imagotipo

¡A volar!

  • Gabriela Mora

Tanto el titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Miguel Peláez, como la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), en voz de su presidente Sergio Alfonso Allard Barroso, coincidieron en su postura respecto a las nuevas medidas en materia de aerolíneas, las cuales tienen por objeto procurar los derechos de los usuarios de servicios aéreos respecto a temas como demoras de vuelos, cancelaciones, compensaciones o pagos, sin que ello implique la generación de impactos negativos en sus negocios, por lo que las empresas están en posibilidad de cobrar, la primera maleta documentada en sus vuelos hacia Estados Unidos y, próximamente, a Canadá, sin que ello implique violación a la ley.

Al reconocer que la industria aeronáutica en el país vive un momento “de muy alto desarrollo” lo cual coincide con el objetivo de hacer de México una plataforma de conectividad mundial, Miguel Peláez señaló que dicho objetivo se está cumpliendo de la mano del sector privado, y así seguirán, señaló.

Y es que en días recientes fueron publicadas las modificaciones a la Ley de Aviación Civil (LAC) y la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), respecto de las cuáles la Canaero manifestó  su posición en favor de los derechos de los pasajeros: “La Canaero avanzará con la revisión de lo establecido en los plazos que se han estipulado en los artículos transitorios de la reforma, en un periodo de entre 90 y 180 días, trabajando en coordinación y comunicación con el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y con la Dirección General de Aeronáutica Civil”.

Todas las instancias en la materia se han comprometido a emprender las acciones que correspondan, para la definición y responsabilidad de las demoras y sus mecanismos de evaluación, por ejemplo; adicionalmente, la Cámara que agrupa a aerolíneas nacionales e internacionales -excepto Interjet-, empresas cargueras, taxis aéreos y prestadores de servicios en tierra, dijo que observará la aplicación de la ley en vuelos nacionales, en tanto que en los internacionales lo harán en estricto apego y cumplimiento a los tratados que México ha firmado con anterioridad en materia de transporte aéreo con otros países.

Sin embargo, no es éste el único tema a tratar por parte de las aerolíneas, se habrán de ocupar igualmente del transporte y seguridad del equipaje documentado y de mano, políticas de compensación en caso de demoras, devolución del boleto y la instalación de módulos de atención a pasajeros en los aeropuertos.

Entre las medidas aprobadas por los legisladores sobre las reformas a la Ley de Aviación Civil y las sanciones las reformas a la Ley de Protección al Consumidor, destacan también la imposición de multas de 150 mil 980 pesos a 377 mil 450 pesos a las aerolíneas, además de diversas indemnizaciones a los usuarios, por incurrir en: Sobreventa de boletos, retraso o cancelación de los vuelos.

En los casos de denegación de embarque, cancelación o retraso de vuelo, se le deberá ofrecer al usuario transporte sustituto en el primer vuelo disponible y proporcionarle sin cargo, los servicios de comunicación telefónica o internet y pagará alimentos, alojamiento en hotel del aeropuerto y transporte en caso de retraso o cancelación de un vuelo.

“Hoy les decimos a las aerolíneas que se les acabó su agosto; la gente se cansó de sus falsas ofertas, letras chiquitas, largas esperas, horarios sin actualizar, sobreventa de boletos, pérdida y maltrato de maletas de la mala sincronización en conexiones y, sobre todo, de la discriminación de la que son objeto por parte del personal mal capacitado y arrogante”, señaló la diputada del PRD, Tania Arguijo Herrera.

Tratándose de vuelos nacionales e internacionales, el artículo 47 Bis de la LAC establece que el pasajero podrá transportar como mínimo y sin cargo alguno 25 kilogramos de equipaje cuando los vuelos se realicen en aeronaves con capacidad para 20 pasajeros o más, y 15 kilogramos cuando la aeronave sea de menor capacidad, además de llevar en cabina hasta dos piezas de equipaje de mano con medidas y peso establecidos. Y se aclara que “para los servicios de transporte aéreo internacional, el transporte de equipaje se sujetará a lo dispuesto en los tratados, dado que jerárquicamente un tratado está por encima de las leyes federales y locales, y el tratado internacional en la materia, en su artículo 12 señala que las tarifas, todas las que apliquen las líneas aéreas, son de libre aplicación.

Al manifestar que estos cambios no son suficientes, los legisladores señalaron que son un primer paso y un importante avance en la regulación adecuada de un sector fundamental para la economía y en defensa de millones de usuarios que desde hace años han visto cómo se deteriora la calidad del servicio sin que la autoridad intervenga en la regulación en el bien público como en el espacio aéreo.

Buena iniciativa que aportará mayores oportunidades para viajar en avión… ¡¡¡Así sea!!!

gamogui@hotmail.com