imagotipo

  • Acordanza: Tere Ponce De León

  • En el Tercer Congreso Internacional de Contactados CIRCAC, de Guadalajara
  • El Ing. Alberto Zecua predice el fin de las dos terceras partes de la humanidad y una nueva raza de terrícolas: la Dorada

Una nueva raza de humanos, la Dorada; el fin de las dos terceras partes de la humanidad actual y cambios geofísicos profundos en la Tierra -inundación de gran parte de las costas de los continentes, actividad volcánica inusual, temblores de tierra, desastres naturales y violencia entre las naciones-fueron las predicciones que le han transmitido los seres del espacio al  ingeniero Alberto Zecua, cuando participó con el tema “El tiempo de la verdad” en el Tercer Congreso Internacional de Contactados Guadalajara CIRCAC 2016,  efectuado en el Teatro Diana de la Perla Tapatía, el 9 y 10 de julio del presente año…Todo el tiempo el público, conformado por dos mil y pico de personas, interactuó a través de preguntas y respuestas con los ponentes, en las dos sesiones de 12 horas por día, -de las 10 de la mañana a las 10 de la noche- con solo dos horas para comer….De entre todos los ponentes fue el ingeniero Zecua el que tuvo una mayor impacto en el público… Al final de sus disertaciones, la gente se arremolinaba en torno a él para pedirle autógrafos, tocarlo, y recibir su bendición como su fuera un profeta o un iniciado -aunque él mismo había dicho repetidamente: “soy un hombre como cualquier otro”-.  Su popularidad, que sólo he visto en las estrellas de rock después de concierto, me llamó mucho la atención. Zecua, un hombre de setenta años, regordete, de hablar pausado pero con una simpatía que llega al corazón, habló de  los seres del espacio con quienes dialoga telepáticamente desde hace cuarenta años. Éstos le han dicho que se avecina un cambio sustancial en el Planeta debido a varios fenómenos, unos de ellos astrofísicos, como el hecho de que se acerca a nuestra sistema solar un planeta enorme (varias veces más grande que Júpiter) que está entrando por las órbitas de Saturno y Júpiter. El planeta se acerca a nuestro sistema cada 6666 años, y produce fenómenos  físicos en ella que cambian sus conformación totalmente… Otro hecho es la radiación que nos llega del Universo, pues nuestro sistema solar -que forma parte del sistema estelar de las Pléyades-,  se va desplazando hacia el sistema de Sirio -un sistema solar de sistemas solares-,  y ha entrado en la zona de radiación de la estrella llamada Alcione…Estos eventos, combinados con los hechos que se generan en nuestro propio planeta, como la violencia que se padece en el mundo; las guerras declaradas, sean terroristas o tradicionales; los fenómenos telúricos, como la activación de volcanes anteriormente inactivos, los temblores de tierra; los cambios climáticos, el nacimiento de un volcán en el Estado de Aguascalientes; la erupción del Popocatépetl; el aerolito de metal que caerá en la zona del Caribe muy cercana a Miami y las Antillas, y la Tierra que detendrá su movimiento de rotación por tres días, provocarán que las dos terceras partes de la humanidad perezca. Sólo podrá salvarse una tercera parte con ayuda de los seres del espacio, a quienes podremos avistar en esos días pues estacionarán sus naves sobre las principales ciudades del mundo para salvar a los hombres (pero no a todos, sino a los que tengan una aura astral poderosa producida por su actuar con conciencia)…. Los seres del espacio tienen una nave nodriza de 6 a 9 kilómetros de longitud estacionada cerca de los asteroides…En la Tierra, en diversas partes del mundo y en nuestro país tienen asimismo bases…Por ejemplo: en el fondo del lago de Chapala, Jalisco; en Chiapas,  en Nuevo León, cerca del volcán Popocatépetl…¿Será el fin de la humanidad? Se le pregunta a Zecua… Y éste explica: No; será uno de tantos fenómenos naturales por los que ha pasado la Tierra así como las razas humanas que lo han habitado y que hasta el momento han sido cinco: la de los Protoplasmáticos fue la primera: la Hiperbórea, la segunda; la Lemuria, la tercera; la cuarta fueron los Atlantes y la quinta, a la cual pertenecemos, la Aria… A los seres del espacio se les ha encargado hacer la sexta raza, que se llamará Dorada, compuesta por personas que no enfermarán nunca y podrán vivir de ochocientos a novecientos años… De hecho en sus naves ya tienen los primeros “ejemplares” de esta nueva raza humana, jóvenes como de 16 años de edad hijos de padres que los extraterrestres se llevaron de nuestro planeta y modificaron su ADN en sus laboratorios que tienen cerca de Monterrey…. “Los seres del espacio nunca se enferman, nosotros nos enfermamos por nuestra manera de pensar y de actuar” dijo y afirmó que también nosotros podemos ser “seres inmortales” toda vez que activen nuestros poderes y energía… Cuidando nuestros campos de energía con ejercicios de cara al Sol hacemos que nuestra aura se vuelva más brillante. Los seres del espacio, concluyó, nos han ayudado mucho, pero no hemos valorado los hombres todo lo que han hecho por nosotros… En el Congreso tomaron parte: Itzel Caan con una ponencia sobre “Evidencia Arqueológica de los seres Cósmicos y la Telepatía”: la española Sol Ahimsa con “Lo que aprendi de mis contactos con seres de otros mundos”; Jules Malak habló sobre “Viajando a Casa. Los procesos de Cambio. Las energías y nuestra conciencia; Oruz Piliux dio a conocer su experiencia en una ponencia que tituló “Cómo me enteré que vengo de las Pléyades”… El peruano Roberto Vargas de la Gala habló sobre su “Contacto con los extraterrestres del planeta APU. El ADN; el Seti biológico”; Giacomo R. Longato -peruano también- sobre “La presencia extraterrestre, una realidad emergente”; André Malak, mexicano, sobre “Renacer. El pulsar de la luz interior” y la sanadora María Angela García sobre “La evolución y el tiempo de los cambios”……