imagotipo

Acontecer Político

  • José Luis Camacho

A 104 años de la creación de

la Escuela Libre de Derecho.
El gobernador de Durango es un gobernante del siglo XXI, pues su cercanía con la gente, el impulso de obras públicas que benefician a su Estado y la creación de mayores y mejores condiciones de seguridad no serán su único legado, sino sobre todo un Gobierno sometido a las reglas de la democracia y a las exigencias ciudadanas de un buen Gobierno: institucionalidad, pulcritud y legalidad.

Jorge Herrera Caldera no ha frenado su intensa actividad pública tras los resultados electorales del pasado 5 de junio, sino todo lo contrario, ha redoblado el paso para seguir generando mayores condiciones de desarrollo para sus paisanos. Ello es muestra del compromiso y verdadera vocación de servicio que posee Jorge Herrera Caldera, quien a lo largo de su administración se ha caracterizado por su trabajo y dedicación y no por polémicas que nada bueno traen a la población.

Mostrando altura de miras, institucionalidad y madurez democrática, con tres meses de anticipación el gobernador Jorge Herrera Caldera se ha reunido frecuentemente con el gobernador electo, que tiene un origen partidario distinto al de él, José Rosas Aispuro, a fin de programar la entrega-recepción de los asuntos públicos, garantizar la continuidad de proyectos de infraestructura y de inversión que benefician a Durango y ponerse de acuerdo en los recursos económico que el Estado requerirá para el año entrante.

Se trata de la institucionalidad que exigimos los mexicanos de nuestros gobernantes, pues es la mejor y mayor garantía de no perder tiempo, ni recursos públicos, en la implementación de políticas públicas exitosas, novedosas y eficaces.

Ello demuestra que independientemente de la afiliación política, se deben compartir objetivos comunesque recaen integralmente en el compromiso fundamental y concreto con la población. Por ello, la certidumbre generada en Durango da la fortaleza institucional necesaria para continuar con el proceso modernizador encabezado por el gobernador Jorge Herrera Caldera, que ratifica el buen camino que ha seguido Durango.

Nada menos, la entidad llegará al 15 de septiembre con la cifra sin precedentes de 60 mil empleos creados; desarrollo exponencial de la infraestructura hospitalaria, educativa, turística, de transporte y comercial; certificación de todos los cuerpos de seguridad; implementación plena del nuevo sistema de impartición de justicia penal; regreso de la industria fílmica internacional y con ello, amplia exposición mediática de la entidad; implementación de programas novedosos y ambiciosos por sus alcances como el Corredor Económico del Norte e instalación del huerto solar más grande del país, así como una nueva Constitución Política, insignia de vanguardia, desarrollo y crecimiento.

“Lo que importa es Durango”, ha dicho el gobernante Jorge Herrera Caldera, demostrando que a lo largo de seis años ésa ha sido su consigna y su guía.

Más de 50 días restan a la actual administración estatal, periodo en el que el gobernador Jorge Herrera Caldera seguiría cumpliendo a cabalidad con sus responsabilidades y haciendo realidad un Gobierno moderno, eficaz, cercano y responsable.

Sin duda alguna, los aires que soplan en las tierras de Durango son de una madurez ejemplar para realizar una transición gubernamental ordenada y transparente, pronosticando un impulso a favor de seguir con el objetivo que todo Gobierno debe vislumbrar, que versa en atender plenamente y cabalmente las demandas de la ciudadanía.
camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov