imagotipo

Acordanza

  • Acordanza: Tere Ponce De León

– En abril se proyectaron, en la Cineteca, las películas de Marcela Fernández  Violante

– La multilaureada directora charló sobre ellas con el director Juan Antonio de la Riva y con el público asistente en el ciclo “Conversando con nuestros cineastas”

Durante todos los jueves del pasado mes de abril en la Cineteca Nacional, la directora de cine, Marcela Fernández Violante, charló con el público asistente al ciclo de películas dirigidas por ella que la Cineteca Nacional organizó dentro de su programa de extensión académica… Marcela es una de las grandes realizadoras mexicanas de cine, y si no fue pionera (ese honor le corresponde a Matilde Landeta, su icono y referencia) a Marcela le toca emprender como realizadora un cine nada almibarado, por el contrario, un cine de fuerza donde se “arriesga” a tocar temas tabúes de la historia de México, como en su momento fue la huelga de los mineros de Cananea (en su película Cananea); la guerra cristera (en De todos modos Juan te llamas, donde relata la historia del general Guajardo y su familia. A manera de tragedia, la pequeña hija de Guajardo se da cuenta de los horrores de la guerra y el complot político en el que está involucrado su padre y el ejército mexicano… Describe el acoso del crimen organizado a una profesionista (en Acosada); la pobreza de los tarahumaras en El país de los pies ligeros: o las vicisitudes de la burocracia y el sistema corrupto gubernamental, en “Un golpe de Suerte”, película, ésta última que se quedó enlatada, precisamente por su denuncia… Y fue en la exhibición de ésta última película donde, charlando con el director Juan Antonio de la Riva, Marcela declaró que no pensaba volver a hacer un “largo”, un largometraje. Tiene siete, amén de cortometrajes pioneros, como el dedicado a Frida Kahlo, antes que surgiera el fenómeno internacional de Frida Kahlo… ¿Por qué? Marcela comentó las dificultades que ocurren para que un director pueda levantar un proyecto, es decir conseguir los recursos necesarios para filmar sus películas… Y contó cómo ella padeció para filmar “Un golpe de suerte” y para poder acabarla, y luego para que no se proyectara y se distribuyera… La película es excelente, pues retrata la vida familiar de un burócrata que sueña con tener una casa de interés social y se encuentra satisfecho por ser parte de un “sistema” que le da de comer, seguridad en el trabajo y prestaciones sociales”. Cuando consigue la casa, viene el “golpe de suerte”. La dependencia gubernamental decide suprimir la dirección donde trabaja el protagonista echándolo a la calle. Entonces la vida se le desmorona como se le desmorona a su familia, la cual tiene que recomponerse actuando de la misma manera que veinticinco años antes, cuando el burócrata actuó al decidir vivir con su padre que había pagado un departamentito de interés social en la colonia de los Doctores… El sueño de la casa, de la seguridad en el trabajo, todo se viene abajo. La esperanza la constituye uno de los hijos jóvenes, que sigue el camino burocrático de su padre y que tiene que renunciar a sus sueños matrimoniales para constituirse en el pilar proveedor de su familia paterna defendiendo ese trabajo burocrático, reiterativo, que acaba con su espíritu juvenil y sus expectativas de crecimiento intelectual… Me encantaron las actuaciones de el Comanche Sergio Ramos; la de Miguel Manzano haciendo un abuelo inolvidable… y obviamente la dirección de Marcela, quien comentó que ésta fue la última actuación de don Miguel. Porque a los dos meses de haber filmado la película en 1992, falleció… Nos recreamos con la actuación de Lucha Villa, que amen de excelente cantante fue una gran actriz, como lo demuestra en esta película y en las que participó, entre ellas El Gallo de Oro; vi a unos hermanos Bichir -Demián y Bruno- muy jóvenes… Y a una simpatiquísima Margarita Isabel… Vi también en “Golpe de suerte” muchos cameos (o sea apariciones fugaces en el filme de gente famosa), como el que hizo el pintor José Luis Cuevas al aparecer como comprador de un espejo en una venta de garaje de la familia de burócratas; o el de Carlos Bracho, que aparece como antiguo enamorado de la esposa del burócrata… Una vecina de asiento me comentó que todas las charlas de Marcela estuvieron estupendas y que en la primera, habló sobre cómo se inicio en el cine: “Fue en el Auditorio Justo Sierra de la UNAM en donde aprendimos a ver en la pantalla: a ya no ser el espectador pasivo que va a ver emotivamente de qué se trata el relato, sino que ya nos empezamos a fijar en el corte y en el cuadro, y yo debo de decir que el que más me impresionó fue Kurosawa, comentó Marcela y recordó su experiencia como estudiante de la primera generación del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) y como directora primeriza en el rodaje de “De todos modos Juan te llamas “(1974)… Comentó que las clases impartidas por Gabriel García Márquez, Salvador Elizondo, Paul Leduc y José Revueltas, así como el estudio de las filmografías de Akira Kurosawa, Ingmar Bergman y Luchino Visconti, la inspiraron para cambiar sus aspiraciones de escritora por la vocación de cineasta… Estas influencias se reflejaron en su ópera prima. “Yo soy una enamorada de la historia de México y me aprecio de conocerla muy bien. Mi padre era abogado y también tuvo un nexo muy fuerte con muchos militares de su época. Acabó siendo Procurador de Justicia Militar en la Defensa Nacional”, comentó al respecto de su inspiración para la obra De todos modos Juan te llamas, “y entonces mi casa se empezó a llenar de militares”… Pero volviendo a Golpe de Suerte, se me hizo excelente filme, digno de pasar a las pantallas grandes en horas estelares…