imagotipo

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

Eadward Muybridge y el zoopraxiscopio: Corría el año 1872, y Muybridge, ya asentado en la ciudad californiana de San Francisco, recibía el desafío del Gobernador del Estado, Leland Stanford, para zanjar, de una vez por todas, un enigma que era origen de acalorados debates en la época. Entre los aficionados a la equitación se discutía si los caballos, al trotar, levantaban en algún momento sus cuatro patas del suelo al mismo tiempo o si siempre mantenían alguna de ellas en contacto con la tierra. El ojo humano no podía captar el fluido movimiento del animal como para llegar a una conclusión definitiva. Por ello, Muybridge, experto fotógrafo, ideó una forma para generar un conjunto de imágenes sucesivas que permitieran un registro detallado de los movimientos del caballo. En una pista de carreras instaló muchas cámaras en distintos lugares, las cuales tomaban una fotografía cada una, mediante dispositivos que se activaban con el paso del caballo por los diferentes puntos. De esta manera, logró crear una serie de imágenes que, al mostrarse en secuencia muy rápidamente, se ponían en movimiento. Al examinar la secuencia en cámara lenta pudo, al fin, determinar que, efectivamente, había un momento en que las cuatro extremidades del caballo se separaban completamente del suelo. La investigación psicológica se ha beneficiado, a lo largo de la historia, de los aportes que ha hecho la tecnología de captura de imágenes, tanto fijas como en movimiento. En 1939, el Dr. Gesell le ofreció una nuez a una ardilla gris que se acercó, juguetona, a la ventana de su casa. Segundos después, la ardilla enterraba la nuez en el jardín y,transcurridos solamente otros pocos instantes, un pájaro azul picoteó la tierra, para robarla y volar rápidamente y guarecerse, al fin, en un gran árbol cercano. Esta observación cotidiana se plasmó en un comentario de menos de una página, el cual fue publicado en la prestigiosa revista Science (Gesell, 1939).¿Acaso Gesell intentaba dar cuenta, y a la vez reflexionar, sobre el principio de la “permanencia del objeto”, que había estudiado meticulosamente en un gran número de niños pequeños, entre los ocho y los 12 meses de edad, en su laboratorio de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut? La noción de permanencia del objeto se desarrolla en la edad citada y se refiere a la capacidad que tiene el niño de suponer que un objeto permanece o “está allí”, a pesar de haber sido escondido, quedando fuera de su vista. Lo anterior ha permitido estudiar los detalles del comportamiento humano, así como de especies no humanas, con el fin de describir sus acciones y establecer patrones de conductas en distintas etapas del desarrollo. Eadweard Muybridge, fotógrafo y precursor de la cinematografía, y Arnold Gesell, psicólogo y médico pediatra, fueron pioneros del uso de esta técnica, en ámbitos un tanto distintos, pero relacionados entre sí. Asimismo numerosos investigadores en la historia de nuestra ciencia, se han visto influidos por sus aportes. En este contexto, la cámara de Gesell es una habitación acondicionada para permitir la observación con personas. Está conformada por dos ambientes separados por un vidrio de visión unilateral, los cuales cuentan con equipos de audio y de video para la grabación de los diferentes experimentos. La cámara Gesell fue concebida como domo por el psicólogo y pediatra estadunidense Arnold Gesell para observar la conducta en niños sin ser perturbado o que la presencia de una persona extraña cause alteraciones. En las películas y en la vida real es común el empleo de la cámara Gesell para observar la conducta de sospechosos en interrogatorios o bien para preservar el anonimato de testigos. En investigaciones policíacas se emplea frecuentemente. En algunos países también se utiliza para tomar declaración judicial a los niños. Esta cámara es utilizada esencialmente para el análisis de conceptos teórico-prácticos en áreas como Psicología, Medicina, Educación, Marketing y Desarrollo humano. En la formación de psicólogos es utilizada para su entrenamiento en procesos de evaluación psicológica, generalmente primero el docente (psicólogo) modela con un caso real su uso apropiado, luego pasan dos estudiantes uno hace de paciente y otro de evaluador, recibiendo retroalimentación del docente.