imagotipo

A propósito del Día Mundial del Hábitat y el acceso a la vivienda

  • Graciela Ortiz

  • Graciela Ortiz Domínguez

El primer lunes de octubre de cada año se celebra desde 1986 el Día Mundial del Hábitat, auspiciado por la ONU, tiene como propósito reflexionar y concientizar sobre la situación actual de nuestros pueblos y ciudades, así como del derecho básico a una vivienda adecuada.

El tema principal de la celebración de este año fue “Vivienda en el centro”, como una oportunidad de crear conciencia de la necesidad del acceso a una vivienda accesible para todas las personas, mejorar la cohesión y seguridad comunitaria y defender el derecho a la vivienda para todos los grupos sociales.

El derecho a una vivienda adecuada fue reconocido como un derecho humano desde 1948 en el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por lo que debe ser aplicable en todo el mundo. También se encuentra reconocido en el artículo 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU.

En diversas Constituciones alrededor del mundo también se reconoce este derecho y nuestro país no es la excepción. El artículo 4o Constitucional establece en su párrafo 7 que toda familia tiene derecho disfrutar una vivienda digna y decorosa.

A pesar de ser un derecho reconocido en todo el mundo, su implementación constituye aún un gran desafío para la sociedad internacional, debido en gran medida al constante aumento de la población, y su concentración en áreas específicas, particularmente en las ciudades.

A nivel mundial se calcula que serán necesarias para el año 2025, mil millones de hogares nuevos para albergar a 50 millones de nuevos habitantes urbanos.

De acuerdo con el Informe Mundial de las Ciudades 2016, de ONU-Hábitat, el 54 por ciento de la población mundial reside en áreas urbanas, cerca de un cuarto de ésta vive en asentamientos con condiciones precarias. Este dato es alarmante si se considera que para el año 2030 la población urbana representará dos terceras partes del total.

En contraste, las ciudades constituyen los principales centros económicos y financieros del mundo, concentrando el 80 por ciento del PIB mundial.

En México, de los casi 32 millones de viviendas particulares habitadas contabilizadas por el INEGI en su Encuesta Intercensal 2015, cerca de 10 millones se encuentran en rezago habitacional, de los cuales 6 millones pertenecen a áreas rurales. De acuerdo con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), cerca de 36 millones de mexicanos no tienen acceso a un hogar propio y digno.

La falta de acceso a la vivienda se acentúa en las zonas urbanas en donde, debido a una demanda mayor que la oferta, los precios se incrementan exponencialmente, sin que esto se traduzca en calidad en el acceso a servicios básicos, ubicación y movilidad.

El hacinamiento de la población en las ciudades, se debe principalmente a la gran concentración de las actividades laborales, académicas y de esparcimiento en ellas. Esto no solo crea problemas de acceso a la vivienda, sino también de altos índices de contaminación, movilidad, servicios y, con ello, una disminución en la calidad de vida.

El derecho a la vivienda no se reduce a tener un techo con cuatro paredes, ésta debe de proporcionar a sus ocupantes un nivel de vida digno y adecuado: precios accesibles, acceso a servicios, infraestructura, seguridad, condiciones necesarias para el esparcimiento y habitabilidad, ubicación adecuada con acceso a la movilidad y servicios de salud, educativos, laborales y culturales, además de encontrarse dentro de un medio ambiente sano.

En México, se han incrementado en años recientes los créditos para la vivienda, sin embargo es necesario pensar también en aquellos que no tienen acceso a créditos por su estatus social. En este sentido, deben fortalecerse los programas sociales en la materia para poder garantizar este derecho a todos los mexicanos.
*Senadora de la República por el Estado de Chihuahua, presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos del Senado, Sexagésima Tercera Legislatura.

graciela.ortiz.glez@gog.org.mx

Twitter:@GOrtizGlez

Facebook: graciela.ortizgonzalez