imagotipo

Acontecer Político

  • José Luis Camacho

El partido en el Gobierno está a punto de dar inicio a una nueva etapa en su arduo recorrido por la historia nacional. Etapa que se caracterizará por el aprovechamiento de su experiencia y amplio legado de contribuciones, pero sobre todo por su capacidad de innovación en las propuestas que postulará para hacer frente a nuevos problemas y a las nuevas circunstancias por las que atraviesa el país.

Sin oportunismos ni respuestas coyunturales, el PRI, bajo el liderazgo nato del presidente Enrique Peña Nieto, demostrará su capacidad de transformación, la cual no implica de forma alguna desvío de sus ideales y principios, sino continuidad en lo bien hecho y corrección de lo que no se ha hecho con suficiencia.

Tras 50 dirigencias y 46 líderes nacionales, el PRI del año 2016 ha asimilado la conclusión de la presidencia de Manlio Fabio Beltrones Rivera, militante destacado y experimentado político, quien hizo frente a adversas circunstancias derivadas de múltiples factores que se cristalizaron en los resultados del pasado 5 de junio, y que constituyen un llamado de atención para refrendar el compromiso de este partido político y los Gobiernos de él emanados con el bienestar y desarrollo de la población.

Ser el partido en el Gobierno trae consigo numerosos retos, pues a pesar de no controlar las numerosas variables que inciden en el desarrollo económico y social de la nación, sí es percibido por la población como el principal responsable. Ello implica el reto permanente de ser el gran receptáculo de las inquietudes e inconformidades que surjan de la sociedad, para traducirlas en propuestas de políticas públicas que las atiendan y resuelvan.

Las lecciones del pasado dan muestra de la capacidad priísta de adaptarse a las condiciones del país y convertirlas en unas mejores. Se trata del círculo virtuoso que es posible gracias a la democracia y a la intensa competencia electoral, en la que ningún partido político puede ganar siempre ni está condenado a perderlas todas. No obstante, como instituto político cuya naturaleza es incidir en la problemática del país, el PRI quiere ganar y gobernar.

Tal y como lo establecen los estatutos del PRI y la convocatoria emitida el pasado viernes por la presidenta Carolina Monroy del Mazo, quien en poco más de veinte días de liderazgo ha dado muestra de su capacidad, sensibilidad y militancia comprometida, será el Consejo Político Nacional responsable de elegir al candidato que mejor cumpla con los requisitos establecidos, llevándose a cabo la elección el próximo 16 de julio.

Semillero de mujeres y hombres de talento, voluntad y constancia, sectores y organismos del PRI se han pronunciado a favor del otrora director de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa Reza, quien ha declarado su convicción por encabezar a este instituto político de cara a su XXII Asamblea Nacional, siendo el máximo órgano de decisión y responsable de actualizar sus Documentos Básicos.

Al respecto, es necesario destacar las aportaciones que durante la XXI Asamblea Nacional realizó la dirigencia encabezada por el Dr. César Camacho, actual diputado federal, quien fue el responsable de establecer los pilares sobre los cuales se construye el PRI del siglo XXI.

César Camacho fue quien dotó de contenido a la socialdemocracia de la que se había hablado años atrás y diseñó la brújula con la que se conduciría el PRI en esta nueva oportunidad de encabezar los esfuerzos nacionales por transformar el país.

Ello permitió que en las elecciones del año 2015 el PRI resultara victorioso y consolidara su compromiso social. No obstante, hoy es momento de seguir avanzando en la ruta de la reingeniería partidista.

Como ningún otro partido político lo está haciendo en estos momentos, el PRI sí está reflexionando sobre su papel en la democracia mexicana y cómo hacer más para garantizar el pleno desarrollo de la nación; se está preguntando qué ha hecho bien y qué ha hecho mal, en aras de seguir constituyendo un vehículo facilitador y no uno retardatario. Ejercicio del cual, estoy seguro, el PRI resultará fortalecido y preparado para seguir contribuyendo al progreso del país. Ése es el reto.
camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov