imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

Silicon Valley (también conocida como Valle de Silicio) es el nombre que recibe la zona sur del Área de la Bahía de San Francisco, en el norte de California, Estados Unidos. La región cuyo nombre proviene del Valle de Santa Clara, incluye la mitad sur de la Península de San Francisco, abarcando aproximadamente desde Menlo Park hasta San José y cuyo centro se situaría en Sunnyvale. Sin embargo, con el rápido aumento de la cantidad de puestos de trabajo relacionados con la tecnología en la zona metropolitana de San Francisco, las fronteras tradicionales de Silicon Valley se han expandido hacia el norte incluyendo el condado de San Mateo y la ciudad de San Francisco, como también partes del condado de Marin. El Silicón Valley aloja muchas de las mayores corporaciones de tecnología del mundo y miles de pequeñas empresas en formación (start-ups). Originalmente la denominación se relacionaba con el gran número de innovadores y fabricantes de chips de silicio fabricados allí, pero definitivamente acabó haciendo referencia a todos los negocios de alta tecnología establecidos en la zona; en la actualidad es utilizado como un metónimo para el sector de alta tecnología de los Estados Unidos (a la manera de Hollywood para el cine estadounidense). A pesar del desarrollo de otros centros económicos de alta tecnología en Estados Unidos y por el mundo, Silicón Valley continúa siendo el centro líder para la innovación y desarrollo de alta tecnología, recibiendo un tercio (1/3) del total de la inversión de capital de riesgo en Estados Unidos. El término Silicon Valley fue acuñado por el periodista Don C. Hoefler en 1971. Silicon (Silicio), alude a la alta concentración de industrias en la zona, relacionadas con los semiconductores y las computadoras; Valley se refiere al Valle de Santa Clara, aunque se podría también aplicar a los alrededores, a ambos lados de la bahía, hacia los que muchas de estas industrias se han expandido. Durante muchos años de la década de los 70 y 80 se le llamó incorrectamente Silicone. Todavía hoy se sigue traduciendo incorrectamente como “Valle de la Silicona”. La ubicación de las industrias de alta tecnología en el valle se debió, en gran medida, a William Shockley y Frederick Terman. Terman, profesor de la Universidad de Stanford, consideró que una vasta zona sin utilizar de propiedad de la universidad sería perfecta para el desarrollo inmobiliario e intelectual y estableció un programa para incentivar a los estudiantes graduados a quedarse allí, proveyéndoles de capital de riesgo. Uno de los principales éxitos en la historia del programa fue que logró convencer a dos graduados: William Hewlett y David Packard, quienes conformarían la empresa Hewlett-Packard, la cual se convertiría en una de las primeras firmas tecnológicas que no estaban directamente relacionadas con la NASA o la Marina estadounidense. En 1951 el programa se amplió nuevamente, creando el “Parque Industrial de Stanford” (Stanford Industrial Park en inglés), que consistía en una serie de pequeños edificios industriales que eran alquilados a muy bajo coste a compañías técnicas. En 1954 se instituyó “The Honors Cooperative Program”, actualmente llamado coop, para permitirle a los empleados a tiempo completo de las compañías obtener títulos universitarios estudiando en un régimen de media jornada. Las primeras compañías firmaron acuerdos de cinco años en los cuales establecían que pagarían el doble de la matrícula por cada estudiante para cubrir los gastos. Hacia mediados de los 50 la estructura de lo que posteriormente permitiría la creación del “valle” se encontraba en una etapa ascendente, gracias a los esfuerzos de Terman. Fue en esta atmósfera en la que un antiguo californiano decidió mudarse allí. William Shockley, quien había abandonado Bell Labs en 1953 por un desacuerdo sobre la forma en que se había presentado el transistor al público, ya que debido a los intereses de patentes, se relegó su nombre a un segundo plano en favor de los coinventores John Bardeen y Walter HouserBrattain. Tras divorciarse de su mujer, volvió al Instituto de Tecnología californiano donde se graduó en Ciencias, pero se trasladó a Mountain View para crear la empresa Shockley Semiconductor como parte de Beckman Instruments y vivir más cerca de su madre. A diferencia de otros investigadores que utilizaban germanio como material semiconductor, Shockley creía que el silicio era un mejor material para fabricar transistores. Shockley se propuso mejorar el transistor con un diseño de tres elementos (hoy se le conoce como el diodo Shockley) que obtendría éxito comercial, pero cuyo diseño era considerablemente más difícil de construir que el diseño convencional. A medida que el proyecto pasó por varias dificultades, Shockley se volvió cada vez más paranoico.