imagotipo

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

Cuando oí hablar por primera vez de un pozo artesiano, me imaginé que algo tenía que ver con los artesanos, esos señores (también señoras y niños) que hacen muy diversos objetos trabajados principalmente con las manos y sin valerse de máquinas o por lo menos sin que el proceso de fabricación sea totalmente
mecánico.

Esos son los artesanos que fabrican las llamadas artesanías por la misma razón y que compramos cuando andamos de viaje y casi siempre terminan andando luego por ahí en la casa sin que podamos encontrar fácilmente un lugar donde ponerlas.

El pozo artesiano se llama así por una razón muy diferente. Bueno, pero antes dígame qué es un pozo artesiano, exclamará usted. Pues es un pozo profundo para sacar agua y se hace de tal manera que la misma presión natural del agua haga que ésta brote con cierta fuerza y sin necesidad de bombeo. Eso es un pozo artesiano y se llama así por la región francesa de Artois, en donde había muchos pozos de ese tipo en la Edad Media. Entonces ahora, decir pozo artesiano es como decir “un pozo como los de Artois”.

Quiero señalar –volviendo al tema de los artesanos- que esa palabra (artesano) se ha desvirtuado un poco y parece dar idea de un campesino, pobretón y humilde que aprende desde niño a hacer por ejemplo jarros, o muebles, o algún otro objeto de ese tipo y anda viajando por todo el País tratando de venderlos y a quien todo el mundo por costumbre le regatea el precio.

Además se hace una clasificación algo discriminatoria cuando se establece una diferencia entre artesano y artista y de ahí surge naturalmente la pregunta ¿Y qué es un artista? Eso ya es algo más complicado porque para definir a un artista habría que definir antes lo que es el arte, lo cual no es empresa fácil.

Según el Diccionario de la Lengua Español el arte es una manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.

Esta definición cojea por todos lados, pero es que –créame- es casi imposible hacerlo de otra manera.

Dice que el arte es una manifestación personal, aunque hay también arte colectivo y eso ya no es tan personal. Pero además la clasifica como desinteresada. ¿Hasta qué punto era desinteresada la obra de un artista como Picasso o como Dalí? ¿Cuántos y cuáles artistas se expresan artísticamente sin interés? ¿Estamos hablando de interés económico o de qué otro tipo? Miguel Ángel decoró la Capilla Sextina por encargo del papa Sixto IV, precisamente por eso se llama Sixtina, aunque originalmente era la Capilla Palatina. Pero si fue por encargo quiere decir que hubo un pago de por medio.

Todas esas preguntas acerca del interés de un artista al realizar sus obras son casi imposibles de contestar porque la creación artística está fundamentada en valores muy subjetivos. Es decir ¿hasta qué punto le movió al artista el interés por el dinero y hasta qué punto el interés por expresarse, por sacar a la luz sus anhelos, sus complejos, sus sentimientos más ocultos? Son preguntas sin respuesta y sin respuesta se quedarán.

Consultorio Verbal

Comodijo2@hotmail.com
PREGUNTA DEL PÚBLICO: ¿Cómo es
correcto decir o escribir “la orden del día” o “el
orden del día”? pregunta William Herrera.
RESPUESTA: Es muy común que se diga “la orden del día” pero lo correcto es “el orden del día” porque es precisamente el ordenamiento de tareas y discusiones que harán al celebrar una junta o reunión.
AHORA PREGUNTO: “Víctimas del esplín los altos lores” dice entre otras cosas la poesía “Reír Llorando” de Juan de Dios Peza. La
pregunta es
¿Qué es el “esplín”?

a.- Dolor de cabeza

b.- Fiebre alta

c.- Melancolía

d.- Convencionalismos sociales
RESPUESTA c. La palabra esplín viene del inglés “spleen” y se refiere a melancolía o tedio de la vida.

Sentencia realista para terminar: A medida que avanza una discusión, retrocede la verdad ¿Cómo dijo? Hasta la próxima.