imagotipo

  • Acordanza: Tere Ponce De León

Hubo cambio del Consejo Directivo del Colegio de Ingenieros Ambientales de México, A.C. hace unos días. Los ingenieros ambientales escogieron el alcázar del Castillo de Chapultepec para llevar a cabo la renovación de sus dirigentes e invitaron al secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael
Pacchiano a tomarles la protesta de rigor… La nueva mesa directiva está conformada por Julio C. Valdivieso Rosado como presidente; José Alberto Cruzado Martínez, vicepresidente; Giselle Cadena Villa, secretaria; Heriberto Bárcenas Ramírez, Tesorero; y los vocales: Miriam G. Rodríguez Rosales, de Excelencia Académica; Guillermo Ortega Cárdenas: de Desarrollo Normativo; Rafael Garibay Orozco, de Gestión Profesional; Conrado Martínez Suárez, de Premios y Reconocimientos; Ana Cristina Meza Reynosa, de Comunicación Social; José C. González Camacho, de Relaciones Nacionales e Internacionales y Martín Salas Martínez, coordinador de vocales, secciones y delegaciones… En su discurso, el titular de la Semarnat dijo cosas muy interesantes al reconocer la importancia de contar con la opinión de peritos certificados en temas como calidad del aire, agua, residuos sólidos y peligrosos, cambios climáticos y conservación, como son todos los miembros de este colegio; y reconoció su trabajo en el apoyo de las metas que se ha propuesto el gobierno de Peña Nieto en la materia, sobre todo en lo que se refiere al cambio climático y a la conservación de la biodiversidad, los cuales están vinculados, ya que al detener la pérdida de la biodiversidad se pueden enfrentar mejor los impactos de un clima que conlleva fenómenos meteorológicos extremos… En materia de conservación, México cuenta con 177 áreas naturales protegidas, de las cuales, al inicio de la administración de Peña, solo 67 tenían un plan de manejo publicado. En los últimos tres años se han publicado 39 planes de manejo y al día de hoy 106 áreas naturales protegidas ya cuentan con este instrumento indispensable para su cuidado… Hizo hincapié en la creación de la Gendarmería Ambiental, garante de que en las áreas naturales terrestres se combatan de manera preventiva las principales amenazas que afectan los recursos naturales como pueden ser la tala ilegal, las invasiones o el tráfico de especies… Por su parte, el ingeniero Julio Valdivieso aseguró que su gremio cuenta con las herramientas y los conocimientos para enfrentar los desafíos que se presentan en el día a día, combinando todas las ciencias para ofrecer la técnica operativa al servicio de México… Y cambio de tema… Alicia Albornoz me envió un artículo firmado por el periodista Luis Esteban G. Manrique en el que éste da antecedentes familiares del nuevo presidente del Perú Pedro Pablo Kaczynski, quien apenas tomó posesión el pasado mes de junio. Resumo lo que escribe Manrique: “procede de una dinastía judía afincada en Berlín hasta el nazismo. En ella se entremezclan científicos, economistas, banqueros y espías. Sus miembros se exiliaron en varios países. El padre de PPK, médico prestigioso, escogió la Amazonía…Hay personas cuyas vidas, y su forma de afrontar las adversidades, reflejan con exactitud el espíritu de la época que les tocó vivir. A esa categoría pertenece la familia del nuevo presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski… Fue el padre del presidente, Max Kuczynski Schlesinger (Berlín, 1890-Lima, 1967), el que se vio obligado a dar ese salto para escapar de los nazis. Eminente médico de la aristocracia askenazí, se refugió en Perú y allí prosiguió sus importantes estudios sobre enfermedades tropicales… Los abuelos paternos del presidente peruano nacieron en Poznan, una ciudad polaca o prusiana según los vaivenes de las guerras centroeuropeas, y se mudaron a Berlín en 1890. Ese año nació Max Kuc­zynski, quien se doctoró en Ciencias Naturales y en Medicina. Participó en la I Guerra Mundial como médico y capitán del Ejército alemán en Rumania y Turquía. Al acabar la contienda, la Universidad Humboldt de Berlín