imagotipo

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

Ricardo Espinosa

Según el Inali (Instituto Nacional de Lenguas Indígenas) en nuestro país, hay 68 pueblos indígenas que utilizan 364 variantes lingüísticas para comunicarse.

El hecho es que los mexicanos (al menos yo) no estamos (no estaba) al tanto de que existe un Catálogo de Lenguas Indígenas, ni siquiera de que existe el Inali, así que menos estamos enterados del trabajo que hace, de los objetivos que persigue ni de la importancia que estos objetivos tienen para la marcha armónica de nuestro país.

En un “spot” (anuncio corto) radiofónico se da la dirección de correo electrónico del Inali (www.inali.gob.mx) para que uno lo consulte y se entere de esto que a primera vista podría parecer simplemente una curiosidad, pero que, al consultarlo (yo ya lo hice) se da uno idea de la gran importancia que reviste la diversidad étnica y lingüística que hay en nuestro querido México.

En el sitio en internet, dice la gente del Inali “la realidad lingüística del país es mucho más compleja de lo que en términos generales se ha creído hasta ahora. Además, ha resultado impreciso, al parecer desde siempre, el uso que se le ha dado al concepto lengua en torno a la diversidad lingüística mexicana; por ejemplo, a partir de la época virreinal, o quizá desde antes, se difunde la creencia de que los pueblos indígenas hablan “una sola lengua” -altamente uniforme en todos sus componentes-, sin advertir, las más de las veces, la existencia de distintas clases de variantes lingüísticas, explicables bien sea por razones geográficas, bien por causas genealógicas o sociales, como ocurre en todo el mundo”.

Pues sí señor. Imagínese si solo en el territorio nacional tenemos 364 formas diferentes de hablar, se me hace que la famosa Torre de Babel nos haría los mandados. Ahí mismo en el sitio electrónico se pueden ver las dimensiones de esta campaña publicitaria y se explica que el “spot” fue grabado y se difunde en 30 idiomas, incluyendo el español.

De hecho hay ahí un dispositivo que le permite escucharlo en tres variantes del náhuatl (muy diferentes entre sí), y también en otomí, en zapoteco, mixteco, tepehuano, huichol, tsotsil, mayo, maya, purépecha, tarahumara y muchos más.

El Inali clasifica nuestra diversidad lingüística en tres categorías: las “familias lingüísticas”, (11) que son conjuntos de lenguas cuyas semejanzas se deben a un origen histórico común, las “agrupaciones lingüísticas” (68) que son conjuntos de variantes lingüísticas comprendidas bajo el nombre dado históricamente a un pueblo indígena. (estamos hablando de pueblos como grupos de personas con factores de identidad común y no de poblaciones geográficas) y la otra categoría que es la de las “variantes lingüísticas” (364) que son formas de habla que presentan diferencias con otras variantes de la misma agrupación lingüística e implican para sus usuarios una determinada identidad sociolingüística diferente de la identidad sociolingüística de los usuarios de otras variantes.

Consultorio Verbal

comodijo2@hotmail.com

Monterrey, N. L.
PREGUNTA DEL PÚBLICO: Le molesto con lo siguiente; éstos, ésos, etc., he visto que usted los escribe acentuados, cuando van en lugar del nombre, ¿es correcto?, porque a mi entender no es necesario, toda vez que no existen estós, esós… ¿está de acuerdo? Pregunta José Morales Reyes.

RESPUESTA.- Este, ese, etc. se acentúan solo cuando van como pronombres y no cuando son adjetivos demostrativos. Este acento se llama acento diacrítico y es solamente para diferenciar los adjetivos demostrativos de los pronombres. No afecta la pronunciación de la palabra. EJEMPLO: Este libro es de ese señor y éste es de ése.

AHORA PREGUNTO: ¿Conoce usted las alcaparras? Entonces no tendrá problema para contestar acertadamente esta pregunta ¿Qué es la alcaparra?

a.- Es una variedad de la parra, que es la que produce las uvas.

b.- Es una planta cuya flor se usa como condimento o entremés.

c.- Son cierto tipo de anteojos.

d.- Es un árbol de fruto carnoso comestible.
RESPUESTA. b. La alcaparra es una planta de la cual el botón de la flor se usa como condimento o entremés.

Me retiro dejándole estos dos secretos para mantener vivo el matrimonio: 1.- Cuando estés equivocado, admítelo. 2.- Cuando tengas razón, cállate. ¿Cómo dijo? Hasta la próxima.