imagotipo

  • Los Trescientos: Carlos González Gamio

En ocasiones festinamos que prive la sensatez, por llamarle de algún modo a las decisiones de los hombres. En esta ocasión, después de un largo litigio, la Fundación Mario E. Moreno A.C., que preside el evolutivo Eduardo Moreno Laparade, ganó el juicio por las regalías de las películas del inolvidable “Mimo de México”.

Así, esa maravillosa labor social reunió a más de 600 personalidades entre consejeros, amigos, invitados especiales y artistas para conmemorar el 105 aniversario del natalicio de Mario Moreno “Cantinflas” (12 de agosto de 1911), celebrado el pasado viernes y por los 23 años de la fundación instituida en su nombre, cuyo dínamo incansable es Eduardo Moreno.

La ceremonia tuvo lugar en la tradicional Hacienda de los Morales, lugar en donde por décimo octavo año consecutivo se entregan preseas a lo más destacado de los medios, siendo en esta ocasión Pedro Ferriz de Con el beneficiado con tan importante
reconocimiento. Pero lo verdaderamente trascendental ha sido, en esta ocasión como en las anteriores, la entrega de apoyos y donativos sustanciosos a diferentes instituciones como Componentes Alimentarios, institución dedicada a la alimentación infantil en comunidades agrarias; Casa Hogar Regalo de Amor A.C., de niños con síndrome de Down; Los Pedregales en Acción, A.C. que trabaja a favor de comunidades de escasos recursos urbanas y rurales; la Organización del Voluntariado del Hospital General de México A.C. Centro Comunitario El Cuernito, institución asistencial que proporciona educación abierta para adultos mayores, estancia infantil, comedores y talleres; APAC, organismo para personas con parálisis cerebral; Caritas de Monterrey; Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia DIF de Atizapán de Zaragoza; Trasplante y Vida A.C.; Hogares Providencia I.A.P.; la Asociación Mexicana por el Trato humano, Social, Material y Cultural de los Invidentes y Débiles Visuales A.C.; y otras más que sería imposible enumerar.

Lo que nos queda muy claro es que los recursos recibidos por la fundación que lleva el nombre del inmortal cómico y filántropo, no podrían tener un mejor destino, pues Moreno Laparade, “Lalocomo” le decimos de cariño quienes hemos gozado de su amistad, se ha encargado desde 1993, año de la creación de esta obra asistencial que sea absolutamente trasparente su aplicación.

Por cierto que la fundación preocupada por las enfermedades que aquejan a la población mexicana y al mundo entero, en la mayoría de los casos por desconocimiento de síntomas o trato equivocado de enfermedades, ha editado innumerables discos compactos que hablan con fácil comprensión de las enfermedades más comunes y de los medios posibles para prevenirles, entre las que destacan:

Comida chatarra, tabaquismo, abuso sexual, depresión, alcoholismo, disfunción eréctil, tanatología, anorexia y bulimia, diabetes, trastorno del sueño, sida, tuberculosis, orientación vocacional e innumerables temas más.

Así, entre brindis en medio de una suculenta cena y grupos musicales que amenizaron la gran velada saludamos a Maty Huitrón, Rodrigo Porrúa, al escultor Víctor Gutiérrez, Evangelina Elizondo, René y Carolina Rodríguez, Irma Dorantes, Arturo Lorca, Roxana Chávez, Lorenzo Ruiz Morlote, Mariana de la Cruz, Jorge Ortiz de Pinedo, Ileana de la Garza, Mario Casilla, Luz María Aguilar, Pedro Ferriz de Con, Yolanda Ciani, Aarón
Hernán, Carlos y Teté Alba, Emilia Carranza, Humberto Elizondo, Elizabeth Aguilar, Francisco Suarez (el “Mago Frank”), Amparo Garrido, Germán Figaredo, Janet Ruiz, Antonio de Hud, y muchos invitados más… Y hasta los próximos 300… y…
algunos más…