imagotipo

Acordanza

  • Acordanza: Tere Ponce De León

– B. Traven en el Museo de Arte Moderno de Chapultepec

– Hoy se inaugura una muestra sobre este enigmático escritor

Cuando hablamos del escritor B. Traven, inmediatamente lo asociamos con sus obras de ambiente mexicano: “El tesoro de la Sierra Madre”, “Canasta de Cuentos mexicanos”, “La Rebelión de los Colgados”, “La Rosa Blanca”, “El puente en la Selva”, entre otras, y se nos viene a la memoria… En 1948, El tesoro de Sierra Madre la llevó al cine John Huston y en ella Humphrey Bogart hace un papel formidable. La película fue ganadora de tres Óscares y tres Globos de Oro. Durante la época de oro de nuestro cine, en 1954, Alfredo B. Crevenna y Emilio -el Indio- Fernández filmaron “La rebelión de los colgados”, con Pedro Armendáriz; “Canasta de cuentos mexicanos”, en 1955, fue dirigida por Julio Bracho…Y “Macario”, en 1959, con dirección de Roberto Gavaldón, donde Ignacio López Tarso hace una actuación inolvidable… Recordamos también como “La Rosa Blanca”, de 1961, con guión y dirección de Roberto Gavaldón, no pudo estrenarse sino hasta 11 años después en 1972, porque el Gobierno la tuvo censurada… Todavía un cuento más de este autor se filmó en 1962: Frustración, se convirtió en la película “Días de otoño” con la dirección de Roberto Gavaldón…

B. TRAVEN de joven cuando utilizaba el pesudónimo de Ret Marut, Londres 1923.

B. TRAVEN de joven cuando utilizaba el pesudónimo de Ret Marut, Londres 1923.

Todo esto viene a cuento porque el Museo de Arte Moderno, de Chapultepec, abre hoy miércoles, a las ocho de la noche, una exposición sobre Traven, donde podremos ver escritos originales, películas, cartas, amores, y fotos en el entorno en que vivió… Hablo de Traven como un “escritor enigmático” y ¡vaya si lo fue! Utilizó durante toda su vida no sólo ese pseudónimo con el que firmó sus obras escritas en México sino una cantidad impresionante de “alias” con que cubría su verdadera identidad… El escritor nació en Alemania, el 23 de febrero de 1882 y el nombre que le impusieron sus padres fue el de Otto Feige… Pero andando el tiempo, una vez que dejó su país natal en 1923, se convirtió en Ret Marut, Hal Croves, Bernhard Traven Torsvan, por no citar más que sus alias más conocidos… A México llegó para quedarse… Residió muchísimos años aquí, se casó con la mexicana Rosa Elena Luján y murió en esta ciudad de México en 1969, después de vivir en la selva chiapaneca y en Acapulco…

LA INVITACIÓN para la muestra de B. Traven en el Museo de Arte Moderno.

LA INVITACIÓN para la muestra de B. Traven en el Museo de Arte Moderno.

Malú Montes de Oca, su hijastra -hija de Rosa Elena-, fue quien proporcionó a los curadores del Museo de Arte Moderno, todos los documentos y fotografías que abarcan la muestra porque Traven, a pesar de defender celosamente su intimidad, tenía un grupo de amigos en la ciudad de México, entre los que figuraron el fotógrafo Gabriel Figueroa Mateos -primo de Esperanza y Adolfo López Mateos-, Tina Modotti, Frida Kahlo, Adolfo y Esperanza López Mateos (su primera traductora), Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Federico Canessi y Edward Weston, por no citar más que a los más famosos.… Antes de casarse con Rosa Elena Luján, B. Traven escondido siempre y buscando siempre el anonimato, se comunicaba con las editoriales a través de su traductora, Esperanza López Mateos…

ESPERANZA LÓPEZ Mateos, traductora y agente literario de B. Traven, muerta en septiembre de 1951.

ESPERANZA LÓPEZ Mateos, traductora y agente literario de B. Traven, muerta en septiembre de 1951.

