imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

  • Carlos Durón García

La Casa Blanca es la residencia oficial y principal centro de trabajo del presidente de  Estados Unidos. El proyecto fue ideado por George Washington y construido en 1790 bajo la dirección del arquitecto de origen irlandés James Hoban, en estilo Neoclásico. El presidente George Washington, junto con el arquitecto de la ciudad, Pierre Charles L’Enfant, escogió el sitio donde se construiría. Mediante un concurso se eligió al arquitecto, nativo de Dublín, que ganó la medalla de oro por la presentación del diseño que hoy conocemos. El diseño de la Casa Blanca se vio inspirado por la Leinster House (Dublín), y Castletown House (Celbridge), ambas siguiendo el estilo del Palladianismo. Como su nombre lo indica, es un edificio blanco localizado en la “Pennsylvania Avenue” Nº 1600 (Avenida Pensilvania) al noroeste del Distrito de Columbia. Proyectada durante el primer mandato de George Washington, el edificio fue inaugurado por John Adams en 1800. Formalmente, el edificio recibió los nombres de Palacio Presidencial, la Mansión Ejecutiva, hasta que el presidente Theodore Roosevelt en 1902 propuso al Congreso que adoptara oficialmente el nombre de “La Casa Blanca” La construcción comenzó con la colocación de la primera piedra el 13 de octubre de 1792, la misma fue puesta por el alcalde de Georgetown Pedro Casanova, un emigrante español de origen navarro. Un diario conservado por el comisionado de construcción del Distrito de Columbia registra que el basamento de la residencia principal fue excavado por esclavos. Los cimientos también fueron construidos por trabajadores esclavos. La mayor parte de otros trabajos en la casa fueron realizados por inmigrantes, muchos todavía sin la ciudadanía. La mayor parte del ladrillo y trabajo de yeso fue realizado por inmigrantes irlandeses e italianos. La construcción inicial se llevó a cabo en un período de ocho años, con un coste informado de 232 mil 371.83 dólares de la época (2.4 millones de dólares de 2005). Aunque todavía sin terminar, la Casa Blanca estaba lista para ser ocupada alrededor del 1 de noviembre de 1800. Cuando se terminó la construcción, las porosas paredes de piedra arenisca fueron cubiertas con una mezcla de cal, cola de arroz, caseína y plomo, dando a la casa su color familiar y su nombre. John Adams fue el primer presidente en establecer su residencia en la Casa Blanca el 1 de noviembre de 1800. Durante el segundo día de estancia le escribió una carta a su esposa Abigail, que contenía una oración para la casa. Adams escribió: Rezo al Cielo para que otorgue las mejores bendiciones a esta casa, y a todos los que en adelante la habiten. Ojalá que solo hombres sabios y honestos gobiernen siempre bajo este techo. El presidente Franklin D. Roosevelt ordenó que la bendición de Adams fuera esculpida en la repisa de la chimenea del salón de Cenas de Estado. Adams vivió en la casa poco tiempo, y pronto fue ocupada por el presidente Thomas Jefferson, que planeó agrandar la residencia. Con la ayuda de Benjamin Henry Latrobe, ayudó a proyectar el diseño de las Columnatas Este y Oeste, pequeñas alas que ayudaban a ocultar los edificios que albergaban las dependencias de lavandería, un establo y un almacén. Actualmente las columnatas Jefferson unen la residencia con las Alas Este y Oeste. Durante la Guerra de 1812, gran parte de Washington fue incendiada por las tropas británicas en venganza por la quema de los Edificios del Parlamento del Alto Canadá (actualmente Ontario), dejando la Casa Blanca en ruinas. El interior de la mansión quedó destruida, y solamente permanecieron las paredes exteriores, y tuvieron que ser derribadas y posteriormente reconstruidas debido al debilitamiento que causó el fuego y a la posterior exposición a los elementos, a excepción de porciones de la pared sur.