imagotipo

Acerca de la deuda estatal / Horizonte Económico / Carlos Loeza Manzanero

  • Carlos Loeza Manzanero

La deuda pública es uno de los instrumentos más poderosos de la política económica, puede utilizarse para alcanzar de manera eficiente las metas propias, pero también el endeudamiento excesivo traerá consecuencias negativas de larga duración.

En la actualidad cada día aumenta la importancia de la deuda pública dentro del marco general de la economía, su manejo o administración requiere de personal especializado con una preparación técnica científica cada vez mayor, que no solamente conozca los aspectos puramente administrativos, los focos amarillos se prenden, no por el monto de la deuda externa con relación al tamaño de la economía, sino por la acelerada velocidad de su crecimiento interno y de los efectos en el comportamiento de la economía.

En principio, el endeudamiento no es malo, pues permite conservar los recursos propios y recibir recursos ajenos para explotar, procesar o producir nuevos bienes y servicios. Sin embargo, resulta necesario abordar la problemática que al momento registran en particular las finanzas estatales y que corresponde a su endeudamiento.

Las características de endeudamiento que ofrecen la banca de desarrollo y la banca comercial son las alternativas que tienen las entidades, municipios y organismos para la celebración de operaciones de crédito, aunque no son las únicas. También, se incluye una explicación de la alternativa sobre la emisión de bonos bursátiles, a la que pueden acceder mediante el mercado de valores, mientras que el Estado solo participa en los proyectos de gran envergadura.

En contraste, en los países en desarrollo, típicamente la infraestructura se realiza por los gobiernos nacionales con financiamiento preponderante de la banca de desarrollo y una participación marginal de los gobiernos locales.

Al hacerse un recuento sobre la problemática por la que atraviesan las finanzas estatales, se puede explicar de manera sencilla que día con día el monto es creciente, agudizado tanto por alzas en tasas de interés como por el endurecimiento de las condiciones crediticias por parte de las instituciones financieras.

Resulta urgente identificar las medidas que permitan el fortalecimiento de esas finanzas estatales, que conlleve a que cuenten con los recursos que requieren tanto para su gasto corriente, como para su gasto de inversión que cada día es menor.

Se trata de medidas profundas en el funcionamiento de las finanzas públicas del país, donde la parte estatal requiere en estos momentos de instrumentos no de ayudas.

Uno de esos instrumentos corresponden a las potestades tributarias, de credibilidad en ese orden de gobierno y del esfuerzo que por sí mismo lleva a la práctica para retomar la ruta del crecimiento y del empleo, que finalmente en el conjunto de entidades federativas y municipios significaría mejoras en el bienestar de los ciudadanos de este país.

Hace dos décadas y media se definió en un pacto fiscal definición de potestades entre la autoridad federal y los gobiernos locales; resulta impostergable su revisión, donde un indicador de que el modelo inicial se ha agotado es lo que hoy se expresa en la problemática de la denominado crisis de deuda estatal.
*estudioshacendarios.clm@hotmail.com