imagotipo

  • Acordanza: Tere Ponce De León

  • Mucha presencia extraterrestre en el Tercer Congreso Internacional de Contactados CIRCAC, efectuado en la ciudad de Guadalajara, Jalisco

Nunca había asistido a un congreso igual, donde la realidad de los OVNIS se hizo presente en conferenciantes contactados por seres de otras dimensiones y de otras galaxias… Lo organizó CIRCAC que es el Centro de Investigación Rueda Cósmica, A.C. dirigido por el ingeniero José Luis Rueda.  El teatro Diana de la ciudad de Guadalajara, con capacidad para dos mil 345 personas estaba a reventar… Al Congreso, atraídas por el programa y los ponentes, asistieron personas de los lugares más alejados del mundo y de nuestro país –gracias al internet-. Allí estaba la chica que vino de Rusia, codo con codo con personas provenientes de Guatemala, de Canadá, de Perú, de Chile, de la costa de California de Estados Unidos, Costa Rica, de la Ciudad de México, de Chihuahua, de Chiapas, de San Luis Potosí, del Estado de México, de Hidalgo, Mex., de Colima, por nombrar algunas de las regiones que alcancé a escribir cuando los participantes, en la rueda de preguntas y respuestas que se suscitaba al final de cada conferencia, alzaban la mano, decían su nombre y de dónde provenían… ¿Quiénes son los contactados? Aquellas personas que han tenido alguna interacción con los extraterrestres, o a quienes los extraterrestres les dan mensajes para que los difundan entre la población… En esta ocasión hubieron nueve ponentes: seis mexicanos: Itzen Cann, el ingeniero Alberto Zecua, Jurlen y André Malak, Oruz Piliux y la sanadora jaliciense María Ángela García; una española: Sol Ahimsa y dos peruanos: Roberto Vargas y Giacomo R. Longato… Todos ellos con una vasta experiencia en el contacto con seres extraterrestres o del espacio… El contacto con los extraterrestres puede ser físico, cuando se aparecen y se comunican con el contactado telepáticamente… Según lo que capté de Itzen Cann, el fenómeno de la Telepatía no se realiza con la “mente”. No se trata de saber que “piensa” el otro. Se efectúa con el corazón. La telepatía atañe a las emociones, a la intuición y no a la razón. Itzen Cann la definió como “un sentimiento a distancia que tiene que ver con lo emocional y no con los pensamientos abstractos”. Por este sentimiento se perciben los mensajes como una imagen conectada con lo emocional. Dijo también que la telepatía es un lenguaje universal y es el cerebro que maneja la conciencia universal. Más tarde definió al corazón humano como un cerebro que rige el cuerpo energético y áurico… Los seres cósmicos, afirmó, se comunican por la telepatía y el mentalismo… Son seres de luz interdimensionales que nos unen con toda la vida que hay en el Universo… Estos seres cósmicos se dividen en dos tomando como base su esencia. O son de polaridad positiva o son de polaridad negativa… Para esta muchacha joven, (le calculé unos cuarenta años), de facciones atractivas y cuerpo espigado, la vida entera en todo el universo pertenece a estas dos polaridades: la negativa o la positiva… Solo nosotros los humanos conjuntamos en nuestro cuerpo las dos polaridades y por ello podemos actuar como seres creadores y de luz o como seres destructivos y de sombra… Pero ¿existen seres con vida inteligente en el universo? El ingeniero Alberto Zecua, a quien desde hace cuarenta años le hablan los seres del espacio, puso en la pantalla un foto astronómica de una pequeñísima región de Universo. Señaló las estrellas jóvenes; las ya medianamente maduras, como nuestro Sol y las estrellas nuevas… Cada estrella tiene su propio sistema solar de cuatro, ocho, 12 o más planetas de los cuales uno de ellos al menos, está habitado, para concluir que” vivimos en un vecindario galáctico como el si fuera un edificio del Infonavit”… Y de esta aseveración partió para explicar cómo estos seres del espacio prepararon al planeta Tierra para el experimento humano… Nosotros por tanto, venimos de algún sistema planetario lejano… Aquellos seres del espacio que trajeron la vida humana a la Tierra previamente se llevaron a los dinosaurios que vivieron en este planeta 160 millones de años y no desaparecieron por la “pedrada” que cayó del cielo y colisionó con la Tierra cerca de Chicxulub, Yucatán… En nuestro planeta, quedaron algunos ejemplares vivos de los dinosaurios, en la región de Monterrey, en la laguna de Catemaco y en las Grutas de García… Otra evidencia, para el ingeniero Zecua es el Monstruo del Lago Ness, en Escocia, Gran Bretaña… Zecua afirmó que los humanos de ahora somos la quinta raza que poblamos la Tierra y que los extraterrestres nos trajeron a ésta con el fin de que tuviéramos un aprendizaje para desarrollar la conciencia… Durante su participación habló también de la exobiología o biología del espacio de los seres que vienen de Rigel, Maia, Arturus, Merope, Andrómeda, Lira, Titán, Luna, a miles de años luz de aquí… Cada habitante de estas regiones espaciales tiene características diferentes: los hay tímidos como los llamados “grises”, otros altos de dos metros, delgados y con ojos azules, pero todos los extraterrestres son mucho más civilizados que nosotros… Ellos están preparando, según Zecua, la sexta raza que poblará nuestro mundo, porque ya se ha cumplido el ciclo de 6666 años en que tarda el planeta Hercolubus o Nibiru, o Ajenjo en la Biblia; o Planeta X, en volverse a acercar a nuestro sistema solar, provocando numerosos fenómenos en nuestro mundo que cambiarán su morfología y harán que nuestra raza desaparezca… Pero… ¡Helás! se acabó el espacio de esta columna.. Deo volente, continuaré la próxima semana con la reseña de este insólito congreso…