imagotipo

Acontecer político

  • José Luis Camacho

Osorio Chong, la gobernabilidad y las Fuerzas Armadas

A 105 años de la declaración formal de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez como presidente y vicepresidente de México, respectivamente.

Gobernar en democracia nunca había sido más difícil para las autoridades mexicanas que en la actualidad. La gestación de nuevos y mayores retos para su seguridad, así como el surgimiento de un amplio y diverso espectro político-ideológico, han traído consigo mayores retos para la instancia que, con base en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, es la encargada de coordinar los esfuerzos del gabinete del Poder Ejecutivo Federal, así como de ser el enlace de éste con los otros poderes de la unión.

Se trata de la Secretaría de Gobernación, instancia que en su propio nombre consigna la importancia que su labor tiene para el sistema político mexicano, pues es la supersecretaría que no solo tiene que ver con el control de nuestras fronteras y flujos migratorios, registro y relación institucional con agrupaciones religiosas, diálogo con los partidos políticos y relación con los diversos medios de comunicación, sino también con la procuración de justicia y manejo de los diversos cuerpos de seguridad con los que cuenta el orden federal de Gobierno.

Históricamente, sus titulares han sido hombres experimentados, con gran capacidad política y sensibilidad para atender a cada uno de los grupos sociales, así como con conocimiento de los problemas que amenazan la gobernabilidad del país.

Miguel Ángel Osorio Chong es desde diciembre de 2012 el responsable de conducir los esfuerzos de esta oficina gubernamental. Su trayectoria como legislador federal y gobernador le han permitido no solo estar presente en cada uno de los temas en los que el Gobierno federal debe decidir y aplicar políticas públicas, sino sobre todo ser un interlocutor respetado y reconocido por los diversos sectores económicos, políticos y sociales.

Llegar resulta ser más fácil que mantenerse y entregar buenas cuentas.

Especial énfasis merece su relación con el Congreso de la Unión, en donde su claridad, conocimiento, honestidad y capacidad han sido reconocidos por todos los partidos políticos.

Desde hace algunos meses, la labor del secretario Osorio se ha centrado en fomentar la toma de conciencia entre la población, sobre su implicación para lograr una sana convivencia, así como para cerrar la puerta a las adicciones y la delincuencia. Factores todos ellos en los que la Secretaría de Gobernación no puede y no debe hacerlo sola, pues se trata de problemas sociales en los que cada persona es un agente de cambio y mejoramiento.

Y en ese sentido, Miguel Ángel Osorio Chong ha sido insistente en reconocer e impulsar el respeto hacia nuestras Fuerzas Armadas, cuerpo de disciplina, trabajo y empeño por cumplir a pie juntillas con las instrucciones presidenciales y que desde hace 10 años realiza labores de seguridad en diversos puntos del país, derivado de la presencia del crimen organizado, así como de la incapacidad de diversos cuerpos de seguridad por hacerles frente.

El reconocimiento al que apela Osorio Chong no es uno de palabra y de aplauso, sino de conciencia y de apoyo diario al trabajo que militares y marinos realizan de manera desinteresada y entregada por completo al pueblo de México.

Los recientes hechos de Culiacán, Sinaloa, han vuelto visible una realidad que los militares sufren a diario desde hace una década, que es el acoso de los criminales y el abuso hacia la tropa que, proveniente de las diversas entidades federativas, deciden dedicar su vida al trabajo en bien de México.

En ese sentido, lo menos que debemos hacer los mexicanos es demostrar no solo nuestro agradecimiento y apoyo, sino sobre todo nuestro compromiso por engrandecer el trabajo que realizan el Ejército y la Marina por garantizar un mejor futuro para el país.

Ésa es la convocatoria que hace el secretario de Gobernación como responsable de motivar la cultura ciudadana y la consolidación de la vida institucional, como la mejor forma de ensanchar los caminos de la gobernabilidad democrática y de la seguridad.

Nadie duda que México enfrenta grandes y graves retos, pero la única vía para solucionarlos es por la de las instituciones públicas, y ésa es la labor en la que Miguel Ángel Osorio Chong se encuentra comprometido y abocado.
camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov