imagotipo

Acontecer Político

  • José Luis Camacho

¿Qué hace el Ejército por la sociedad mexicana?

 

Al Banco de México, a 91 años de su creación.

 

Desde 1917, año en el que se aprueba, publica e inicia su vigencia nuestra Constitución Política actual, los mexicanos hemos buscado pertinazmente la construcción y consolidación de instituciones públicas, que traduzcan en políticas públicas los ideales de la Revolución. Previo a ese momento, Venustiano Carranza ya había dado el primer paso en 1913, al convocar a la integración del Ejército Constitucionalista que hoy, a 103 años de distancia, sigue cumpliendo a pie juntillas con su razón de ser: velar por el bien de la República.

Cuerpo formado por miles de mujeres y hombres que saben mucho de disciplina, valor y entrega, y muy poco de las mezquindades, envidias y cobardía que se da en el mundo civil, el Ejército y Fuerza Aérea representan la institución pública más acabada y cercana a los más altos ideales que los mexicanos nos hemos establecido.

Voz señera de unidad y lealtad, los militares mexicanos no se quejan ni se quebrantan, sino que actúan y resuelven. Quizá por ello, haya quienes pretenden confundir discreción y respeto con complicidad e ilegalidad. De ahí que esta institución sea objeto de ataques injustificados y calumnias que pretenden cimbrarlo.

Muestra de ello es la falsa información que se intentó hacer pasar por verdadera sobre el caso Tlatlaya, en la que una supuesta testigo culpó a los militares de haber asesinado a un grupo de presuntos delincuentes que mantenían privadas de su libertad a personas en una bodega. Hoy se ha comprobado que esa versión es falsa y que en realidad, lo que sí hubo fue un enfrentamiento y un abatimiento del grupo que mantenía azolada a la población. Los militares cumplieron con su deber en apego, respeto al marco legal mexicano.

Y así ha sido en todos los casos en los que se ha requerido la intervención del Ejército Mexicano, que ha demostrado ser el primer interesado en saber y adecuar el comportamiento de sus elementos al marco de respeto a los derechos humanos y la dignidad de todo individuo.

Institución moderna, eficaz, profesional y disciplinada, la Secretaría de la Defensa Nacional que encabeza el General. Salvador Cienfuegos, encarna lo mejor de los mexicanos y de nuestro devenir histórico, pues sus filas se nutren cada día de mujeres y hombres de todo el país y de todos los orígenes, unidos bajo la insignia de servicio y superación constantes.

Al abrir los periódicos y los portales de información, nos topamos con encabezados como “Ejército apoya a laguneros por inundación”, “Ejército destruye más de 5 mil armas en Culiacán” e “IP pide intervención del Ejército para rescatar unidades”, los cuales demuestran la labor diaria, constante y permanente que los elementos de verde olivo realizan a favor de la sociedad, a pesar de que ésta no esté del todo consciente de ello.

Por si no fuera suficiente lo que hacen los militares y marinos por México, durante los recientes días también hemos leído este encabezado “Fuerzas Armadas le dan a México 4 medallas”, refiriéndose al destacado papel que atletas de alto rendimiento, que forman parte de las filas del Ejército y Marina realizaron en las Olimpiadas de Río 2016.

Es decir, el cuerpo castrense de México se encuentra presente en todo su territorio y en todos los aspectos de su vida diaria, siendo ejemplo de servicio, disciplina y tenacidad para cumplir objetivos y honrar al país.

La institución militar mexicana se ha consolidado al paso de los años, no solo como el vehículo institucional que hace garantizar el respeto al marco constitucional y legal que existe en el país, sino también en el gran facilitador para superar retos que en ocasiones parecen infranqueables, pero que con la ayuda de las y los militares se han atendido y resuelto.

camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov