imagotipo

Acordanza / Tere Ponce

  • Acordanza: Tere Ponce De León

Las primeras fotografías que llegan a mi mesa de trabajo esta semana son las de un evento que cada año se repite en la Laguna Madre, situada en la costa de Tamaulipas en la desembocadura del Río Bravo y es la llegada del famoso pelícano blanco, de la costa del Atlántico del norte y que, al igual que al otro lado de nuestras costas, las ballenas en el Mar de Cortés, en la costa del Pacífico de nuestro país, toman ese hábitat como refugio para reproducirse… Pero volviendo al pelícano blanco, su migración desde los litorales del Canadá y norte de Estados Unidos se realiza en el otoño, cuando buscan climas más cálidos para su anidación… La Laguna Madre es un cuerpo de agua -como le dicen los biólogos, hipersalina. Está situada al norte del Estado de Tamaulipas, y constituye un lugar ideal para pasar el invierno, ya que junto con su homóloga localizada en Texas y con la que comparte muchas características, forma parte del conjunto hidrográfico que rodea la desembocadura del Río Bravo a ambos lados de la frontera méxico-estadunidense y forma uno de los solamente cinco sistemas laguneros hipersalinos del mundo. En América del Norte es el único de estos sistemas; y en tamaño, el mayor del mundo… Debido a su importancia ecológica y por su diversidad biológica que contiene, para protegerla del embate humano, nuestro Gobierno declaró a más de 500 mil hectáreas de este sistema lagunero “Área Natural Protegida” en el año de 2005… Los ilustres visitantes a nuestra tierra, los pelícanos blancos, son una de las especies migratorias más grandes que hay… Los pelícanos, por lo general miden 1.2 metros de pico a cola y de ala a ala tres metros… Los biólogos lo distinguen de sus congéneres por tener manchas negras en las alas y un pico anaranjado, grande y ancho que define su nombre científico (“Pelecanus erytrorhyncos”)… Si uno los observa volar, son muy gráciles en el aire, al mover sus alas en lentos y poderosos golpes… Al contrario del pelícano pardo, que se zambulle para pescar, el blanco practica la pesca cooperativa… Y aunque en tierra los veamos un tanto torpes, vuelan y nadan con mucho donaire… Cuando vuelan, lo hacen en círculos con las corrientes de aire ascendentes hasta encontrar las corrientes rápidas de las estratosfera a unos 2 mil 500 metros sobre el nivel del suelo, y las aprovechan para desplazarse a mas de cien kilómetros por hora , según nos reportan los biólogos… ¿No es maravilloso y sorprendente?….Son muy comelones: cada uno como un promedio de quilo y medio de pescado, sobre todo sardinas, carpas, percas, y pez gato… Y como la Laguna Madre, con su condición de cuerpo lacustre salinoso, posee dentro de sus aguas una gran variedad de peces (por cierto el camarón, aunque no es pez, es uno de sus mayores tesoros), pues allí los pelícanos pasan muy a gusto el invierno, en convivencia con otras 450 aves migratorias acuáticas, semiacuáticas y terrestres… Ya conocen ustedes cómo son los científicos: todo lo miden. Pues bien, nos informan que el 15 por ciento del total de aves migratorias que llegan de Canadá y Estados Unidos a nuestro país, se asientan en la región Laguna Madre y Delta del Río Bravo… ¿Qué otros migrantes sin pasaporte ni tratados internacionales llegan a este sitio protegido? Pues 38 especies de patos y gansos, entre los que sobresalen el ganso frente blanca o ganso careto mayor (Anser albifrons), el ganso canadiense (Branta canadensis), los patos golondrinos (Anas acuta), los patos cabeza roja (Aythya americana) la cerceta de alas azules o cerceta ala azul (Anas discors)… Lo que encuentran en este hábitat mexicano es la manera de hacer su nido para la reproducción; alimento suficiente y reposo para las que deciden proseguir su vuelo hacia el sur… Y me pongo a pensar, fuera de los humanos (que somos terriblemente territoriales), las aves en nuestro planeta, con sus sistemas ecológicos, no reconocen fronteras, el mundo es suyo y cuando los rigores de un clima los hacen emigrar, encuentran áreas de protección y comida para proseguir con su destino mismo: ser parte de la vida en nuestro planeta… El pelícano blanco, por ejemplo, ha llegado a invernar en la laguna de Xochimilco, aquí en el centro del país, atrasito de la ciudad de México y en el lago de Texcoco… Ya que hablamos de la Comisión Nacional para las Áreas Protegidas, su titular, Alejandro del Mazo Maza acaba de designar nuevos directores para las diferentes áreas nacionales protegidas que tiene nuestro país en Quintana Roo. Entre ellos quedó al frente de la Dirección de la Reserva de la Biosfera Tiburón Ballena, José Juan Pérez Ramírez; Biólogo por la UNAM, con grado de Maestría en Desarrollo Sustentable por la Universidad Nacional de Lanus, Argentina… Como director de la Reserva de la Biosfera Banco Chinchorro y el Parque Nacional de Xcalak, José Juan Domínguez Calderón; maestro en Ciencias por la Fundaçao Universidade Federal Do Rio Grande, de Rio Grande do Sul en Brasil… María del Carmen García Rivas, es la nueva Directora del Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos. Egresada de la licenciatura en biología por la UNAM y maestra en ciencias por la Facultad de Ciencias de nuestra máxima casa de estudios. Cuenta con amplia experiencia nacional e internacional en el manejo y monitoreo de sistemas arrecifales…Felipe Ángel Omar Ortíz Moreno es el flamante director del Parque Nacional Tulum y seguirá al frente de la Reserva de la biosfera Sian Ka’an; y el biólogo Ortiz Moreno es egresado de la licenciatura en Biología por Universidad Nacional Autónoma de México.