Por cierto que por el año de 1947, el periodista y novelista Luis Spota quiso develar el misterio que se escondía detrás del nombre de B. Traven… Luis hizo un reportaje para la revista Mañana en que develó la identidad de este autor con la que ingresó a nuestro país. El artículo, publicado el 7 de agosto de 1948 le valió que ese año Spota obtuviera el Premio Nacional de Periodismo 1948 otorgado por la Asociación Nacional de Periodistas… Elda Peralta en su libro “Spota, las sustancias de la Tierra”, del que próximamente Editorial Morgana publicará la segunda edición, cuenta cómo Luis pudo conseguirlo… Escribe Elda: “El arduo rastreo que lo llevó al descubrimiento de Traven comenzó siete años atrás, la noche en que el maestro Gregorio Ortega le reveló la existencia del escritor, que desde las selvas del sur de México lanzaba al mundo punzantes ficciones sobre la realidad mexicana”. Luis se interesó desde entonces por el desconocido misántropo y no tardó en imponerse como finalidad profesional el descubrir su escondite y su filiación. Por conducto de Esperanza López Mateos, intermediaria y traductora en México de Traven, Luis intentó en vano acercarse a él. Traven se rehusaba a cualquier encuentro. Le hizo llegar, eso sí, a través de Esperanza un consejo que resumía su teoría literaria; “Es mejor vivir antes que escribir. El talento y la imaginación pobremente reemplazan a la realidad”… En sus indagaciones sobre el misterioso escritor, Luis contaba con el apoyo del doctor Alfonso Quiroz Cuarón, director de investigaciones del Banco de México. Enterado de su interés obsesivo por encontrar pistas que lo llevaran a Traven, un día el doctor le avisó que se iba a abrir una caja de seguridad en el Banco de México a nombre de B.T. Torsvan, pues el titular no había cubierto su pago en varios años. Don Carlos Novoa, gerente del Banco, permitió que Luis estuviera presente cuando abrieron la caja. Entre la papelería había un libro de Alexis Carrel, “La incógnita del hombre”. En su interior un papelito: un talón postal suizo que amparaba un envío a la ciudad de México. Luis sintió que iba por buen camino”… “El paso siguiente fue conseguir que sus amigos de la Secretaría de Gobernación le permitieran revisar los registros para extranjeros. Quería estar seguro de que Traven vivía en México. Asesorado por algún empleado, removía por las noches los archivos, en el edificio de Gobernación, en Bucareli. Localizó finalmente una Forma 14 de entrada al país, fechada el 12 de julio de 1930, a nombre de Berik Traven Torsvan. Fecha y lugar de nacimiento: Chicago, Illinois, 3 de mayo de 1890… Otra pista relacionada con Traven lo llevó a Acapulco, al Parque Cachú. No le fue difícil establecer contacto con El Gringo, ni beber con él, tanto en el expendio como dentro de la casa a donde lo invitó. “Me contaba anécdotas que yo reconocía en el acto porque las había leído en sus libros, entre ellas, la de un hijo que se le había ahogado en Chiapas y su entierro, escenas de sus novelas. Cuando le demostré que él era Traven lo negó, después lo aceptó pero amenazó con suicidarse si yo publicaba algo” -le comentó Luis a Elda-… “Poco tiempo después de publicado el reportaje llegó a la revista Mañana una carta de Londres. En ella se aseguraba que yo estaba equivocado y que el hombre con el que yo había hablado en Acapulco era un primo de Traven y que éste había muerto”… Con un químico amigo Luis mandó analizar el papel (San Rafael) y la tinta (Rajojú). Ambos eran productos mexicanos…” Hasta aquí el testimonio de Elda… Pero andando el tiempo se supo que el nombre descubierto por Luis con el cual entró a México B. Traven era otro de los alias que Otto Feige, nacido en Alemania en 1882 había adoptado. Feige fue un montador mecánico, gerente del Sindicato, actor y novelista, utilizó el alemán para escribir sus novelas, traducidas a 44 idiomas de todo el mundo. Huyó de su país natal en 1923 pues fue uno de los líderes intelectuales de la República Bávara de Consejos de Obreros, Soldados y Campesinos de Múnich, creada poco después de terminada la Primera Guerra Mundial. De febrero a abril de 1919 fue funcionario de la República como Consejero. Estuvo una corta temporada en Inglaterra en 1923 con el seudónimo de Ret Marut que utilizaba en sus actuaciones. Feige-Traven mató a Marut en 1924: “El bávaro de Múnich ha muerto”, escribió en su diario el 26 de julio de 1924.