imagotipo

Cumbre sobre Cambio Climático en París: COP-21 / Raúl Aarón Pozos Lanz

  • Raúl Aarón Pozos

Recientemente tuve la oportunidad y el enorme honor de asistir a la Cumbre sobre Cambio Climático en París, Francia, en mi calidad de senador de la República. En el marco de la Unión Interparlamentaria y desde el seno de la Asamblea Nacional Francesa, tuve la oportunidad de participar en este encuentro mundial en el que se lograron importantes avances, no solo para el medio ambiente, sino para la equidad de género.

Ya he comentado en otra oportunidad en este mismo espacio sobre el compromiso del presidente Peña Nieto para avanzar en una igualdad sustantiva entre hombres y mujeres y para que en los hechos, cuenten con las mismas oportunidades. Ante el resto de mis compañeros legisladores de la Cumbre, transmití el trabajo que los legisladores hemos realizado para impulsar la iniciativa del titular del Ejecutivo en este tema y desarrollar acciones concretas para atender, primero, la violencia contra las mujeres a partir de la prevención, pero también a través de la generación de oportunidades para su desarrollo y para su autonomía económica. Expuse también los avances que hemos tenido en el tema de la prevención de la discriminación en los centros de trabajo, reforzando la inspección y vigilancia con el propósito de asegurar el cumplimiento de las disposiciones de la Reforma Laboral, particularmente en materia de igualdad e inclusión. Adicionalmente, ante los representantes parlamentarios comenté lo que hemos hecho los mexicanos en materia de igualdad laboral con la expedición de la Norma Mexicana en Igualdad Laboral y no Discriminación, que facilita el acceso y permanencia de más mujeres en el mercado de trabajo. Con acciones como éstas, con paso firme, estamos transitando de las cuotas, a una igualdad sustantiva fundada en un nuevo andamiaje institucional y legal.

Pero la Cumbre también, y fundamentalmente, trató sobre el preocupante tema del Cambio Climático. Sobre este asunto asimismo resalté ante los parlamentarios de todo el mundo, lo que hemos estado haciendo los legisladores mexicanos y el Gobierno de la República para enfrentar este problema de naturaleza global. Compartí con ellos que en el Senado de la República hemos abordado el tema en muchas ocasiones para posibilitar jurídicamente al Gobierno para que se tomen todas las medidas necesarias para debatir desde ahora, una cuestión que es de la máxima preocupación para generaciones futuras. Nuestro trabajo ha sido abordado no a partir del sensacionalismo ni del dramatismo, sino como un ejercicio responsable de prospectiva para diseñar políticas públicas acordes a la gravedad del problema.

Por ello, compartí la reciente aprobación de la Ley de Transición Energética en el Senado Mexicano, cuyo fin es el de regular el aprovechamiento sustentable de la energía, las obligaciones de los particulares en lo que se refiere a fuentes de energía limpias y más importante aún, la reducción de emisiones contaminantes de la industria eléctrica. Para ello, compartí que como parte de los compromisos adquiridos por México, se busca que en el 2018 el 25 por ciento del total de la energía generada sea energía limpia y para el 2021 ascienda al 30 por ciento, de modo tal que para el 2024 el 35 por ciento de toda la energía que se consuma sea producida de manera limpia. Con estas acciones no solo queremos dar cumplimiento a la Ley General de Cambio Climático para la industria eléctrica, sino que también establecemos compromisos puntuales con el medio ambiente.

Con estas acciones, el Gobierno de México y el Senado de la República fortalecerán la economía, la competitividad y el cuidado del medio ambiente a través de una oferta energética más diversa, pues no dependeremos de una sola fuente. Pero sobre todo, con la Ley de Transición Energética, avanzamos de manera clara para cumplir con las obligaciones que nuestro país adquirió en la Convención marco de las naciones unidas sobre Cambio Climático, así como para la reducción de emisiones contaminantes que producen “efecto de invernadero”. Con orgullo presentamos los avances en materia ambiental en la Cumbre, reconociendo que falta mucho por lograr, mostramos lo que estamos haciendo para cumplirle al planeta y a las futuras generaciones de mexicanos.