imagotipo

43 mentiras / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Estuvo cinco días en el país y nunca abordó dos temas que interesaban a la colectividad mexicana: la pederastia de los sacerdotes, escándalo surgido con Marcel Maciel, y de los desaparecidos de Ayotzinapa. Lo hizo en el avión que los transportaba a Roma y dejó en claro algo que, si confiamos en la verdad del Vicario de Cristo, entre los reclamantes del caso Iguala hay enfrentamientos –nada desconocido- y del otro tema sencillamente advirtió que un prelado que cambia de sede a un sacerdote pederasta, lo menos que debe hacer es renunciar. En el primer caso no quedan dudas. No es novedad que estén peleados entre sí y que los intereses políticos-grupales se impongan a los de los padres de los desaparecidos. Sí, desaparecieron 43, pero es el mismo número de mentiras que cuentan los “voceros” y abogados. Mienten impunemente y nadie es capaz de pararles. ¿Hay temor de aplicar la ley? Sin duda. En el segundo, sí que hay dudas. No basta la renuncia de un prelado que protege a un sacerdote pederasta. Hay que castigarlo. Hay que juzgarlo. Hay que encarcelarlo en un penal en donde le hagan lo mismo que le hizo a los menores que, creyendo en las bondades del “representante de Dios”, son abusados y destrozados.

Francisco, el papa, genera la impresión de ser excesivamente piadoso. Perdonar a quien traiciona los principios de Jesucristo, más aún, la confianza de aquellos que suponen encontrar en la religión la salvación terrenal y descubrir que en lugar de estar en el paraíso se hallan en el infierno, no es una respuesta para las víctimas.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx