imagotipo

Acordanza

  • Acordanza: Tere Ponce De León

Un viaje a las estrellas, al universo, a través de la música del joven compositor norteamericano Adam Schoenberg (nacido en 1980) fue la audición del poema sinfónico “Stars” que la Orquesta Sinfónica de Minería, bajo la diestra conducción de Carlos Miguel Prieto interpretó en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario, en CU… ¿Han ustedes viajado al través del espacio? Yo sí, el domingo pasado, cuando Prieto movió como un mago su batuta y el universo musical iniciado por las cuerdas nos condujo a los sistemas solares, a la lluvia de estrellas, a los cometas, a los agujeros negros espaciales (cuando entablaron violines, violas, contrabajos y violonchelos un diálogo con las percusiones y los metales), a ese tiempo sin tiempo a esa eternidad habitada por grandes volúmenes de energía y luz y misterio en toda su extensión…
La danza de las esferas, como el sorjuanesco Primero Sueño, en una atmósfera de ritmos nos dejaban reconocer a lo lejos algunos compases muy norteamericanos como especie de leves swings… Leí en el programa que Stars fue un estreno mundial y que la composición fue un encargo de la Academia de Música del Palacio de Minería al compositor, quien por cierto se encontraba en la sala y que subió al proscenio para recibir al lado de Carlos Miguel Prieto, la ovación cerrada y larga de los asistentes … .Al concierto mañanero acudí acompañada por Tere Hurtado, actual coordinadora de Relaciones Públicas del Auditorio Nacional y sensible melómana… La primera parte de la audición la cerró el “Concierto para violín op.14” del compositor norteamericano Samuel Barber (1910-1981), para la cual la OSM invitó al extraordinario violinista canadiense James Ehnes, un absoluto virtuoso que sacó a las cuerdas de su violín las más hermosas tonalidades y sonidos tanto en el Allegro, como en el Andante y en el complicado y difícil “Presto en moto perpetuo” tiempo donde recreó las cadencias de los timbales y entabló un dialogo pleno de color y en contrapunto, con las maderas y los metales… Les soy sincera, nunca había oído la música de Barber, sin embargo Tere Hurtado me dijo que Barber (1910-1981) fue un compositor nacido en West Chester, en los Estados Unidos y que perteneció a la generación de Leonard Bernstein y Gian Carlo Menotti… Que se alejó del experimentalismo de su época y que su música se considera neorromántica a pesar de que algunas de sus obras tienen influencia de Stravinsky… Compuso muchas obras corales como sus “Prayers of Kirkegaard”, canciones y óperas, conciertos para piano, en fin, me aseguró que es uno de los más grandes compositores norteamericanos de música clásica del siglo XX… pero volviendo al concierto del domingo, todavía escucho la ovación cerrada que el público, puesto de pie, tributó al violinista con aplauso de encore… Ehnes no se hizo del rogar y nos regaló una chacona de Bach, simplemente sublime… Después del intermedio oímos el “Concierto para Orquesta Sz 116” de Béla Bartok (1881-1945), interpretado magistralmente por la Orquesta Sinfónica de Minería donde se llevó palmas y aplausos de encore su director Carlos Miguel Prieto. Así que después de un final feliz y con el alma henchida de música dejamos la sala Nezahualcóyotl, donde entre el numeroso público asistente vimos a Gerardo Suárez Reynoso, presidente del Consejo Directivo de la Academia de Música del Palacio de Minería y de su Orquesta Sinfónica… Y cambio de tema para comentarles que Michelle Castro Torres y Flavio Adrián Orozco Ochoa anuncian su matrimonio, que se efectuará el sábado 10 de septiembre a la una de la tarde en la Hacienda Los Cues de Querétaro… Michelle es hija de Álvaro Castro Acosta y de Vicky Torres Enríquez; y Flavio, de Carlos Flavio Orozco Pérez y Berta Ochoa Gracián, quienes firman las invitaciones a este evento que unirá a dos distinguidas familias de la capital y del estado de Michoacán… ¡Felicidades!…
Por cierto Vicky Torres Enríquez les dio una espléndida y animada despedida de solteros hace unos días, en su casa de Lomas de Tecamachalco, donde le presentó a Flavio y a su familia, a la familia Torres-Enríquez, formada por la matriarca de la familia Gene Enríquez de Torres Martínez; Carlos y David Torres Enríquez y sus respectivas esposas Suzelle Romero y Claudia Anguiano, e hijos; así como Marcela Torres de Bauer y su esposo Billy Bauer, quienes llegaron de Puebla con hijos, nueras y nietos… Andrea, otra de las hermanas de Vicky, no pudo venir, pues está residiendo en China con su esposo el piloto aviador Juan Manuel González Zamora pero estuvo muy bien
representada por una de sus hijas: Abigail González Piaget… También estuvieron las tías de Michelle, Margarita Ponce de Robles y Alicia Torres Fuentes de
Saldaña… Cierro esta columna con una petición al
Gobierno de Chiapas. El año pasado, obtuvo el Premio Chiapas -consistente en una suma en metálico y otra suma vitalicia- el gran poeta y literato de aquella entidad Oscar Wong… Resulta que desde entonces (y ya van seis meses desde que le dieron el Premio) no le han pagado la pensión mensual vitalicia que conlleva ese honor… ¿Por qué? Averigüelo Vargas, pero lo esencial es cumplirle a uno de los más grandes exponentes vivos de la poesía chiapaneca que no sólo da lustre a la entidad de Rosario
Castellanos sino a toda nuestra
República.