imagotipo

Acompañar, proteger, guiar… / Cuidémonos / Hazael Ruiz Ortega

  • Hazael Ruíz Ortega

Expertos coinciden que la niñez es el periodo más importante de las personas para su desarrollo, pues ahí están los pilares que anuncian el futuro del ser. Bien lo dijo Karl A. Menninger (1893-1990). “Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad”. Es decir, la estancia en el vientre materno y la primera infancia de los 0 a 6 años, es decisiva, marca el futuro de las personas.

En esa vital construcción humana interactúan en sus posibles resultados cada uno de los componentes de la salud (física, mental-intelectual, social, espiritual y emocional). La siguiente idea aporta elementos en esa dirección. “No es excepción que los especialistas en economía y temas sociales afirmen que promover el desarrollo de los niños pequeños es la mejor inversión para lograr el progreso del capital humano y el crecimiento económico.”

En nuestros días viene ganando terreno lo que se conoce como el “enfoque de derechos”. La perspectiva propicia mejores condiciones a sus historias de vida y abona a futuros deseados lejanos a las conductas antisociales.

Un área de oportunidades. Lo que da a conocer el Consejo Nacional de Población (Conapo) en estimaciones y proyecciones 2010-2050 de la población. Ahí observamos que en el presente año 2016 nacerán 2 millones 239 mil niñas y niños en el país, especificados por grupos atareos de las futuras mamás, datos duros, por cierto, que reflejan entre otras cosas, el tema de la maternidad a edad temprana.

Los retos, no son menores, es deseable que los niños crezcan “bajo la misma estrella” y son rutas significativas en el ámbito de los tres niveles de Gobierno. Sin embargo, existen evidencias que algunos pequeños, por decirlo de alguna forma, “nacen sin estrella”, con bajas condiciones, situación que potencialmente podría tener consecuencias negativas en la vida del infante al pasar a su vida adulta.

El Gobierno del Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa se ha distinguido entre otras acciones por su compromiso con el cuidado de la niñez con sensibilidad e inclusión, apuntalando la mejora de vida del ser recién nacido y su madre. Por ejemplo: “Médico en Tu Casa”, dentro de la ruta de este programa considera dar atención desde el embarazo, seguido de un “parto seguro” y su necesario seguimiento. Todo ello nutrido con las reformas que se han impulsado en esta ciudad, que aceptan su protección hasta los seis años, con programas como “Cuna CDMX”, “Bebé Seguro CDMX”, entre otros.

El doctor Mancera dice del programa “Cunas Cdmx”  está “basado en un programa de Finlandia con el objetivo de que todos los niños tengan igualdad de condiciones en sus primeros años de vida (…) se busca que todos los niños y las niñas tuvieran el mismo arranque, que no hubiera diferencias. Que los niños de las zonas con mayores recursos y los niños con las zonas de menores recursos tuvieran el mismo inicio, entonces eso dio a una gran cohesión social, y ahora lo estamos haciendo en la Ciudad de México”.

En síntesis, consideramos que el Gobierno de la Ciudad de México, visualiza una metrópoli con niños felices, que no sean atrapados por las desdichas, se respeten a sí mismos y a sus pares, como paso importante para abrir camino a una cultura sin violencia en todas sus modalidades y direcciones.

En el contexto de los primeros 16 días del 2016, vemos un México con fuerzas, retos, oportunidades, amenazas y laureles. Por todo ello, se reflexiona que la vida vale vivirla, es lo que le da su sentido a la vida. En ese construir vida, cada uno se hace más fuerte; creando su propia resilencia y la de las instituciones que permita ampliar los horizontes venideros 2016.
hazael.ruiz@hotmail.com