imagotipo

  • En la Cancha / Fernando Schwartz

Fernando Schwartz

El América decepcionó a su afición, pero para mí fue inteligente en el sentido de que si no consiguió un rival de alcurnia, no tenía que hacer un juego del Centenario. En octubre, ya con Champions en acción, eliminatoria mundialista y torneos locales en competencia era difícil traer un equipo que estuviera a la altura del reto, siendo mejor no organizar un partido patito y dejar pasar la ocasión con la premisa de mejor festejar este hecho con un título en esta liga, buscar la copa y sacarse la espina en el Mundial. Sé que la afición hubiera querido un juego, pero al no existir un rival de altura creo que la prudencia fue buena compañera de las Águilas.
EUFORIA EN EU

La mayoría de los equipos aprovechan frontera y popularidad para realizar sus juegos de pretemporada fuera de su país. Vayan en pre, con veinte cambios, con pruebas y nombres desconocidos, eso poco le importa a la noble afición que hace buenas entradas para ver de cerca a sus equipos, por más que los ídolos sean manejados a cuentagotas. Esa es la nobleza que da un producto de futbol mexicano que tiene dos mercados y esto resulta bien aprovechado sin duda alguna.
OTRO NEGOCIO

El campeón de campeones, el boleto de los ganadores de copa, aderezado ahora por los Balones de Oro, es otro producto más de la mercadotecnia del balompié mexicano en Estados Unidos. Al igual que Copa América Centenario, detrás de este proyecto que anexa los balones y que por segunda vez se da en Estados Unidos por iniciativa de Univisión, el brazo operador de Televisa en aquel país, lo cual a final de cuentas nos muestra que este poder afuera de las fronteras es de suma importancia ante el desvanecimiento de poder en territorio nacional. Tan es así que el Sábado Gigante desaparecido no ha podido ser cubierto con garantía de rating como ahora será con seis horas de futbol mexicano de 6 del Este de la Unión Americana a extender hasta la medianoche.
LINDEZA Y MEDIA

Alrededor del mundo el futbol da sorpresas y grandes  momentos, pero resulta que los de Europa nos enloquecen con Islandia y Leicester, siendo que cuando en el área se da con nuestras selecciones u equipos todo se minimiza al máximo y no se le da el gran reconocimiento por niveles a equipos de estas latitudes. Pienso que debemos apreciar también lo que tenemos cercano y no tan solo irnos con la finta de modas al otro lado del mundo, que si bien son grandes hazañas, no deben impedir que las nuestras no sean tomadas en cuenta.
GUSTAZO

Estar toda la semana en Río previo a los Olímpicos ha sido maravilloso. Trabajar con un grande de este negocio a quien conozco desde que se inició como Beto Latti es un privilegio que la vida me da. Porque reunirse después de muchos años en otro paraguas televisivo y trabajando ambos en el Sepia me llena de gusto y de felicidad por compartir los mismos valores periodísticos y visión del deporte. Además, aprendiendo de las damas en una hermosa semana compartida con Marion Reimers.
PREGUNTA: ¿América Centenario. Tres dos, uno. Ninguno?

HASTA EL PRÓXIMO SILBATAZO

Comentarios: fschwartz@oem.com.mx.

Twitter: fersch_4

PD.- Gracias Fox Sports. Más allá del oro.