imagotipo

Acordanza | Tere Ponce

  • Acordanza: Tere Ponce De León

Me encuentro con la abogada, política, periodista y escritora Lilia Cisneros Luján… Ciudadana del mundo, apasionada de la comunicación, escribe desde los diez años de edad y ya en la prepa era famosa por la publicación de un periódico estudiantil producido en rotativa… He seguido sus artículos en la Revista Siempre, en el periódico El Universal, en la revista Impacto y ahora por internet en las redes virtuales en revistas como Monitor Económico, el Informador, Economic Press, Revista El Quijote, entre otras… Mujer de múltiples facetas, en el orden del trabajo social fue la fundadora y pionera de los Hospitales para el Niño Quemado, tanto en este Distrito Federal como en Querétaro… Tomamos café con motivo de la publicación de su última novela que lleva un título bastante provocador: “En México no hay hombres”, donde retrata la experiencia de tres mujeres universitarias que luchan desde su época estudiantil, en los años sesenta, por la igualdad de las mujeres en lo laboral, en lo jurídico y en lo social…

LA ABOGADA y comunicóloga Lilia Cisneros Luján.

LA ABOGADA y comunicóloga Lilia Cisneros Luján.

Lilia comenta que, como generación “sandwich”, las mujeres de su generación sufrieron las consecuencias del atrevimiento que fue el emanciparse y el luchar por la equidad de su género, porque los hombres que conocen y/o las rodean, continúan con todas las actitudes machistas aprendidas desde los pañales… Al romper el paradigma patriarcal de la mujer como “reina del hogar”, “mujer abnegada” y dependiente, los personajes femeninos, retrato de la vida real, tendrán que lidiar con las agresiones masculinas impulsadas por los estereotipos… Lilia reflexiona en esta novela, que muy pronto estará en librerías, sobre “el precio” que tuvieron que pagar las mujeres de su generación a la vida por este atrevimiento… La charla se celebró en casa de Elda Peralta,-otra de las legendarias mujeres, escritora y actriz, que se enfrentó una década antes de la generación de Lilia, al mundo patriarcal, al ser la pareja sentimental del escritor Luis Spota sin estar bendecida por las leyes del matrimonio-… La casa de Elda es la sede de la Editorial Morgana, cuyo sello editorial lleva la edición de “En México no hay hombres”… Recordamos también con Lilia, a su talentosa hija Yvette Cruz Cisneros, fallecida hace dos años en la flor de la edad… Yvette nacida el 13 de abril de 1971 murió el 5 de febrero de 2014, por lo que Lilia la recordó con una ceremonia plena de amor y nostalgia efectuada el sábado 6 de febrero a las 12 del día en Chimalistac y para la cual le escribió una carta que por lo emotiva,
transcribo para ustedes:

-“Mi hermosa hija”:

Ahora que cumples dos años de vivir en la mansión celestial no puedo evitar recordar tu fiesta de igual tiempo en esta dimensión física… Vivíamos en un pequeño departamento de la unidad habitacional Altillo y los jardines se llenaron de “tipis” canadienses rodeados de niños ataviados con diademas de plumas. Tu traje a la usanza de los antiguos aborígenes, lo lucias con toda esa entereza que siempre mostraste ante las situaciones novedosas… Ese recuerdo te acompañó toda la vida y se reforzó cuando tus dos hijos cumplieron también sus dos años. Vestidos de indios canadienses, disfrutaron al igual que tú lo hiciste… Ver las fotos, me obliga a mezclar, los recuerdos alegres con la añoranza… Quien no ha tenido la pérdida del hijo, simplemente repite consejas como “No llores, ya déjala ir, el tiempo cura todos los dolores”; pero eso no es verdad Yvi, cada día que pasa, el espacio de tu ausencia se hace más amplio y te extraño más… No tengo que dejarte ir a ningún lado, tu estás a donde el Dios en el creemos, resguarda a las almas hasta el momento de la resurrección en gloria cuando Él vuelva. Lo sé, creo en ello y eso me permite aumentar mi fe pero, hija querida te extraño, no quiero evitar hacerlo… Cada vez sufro menos tu partida, aunque tu recuerdo se hace más profundo. La cosas que me encargaste van saliendo; no al ritmo que tenía hace 10 o 20 años, pero van saliendo: tus hijos creciendo, no se mucho los detalles, pero tengo fe en que están bien, cuidados y resguardados en el hueco de la mano del señor… En la preparación de la segunda reunión a tu memoria, vino a mi mente el comentario que me hiciste, con relación al sitial en la mesa que la hoy viuda de Carlos Fuentes, reservaba para su hijo fallecido. Entonces te escuché, no expresé juicio alguno. Hoy estoy cierta que nada de lo que hagamos –misas, rezos, cánticos, rituales a quién sabe cuántas deidades- cuando el ser amado ha partido sirve para cambiar el hecho de que el Todo Poderoso, decidió con sabiduría, como lo dijiste alguna vez, que tu tarea en este mundo había concluido… Mucho nos dejaste amor mío, tu sonrisa, tus aciertos, tus actos de amor y servicio, tus errores, el reconocimiento de ellos y sobre todo la disposición perenne de amar a tus hijos, tus amigos, tus alumnos, la familia y gracias pequeña Langosta por todo eso, que va llenando el hueco que se produjo con tu ausencia física… Te mando con el alma un beso mi Yvi y te sigo afirmando que te amo desde aquí hasta donde vive Santa Claus y de regreso: Mamá”… Yvette era experta en hotelería, tenía una maestría en Relaciones Internacionales de la UNAM, y poseía por la brillantez de sus estudios, la Medalla Gabino Barrera que otorga la UNAM a sus mejores estudiantes.. Hablaba seis idiomas: español, inglés, alemán, francés, sueco y noruego (pues vivió cinco años en Suecia)… En el año 2000 dio a luz a sus gemelos, Kyra e Iñaki… Un agresivo cáncer de mama se la llevó… Lilia tiene la voluntad de seguir publicando novelas… Publicada ésta, se dedica ya a escribir la tercera de su autoría…

/arm