imagotipo

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

Francisco Ignacio Madero González fue un empresario y político mexicano. Su proclamación en contra del Gobierno de Porfirio Díaz suele considerarse como el evento que inició la Revolución mexicana de 1910. Durante este conflicto, Madero fue elegido presidente de México, cargo que ejerció desde el 6 de noviembre de 1911. Poco más de un año después, en 1913, fue traicionado y asesinado (22 de febrero de 1913) junto con el vicepresidente José María Pino Suárez, como resultado del golpe de estado (la llamada Decena Trágica) dirigido por Victoriano Huerta.  Nació en la hacienda “El Rosario”, en Parras de la Fuente, en el estado de Coahuila, el 30 de octubre de 1873. Hijo de Francisco Madero Hernández y de Mercedes González Treviño, nació y creció en el seno de una familia acomodada, dueña de haciendas, minas y varios negocios. Estudió en el colegio jesuita de San Juan Nepomuceno Saltillo; en 1886 hizo estudios de agricultura en Maryland, Estados Unidos, y de peritaje mercantilen la École des Hautes Études Commerciales (HEC) en Jouy-en-Josas, cerca de París (Francia), y estudió en el departamento de agricultura en la Universidad de California en Berkeley. En 1893 regresa a Coahuila y se encarga de administrar una de las haciendas de su padre, se casa con Sara Pérez Romero en 1903,en 1904 funda el partido democrático independiente que se oponía a la reelección del gobernador de Coahuila, Miguel Cárdenas, en 1905 tuvo contacto con la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano, a la cual apoyó económicamente para la reanudación de la edición del periódico Regeneración. Sin embargo retiró su apoyo al PLM debido a las diferencias ideológicas con Ricardo Flores Magón. En 1908 publicó su polémico libro La sucesión presidencial en 1910, en el que expuso las principales cuestiones políticas que inquietaban al país. Tuvo mucho éxito. En 1909 fundó el Partido Nacional Antirreeleccionista, opuesto a un Porfirio Díaz que, ocupó la presidencia de la nación desde 1877, con un paréntesis de cuatro años 1880 a 1884 en el que el presidente fue Manuel del Refugio “El Manco” González Flores. Elegido candidato a la presidencia por dicho partido, y tras alcanzar un alto nivel de popularidad en las elecciones de 1910, Madero fue encarcelado por orden del gobierno en San Luis Potosí, bajo los cargos de conato de rebelión y ultraje a las autoridades. Luego fue liberado por el abogado Pedro Antonio de los Santos Rivera. Logró escapar hacia Estados Unidos y desde San Antonio, Texas, promulgó el Plan de San Luis, una llamada a las armas firmada en San Luis Potosí que, con el lema “Sufragio Efectivo. No Reelección”, por fin causaría la renuncia del presidente Díaz en 1911, seguida de una guerra civil de diez años en la que morirían más de un millón de mexicanos. En México, Francisco I. Madero asume la presidencia del país. Su mandato se caracterizó por encabezar un gobierno democrático preocupado por las condiciones de vida del pueblo llano, aunque no sabrá satisfacer las aspiraciones de cambio social que tendrían las masas revolucionarias, lo cual provocó alzamientos armados, como el del campesino Emiliano Zapata o la rebelión de Pascual Orozco. Finalmente, el 22 de febrero de 1913, tras un golpe de Estado, él y su vicepresidente serían ejecutados por los golpistas encabezados por Victoriano Huerta que había prometido respetar sus vidas y dejarlos marchar a Cuba. El 17 de febrero, Huerta suscribió un armisticio con Henry Lane Wilson (embajador de Estados Unidos), Félix Díaz (sobrino del Gral. Porfirio Díaz) y Manuel Mondragón, llamado “El Pacto de la Embajada”: se comprometían a colocar provisionalmente en la presidencia al General Victoriano Huerta, a cambio de que éste se la cediera posteriormente a Félix Díaz. El 18 de febrero, un grupo de empresarios capitalinos -entre ellos Ignacio de la Torre y Mier, yerno de Díaz- declararon su fidelidad a Huerta. Ese mismo día, Gustavo A. Madero, hermano y asesor del presidente, fue arrestado, le sacaron el único ojo con una bayoneta, quedando ciego y torturado hasta la muerte. El 19 de febrero, Madero y José María Pino Suárez, vicepresidente, fueron obligados a firmar la renuncia a sus cargos. Pedro Lascuráin se hizo cargo del poder ejecutivo por escasos 45 minutos, en los que su único acto de gobierno fue nombrar secretario de Gobernación a Huerta. Acto seguido, renunció Lascuráin y Victoriano Huerta ocupó la presidencia. El 22 de febrero de 1913, pese a la promesa de los golpistas de respetar su vida y facilitar su exilio a la isla de Cuba, Madero y el vicepresidente José María Pino Suárez fueron acribillados a manos de el militar Francisco Cárdenas Sucilla a un costado del Palacio de Lecumberri en la Ciudad de México. Con motivo de la conmemoración del bicentenario de la independencia mexicana y centenario de la Revolución Mexicana, el Gobierno de México difundió las imágenes tanto del acta de nacimiento como de la fe de bautismo, donde aparece con el nombre de Francisco Ygnacio Madero, con Y, conforme a la costumbre de la antigua ortografía con la que se escribía este nombre7 o algunos otros nombres como el de Ysabel, o palabras como Yglesia o Ysla. Esta norma ortográfica cambió desde 1815 pero la costumbre de utilizarla se mantuvo arraigada hasta finales del siglo XIX.