lo envió a la Unión Soviética para establecer facultades de Medicina en Minsk y Omsk, en Siberia. Más tarde, en 1929, desarrolló en Brasil, con un equipo de médicos locales, una vacuna contra la fiebre amarilla que aún se encuentra en uso. Pero su ascendente carrera académica se truncó en septiembre de 1933, con la aprobación de las primeras leyes antisemitas del III Reich. Kuczynski fue expulsado del Instituto de Patología que dirigía en la Universidad de Berlín. En el expediente original de inscripción de Max Kuczynski de la Universidad de Berlín figura que profesa la religión evangélica. La hoja fue tachada después con la palabra “Juden” escrita a mano y en letra grande. No se sabe si Kuc­zynski se convirtió al protestantismo o solo lo puso para sortear obstáculos en su carrera académica. La ambivalencia era parte del enorme precio psicológico que los judíos alemanes tenían que pagar por su éxito…Las leyes nazis le obligaron a huir…Max Kuczynski, optó por seguir en París su carrera científica tras abandonar Berlín. En 1935, el padre del presidente peruano recaló en el Instituto Pasteur. En la capital francesa conoció a Madeleine Godard Monod, profesora de Literatura de la Universidad de Ginebra y
descendiente de una familia de
banqueros hugonotes, fundadores de Banque Paribas. Madeleine, por cierto, era tía materna del director de cine suizo Jean-Luc Godard…El matrimonio Kuczynski Godard llegó a Lima en 1936, después de que Max fuera contratado por Enrique Paz Soldán, miembro de una familia de intelectuales y médicos, para trabajar en el Instituto de Medicina Social de la Universidad de San Marcos y, posteriormente, en el Ministerio de Salud. La ayuda de Paz Soldán fue crucial para que Kuczynski sorteara la prohibición de visados que el Gobierno de Óscar R. Benavides, un admirador de Franco, ordenó contra republicanos españoles, izquierdistas y judíos, que para él eran indistinguibles. Max comenzó a firmar como Maxime y adoptó como segundo apellido el de su esposa, un cambio que PPK atribuye a que “no era popular tener un nombre alemán” en esa época… Nombrado en 1938 responsable de la salud pública de la Amazonía peruana, Maxime decidió hacerse cargo personalmente de la leprosería de San Pablo, a 350 kilómetros al norte de Iquitos, la capital amazónica. Con él se llevó a su familia. Si aún hoy es difícil llegar a San Pablo, en los años treinta del siglo pasado era uno de los lugares más remotos imaginables. Allí pasó su infancia el nuevo presidente peruano, que recuerda los viajes en “peque-peque”, un pequeño bote de motor…En San Pablo los enfermos vivían como reclusos por el temor al contagio. Maxime arrancó la alambrada que los aislaba. En esos años exploró la selva, convirtió la leprosería en una colonia agrícola y prosiguió sus estudios etnográficos y patológicos… PPK y Michael, su hermano menor, recuerdan que su padre domesticó un mono para que le trajera fruta. Años más tarde, en 1952, un joven médico argentino, Ernesto Guevara, visitó San Pablo en su viaje desde Buenos Aires a Caracas, un episodio que retrata la película “Los diarios de la motocicleta”… Con Paz Soldán, Kuczynski escribió dos libros –La selva peruana y su colonización (1939) y El pensamiento arcaico-mítico del campesino peruano (1947)– en los que criticó “la domesticación” de los nativos por los colonos y la destrucción de los bosques. Sus ideas izquierdistas lo acercaron al fundador del Partido Aprista, Víctor Raúl Haya de la Torre, un político reformista del que terminó siendo gran amigo. En 1948, tras el golpe militar del general Manuel Odría, Maxime fue acusado de actividades subversivas y encarcelado durante casi un año en Lima. La experiencia fue traumática para el padre de PPK, que abandonó la relación con el Ministerio de Salud…Maxime murió en Lima a los 77 años, la misma edad… Ya elegido, el presidente aludió a la herencia de su padre. “Forjó en mí”, dice en su Facebook, “una vocación de servicio por el prójimo”. Algo que, seguramente, va a necesitar en esta etapa”, concluye el periodista.