imagotipo

¡Clic!

  • ¡Clic!: Guadalupe Vergara

Una vez más llegué a la capital de España justo a tiempo para recibir a Anita Sabina, Olivia hija y nieta y Frede su orgulloso padre, que las cuida y protege con amor y alegría. Reunión familiar por ambas partes de la pequeña y celebrando cumpleaños. La cita en el lugar de siempre, nada menos el hostal Don Juan, mi casa en la capital de Iberia, Plaza Pedro Zerolo, que propios y extraños seguimos llamando Plaza Vázquez de Mella, el mejor alojamiento a unos pasos de la Gran Vía donde disfruto desde el vestíbulo-oficina de muebles de época y antigüedades, pasillos y rincones en los pisos albergan muebles, gobelinos, óleos, acuarelas, espejos, tibores, candelabros, bargueños, esculturas de diversos tallas y tamaños. Verdadero museo que no creo encontrar en ningún albergue de cinco estrellas además del trato cordial familiar, habitaciones cómodas, caja fuerte, todo para un perfecto “descanso” planeando las actividades bajo la supervisión de su propietario don Juan que desde tempranito vigila que todo vaya como Dios manda. Nos destinó las habitaciones adecuadas donde la bella Olivia dormiría disfrutando baños como sus ahora felices padres ya adictos a este hostal rodeado de bares y terrazas con el agasajo a la vista del variopinto desfile de paisanos.
MAMÁ CAMPO, VERDADERO DESCUBRIMIENTO

Uno de los mayores atractivos de España, sin duda es su cocina por la calidad y variedad de sus productos, no puede hablarse con rigor de una cocina nacional, sino múltiples cocinas nacionales (como la nuestra), influidas en cada caso por la climatología y las formas de vida autóctonas. La cocina española tiene una primera caracterización muy fácil: es una cocina de ajo y aceite de oliva. Este marco inconfundible de España comparte con otros países mediterráneos, alberga, sin embargo, una gran variedad de manifestaciones. Gastronomía que ahora se versificó con las nuevas tendencias, que si naturistas, ahora veganos y otras que desconozco por que no me llaman la atención. Pero descubrí de la mano de Frede, perfecto guía que nos llevó paseando carriola en ristre por Chueca y otros barrios, parada técnica en “Amores eternos” para el regalo de cumpleaños de Anita Sabina del que como dice el comercial “prendas que merecen ser queridas para siempre”. Pausa en Con-A-Che para un cafecito y así arribar a Plaza Olarvide, un oasis, sin tráfico, directamente a “Mamá Campo” donde Nacho Aparicio primo hermano de Frede nos frece sus creaciones, cocina ecológica, sabores tradicionales en un entorno único elaborados con productos de corral, fogones, aliño, cuchara tradicional, sabores de temporada, cremas, ganadería. Quinoa roja, crema de berenjena, ravioles al txangurro, alcachofas confitadas fueron las entradas. Después, carrillera de cerdo con puré de perejil al limón, bacalao tradicional, canelones con rabo de toro, rosbif con verduras encurtidas. Esa misma tarde Nacho partió a Ibiza programando una sucursal que nadie duda será un impacto ,opinó la familia en pleno reunida, desde su apuesto y también exitoso, hermano Alberto entrenador deportivo personal; María Luisa, la orgullosa madre, Joaquina y Bernardo Cañón como Frede, Anita y Olivia pasamos el día en un entorno original, único en su diseño como su cantina anexa. Así nos despedimos con la seguridad de que estos emprendedores jóvenes realizan sus proyectos y pronto “Mamá Campo” abrirá otras puertas. Por lo pronto Ibiza de la España Peninsular, es uno de los destinos preferidos de las turistas en el corazón del Mediterráneo que ofrecen un litoral espléndido para gozar playas y deportes náuticos como su gastronomía.
Nos veremos más tarde
Que el cielo los juzgue…