imagotipo

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

Carlos Durón García

La Antártida (del adjetivo latino antarcticus, y este a su vez del griego ‘opuesto al Ártico’; con la terminación -da, surgida en analogía con topónimos como Nueva Zelanda y Atlántida), también denominada Antártica en Chile o continente antártico, es el continente en el cual se encuentra el Polo Sur. La definición tradicional coincide con la definición política, en la cual la Antártida comprende los territorios al sur del paralelo 60° S, los que están bajo el Tratado Antártico. Atendiendo más a la geografía física, el límite estaría en la Convergencia Antártica, incluyendo entonces también a las islas Georgias del Sur, Sandwich del Sur, la isla Bouvet, el archipiélago de Kerguelen y las islas Heard y McDonald. Tiene una forma casi circular de cuatro mil 500 kilómetros de diámetro de la que sobresale una angosta península en forma de ese, proyectada hacia el extremo austral de Sudamérica. Conocido también como “sexto continente”, es, si se toma el nivel superficial sobre el nivel del mar actual promedio de su indlandsis, el continente más elevado de la Tierra, con una altitud promedio de dos mil metros sobre el nivel del mar. Alberga alrededor del 80 por ciento del agua dulce del planeta. Es también el continente con el promedio de humedad más bajo de la Tierra y el de temperatura promedio más baja. El punto más alto del continente es el macizo Vinson, con cuatro mil 900 metros sobre el nivel del mar. El monte Erebus es un volcán activo de la Antártida situado en la costa oriental de la isla de Ross. Su elevación es de tres mil 794 metros sobre el nivel del mar. La mayor parte de la Antártida se encuentra cubierta por un gigantesco indlandsis; el espesor promedio del hielo que cubre el continente es de dos mil 500 metros; el máximo espesor registrado es de cuatro mil 776 metros, en la Cuenca Astrolabio de la Tierra Adelia lo que equivale a casi cinco kilómetros de hielo sobre algunos lugares de la estructura rocosa de la Antártida. El indlandsis o casquete glaciar de la Antártida supone aproximadamente el 90 por ciento de la criósfera del planeta Tierra. En ciertas zonas, el manto glaciar supera ampliamente los límites del continente, formando extensas “barreras de hielo” permanente sobre las grandes bahías del océano Glaciar Antártico. Las más importantes son las barreras de Ross, de Ronne, de Filchner y de Larsen, aunque de esta última solo persiste la porción más austral denominada “Larsen C” —las secciones A y B de esta barrera colapsaron en 1995 y 2002, respectivamente, debido al incremento de la temperatura a lo largo de toda la península Antártica; a causa de este mismo factor, la sección C o supérstite de la barrera Larsen, entre 1996 y 2012, ha perdido en promedio cuatro metros de hielo en su parte sumergida y un metro en su parte emergida por lo cual probablemente también se licúe hacia 2020—. En ciertas zonas de contacto del límite exterior de las mencionadas barreras se forman zonas de aguas oceánicas superficiales relativamente cálidas, llamadas polinias. Este fenómeno se debe a la ascensión de las corrientes relativamente cálidas sumergidas en la Convergencia Antártica, que, al chocar con estas barreras, se encuentran forzadas a subir. Una de las polinias más conocidas es la que se ubica en el sureste del mar de Weddell. Ártico proviene del vocablo grieg ‘de la osa’, en referencia a la constelación boreal llamada Osa Menor, en la que se encuentra la estrella polar, que señala al Polo Norte, mientras que antarktikos significa ‘opuesto a la osa’; es decir, se alude al Polo Sur, que se encuentra ubicado en este continente. Se considera que quien primero utilizó el nombre Antárctica para denominar el entonces recién descubierto continente fue el cartógrafo escocés John George Bartholome en 1890. Sobre casi toda la superficie del continente impera el clima polar, donde la temperatura promedio del mes más cálido no supera los 0 °C. El clima llamado de tundra, donde el promedio del mes más cálido supera los 0 °C, se presenta solo en las zonas costeras más septentrionales, como en la península Antártica, islas adyacentes e islas subantárticas. La temperatura media de esta región es de -17 ° Celsius, y las temperaturas más bajas que se han registrado se han ubicado en la estación antártica rusa de Vostok, el 21 de julio de 1983, cuando el termómetro marcó -89,3 °C, y luego en 2013 en la base japonesa Domo Fuji (abreviado: Domo F) a 3786 metros sobre el nivel del mar bajó hasta los -91,2 °C,14 y poco después el 31 de julio de 2013 en un punto a poca distancia del Domo Argos en dirección al Domo Fuji se registró el récord histórico de menor temperatura de la Tierra con -93,0 °C,15 es decir: las temperaturas más bajas de la Antártida y de toda la superficie del planeta Tierra parecen ubicarse en el Domo Argos o en sus proximidades, es decir el Polo de frío del planeta Tierra se ubica precisamente en las regiones centrales
de la Antártida.