imagotipo

  • Mar de Penas (ajenas) : Java

Me encontré al maestro Gonzalo Correa domingueando en las calles de la colonia San Rafael, con destino a Sullivan… No, no iba en busca de muchachas de ocasión, sino al
Jardín del Arte.

Gonzalo, además de estupendo actor, es un ídem pintor apasionado del paisaje y la fiesta taurina. Sus lienzos proyectan vigorosas pinceladas de sensibilidad y color.

Y estábamos en plena charla, cuando, siempre ataviado elegantemente, de corbata y pañuelo asomándose del bolsillo superior del saco, soltó:

-¿Quién crees que debutará como actor en mi Don Juan Tenorio?

-¿Quién?, me atrapó la curiosidad de inmediato.

-¡El padre José de Jesús Aguilar!, reveló entusiasmado.

El maestro Correa recién rebasó los 50 años ininterrumpidos llevando a escena la inmortal obra de José Zorrilla, y ya se encuentra preparando su edición 2016, con el padre Aguilar interpretando el papel de Don Diego Tenorio, es decir, el papá del protagonista.

Sí, es el mismo padre que vemos en Azteca, Televisa, el Once o en cualquier televisora, pues él no tiene exclusividad con ninguna empresa, sino con Dios.

Lo que causa pena (ajena) es el papelón que hicieron nuestros pésimos futbolistas en la olimpiada de Río. De pena y de risa. Otra vez me pregunto: ¿No les da vergüenza?

Y más pena todavía, el tropiezo de nuestras cartas fuertes para
medalla.

Horror.