imagotipo

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

  • Las polainas de Polonia y otros casos

Si las polainas vienen de Polonia y las corbatas de Croacia, entonces ya no se me hace raro que un auto alemán se llame Mercedes ni que haya una prenda militar llamada Ros, por el general Antonio Ros de Olano, escritor y político español del siglo XIX que dicen que fue el que la inventó.

Le estoy hablando de epónimos que son palabras derivadas del nombre de un personaje o de un lugar que es lo que le da nombre. ¿Me entendió? Es muy fácil. La palabra “cristiano”, por ejemplo, es un epónimo porque se deriva de Cristo, que es el personaje que le da nombre. Tan sencillo como eso.

Mucho me llama la atención la salsa bechamell que algunos llaman bechamela y otros besamela con lo cual –al menos en México- se da lugar a muchos albures que son expresiones picarescas relacionadas con el deseo sexual. La salsita mencionada tiene un nombre epónimo porque se deriva de don Louis de Bechamell, marqués de Nointel que aparte de su chamba como financiero y camarero de Luis XIV, rey de Francia, ocupaba las tardes de los domingos a practicar su deporte favorito, que era inventar salsas para no aburrirse.

Aquí le tengo varios costales de epónimos que usamos en nuestro lenguaje cotidiano, por ejemplo, el de la barra Cardán que es un dispositivo mecánico consistente en dos aros giratorios articulados en dos ejes.

Si usted tiene coche puede estar seguro que en él (en el coche) hay una barra Cardán que es el dispositivo básico de la transmisión, porque sirve para transmitir el movimiento generado precisamente por el motor a las ruedas del vehículo.

Otro epónimo que está en el auto es el carter que es una caja que protege o cubre a varias piezas, y las lubrica, porque es donde se deposita el aceite que le ponemos al auto para que pueda funcionar regularmente. Originalmente el carter era el cubrecadena de la bici, porque su función era proteger esa pieza -la cadena- que viene siendo el equivalente a la transmisión en un auto. En la bici la cadena transmite la fuerza generada por el ciclista al pedalear.

Otro epónimo es la palabra cicerone que es como se les llama a los guías de turismo, porque se supone que tienen la facundia de Marco Tulio Cicerón, renombrado orador latino que vivió como cien años antes de Cristo. ¿Y la facundia, qué es? La facilidad para hablar y explicar algo con palabras.

También hay epónimos falsos como el que asegura insistentemente que el nombre de la operación cesárea viene del de Cayo Julio César, que dizque al nacer traía un problema y no podía salir, hasta que le cortaron la panza a su señora madre para sacar al bebé.

Ésa es una leyenda como hay muchas. Lo que pasa en realidad es que la palabra cesárea se deriva del latín cissus que quiere decir “cortado”.

Consultorio Verbal

Comodijo2@hotmail.com
PREGUNTA DEL PÚBLICO: Jorge González ¿Cuál es la razón para que casi no se use la palabra poetisa?

RESPUESTA: El uso frecuente o no de una palabra depende de la costumbre. No puede atribuirse a una causa específica.
AHORA PREGUNTO: Desde tiempos inmemoriales se conoce la palabra genciana. ¿Ya sabe usted qué es la genciana?

a.- Una forma de adivinar el futuro

b.- Una constelación

c.- Una planta

d.- Una especie de blusa
RESPUESTA c. La genciana es una planta que se aplica para usos medicinales y para elaborar licores aperitivos.

Colmo para terminar: Era tan tonto que creía que una hipoteca es una discoteca para hipopótamos. ¿Cómo dijo? Hasta la próxima.