imagotipo

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

Santa María del Tule es una población del Estado mexicano de Oaxaca, famosa por albergar el Árbol del Tule, un gigantesco ahuehuete de más de dos mil años de antigüedad. La fiesta patronal con más concurrencia es la que se efectúa del 13 al 24 de agosto, estas festividades son en honor a la Virgen de la Asunción de María. Dentro de las actividades se empieza con un recorrido por las calles de la comunidad, acompañados de la banda de música filarmónica del municipio, a este recorrido se le llama calenda. De igual forma el segundo lunes de octubre se lleva a cabo la festividad en honor al árbol del Tule. También el dos de febrero se festeja la mayordomía en honor a la Virgen de la Candelaria, a un costado del árbol se instalan, de manera provisional, una gran cantidad de puestos que ofrecen diversos alimentos, bebidas y recuerdos alusivos al árbol como postales y llaveros. La fiesta es un despliegue de fuerza espiritual, da alegría, que tiene como fin, fortalecer los lazos sociales y adquirir y refrendar la identidad. El Árbol del Tule es el árbol con el diámetro de tronco más grande del mundo. Es un ahuehuete (Taxodiummucronatum) con una circunferencia de aproximadamente 58 metros y una altura de 42 metros. Con un diámetro de 14.05 metros, se estima que serían necesarias al menos 30 personas con las manos entrelazadas para poder abarcar su tronco y en su sombra caben aproximadamente 500 personas los lugareños le han encontrado diferente formas al tronco como son de duende, cocodrilo, delfín, cabeza de venado, entre otras Su volumen se calcula en unos 816 mil 829 metros cúbicos, con un peso de aproximadamente 636 toneladas, cuando en 1996 se inició el corte de la madera inerte se produjeron 10 toneladas. Se localiza en el atrio de la iglesia de Santa María del Tule en Oaxaca, México, aproximadamente a 12 kilómetros de la capital del Estado, Oaxaca de Juárez, sobre la carretera a Mitla. Su edad real es desconocida, pero según estimaciones es de más de dos mil años. En 1990 varias noticias y reportes indicaron que la salud del Árbol del Tule estaba gravemente amenazada por el tráfico, la contaminación y la falta de protección. Según estas noticias, el arqueólogo John Paddock, experto en Oaxaca, afirmó entonces que el árbol no viviría más de 50 años si no se tomaban medidas urgentes para su protección. En noviembre de 2011 una empresa española realizó un informe técnico sobre la salud del árbol. En él se indica que la salud general es buena, pero también se hacen varias recomendaciones y acciones a tomar para proteger este árbol único en el mundo. Para su conservación y protección, este majestuoso árbol no sólo ha sido reconocido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) como el ahuehuete más grande del país, sino que fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en el 2003. El Árbol del Tule está enfermo y puede caer. Advierte ambientalista ,el longevo árbol está en riesgo necesita ayuda tenemos que prolongarle la vida cambiando las técnicas que se están utilizando dado que son equivocadas por que se aprecian sus ramas secas nadie se ha preocupado por la explotación a su alrededor puesto que han saqueado el líquido vital y haciendo perforaciones profundas, se ha planteado un programa de rescate total que incluye crear un grupo de ingenieros con experiencia no en manos ineptas en el tema porque hay que limpiarlo matarle los hongos, bacterias y hacerle una poda sanitaria ya que las plagas y enfermedades han hecho hendiduras en el árbol, los patógenos pueden acabar con su vida a corto o mediano plazo. Se requiere de una intervención integral, precisa y efectiva de las autoridades, la comunidad y visitantes para ayudar a su conservación ya que es un árbol único en su especie. La leyenda zapoteca sostiene que fue plantado hace unos mil 400 años por Pechocha, un sacerdote de Ehécatl, dios del viento. Otra leyenda dice que algunos líderes de las grandes naciones se reunieron y decidieron separarse en 4 grupos, dirigiéndose a los cuatro puntos cardinales y en cada uno plantaron ahuehuetes, el gran Tule sería uno de ellos. Se tiende a afirmar que su ubicación es un sitio sagrado, ocupado después por la Iglesia. “Tule” significa ‘Árbol de iluminación’. Una de las características principales del árbol del Tule es que en ella los habitantes de la población han encontrado diferentes tipos de figuras como: la cabeza del venado, la cabeza del león, un elefante, cocodrilo, entre muchas otras figuras, que son enseñadas a los turistas por los niños de la comunidad que llegan a aprender el inglés para poder brindarle un mejor servicio.