, una de las frases más recordadas y citadas de la historia. Aplicable a muchos ámbitos de la actividad humana, nació en el marco de la II Guerra Mundial. La pronunció Sir Winston Churchill, uno de los grandes personajes del siglo XX.

Ese hombre que ha inspirado cientos de libros, películas, series televisivas, análisis políticos y sociales, vuelve a la escena mundial, literalmente, con la obra de teatro 3 Días en Mayo.

Escrita por Ben Brown, 3 Días en Mayo cuenta un momento clave en la vida del planeta, en la que en Londres se decidió el futuro del orbe, y que de no haber sucedido tal y como Churchill lo impulsó, muy probablemente la guerra la hubieran ganado los nazis, y sin duda hoy este mundo sería totalmente distinto.

Dirigida por Lorena Maza, en codirección con Alberto Lomnitz, la obra atrapa de principio a fin. Primero por el tema, interesantísimo, después por el buen libreto, que sabe mantener la tensión, pese a que es fácilmente predecible (sobre todo si se sabe algo de Historia universal); pero sobre todo por el buen desempeño actoral.

Ocho buenos actores se transforman en los personajes de esta historia real, en la que los intereses, los puntos de vista, la herencia política, la idiosincrasia, incluso la moral y lo sentimental, van armando un rompecabezas lleno de intriga y emoción.

Sergio Zurita, Luis Miguel Lombana, José Carlos Rodríguez, Fernando Bonilla, Pedro Mira, Miguel Conde, Nicolás Sotnikoff y Juan Carlos Beyer dan cuerpo a aquellos hombres que durante tres días tuvieron en sus manos el rumbo de la guerra y el destino del planeta.

3 Días en Mayo termina hoy domingo su temporada en la Ciudad de México, en el teatro del Centro Cultural Helénico, pero ya anuncia una larga gira por muchas ciudades del país, en la que Héctor Bonilla suplirá a Lombana en el personaje del líder del partido conservador, Neville Chamberlain.

Hay hombres que marcan su tiempo, y hay otros, muy pocos, que trascienden más de su propia época, Churchill era precisamente de éstos últimos. 3 Días en Mayo es una buena oportunidad de conocer a esa gran figura de la política, la diplomacia, la guerra y la paz del mundo.