imagotipo

Acto sexual en la Línea 12 / Juego de Palabras / Gilberto D Estrabau

  • Gilberto Destrabau

Los vagones entrando y saliendo del túnel son por sí mismos una metáfora sexual. Esto, aunado a las noticias sobre las cantidades estratosféricas que exigirá el mantenimiento de la línea 12, me recordaron aquel viejo chascarrillo:

Una dama de esplendorosa belleza, que carga un niño bastante pachucho, ingresa en el consultorio de un todavía joven y vigoroso pediatra. El facultativo indica a la señora que coloque a su criatura sobre la mesa de exploración, la revisa concienzudamente, y dice:

-La voy a molestar con que me acompañe a mi privado.

Abre una puerta que cruza la dama con sensual contoneo, y ya ambos adentro, el doctor le indica.

-Por favor. Quítese la ropa y acuéstese en ese canapé.

-Pero doctor –exclama la beldad– el enfermo es mi niño.

Yo estoy bien.

-Está usted requetebién, y su niño está requetemal. Es más: de plano ya no sirve. Así que acomódese: vamos a hacer uno nuevo.
El niño de Gaviño

Para que la raza no festejara con demasiado ardor la reinauguración de la llamada Línea Dorada, el director del Metro, Jorge Gaviño, informó que sí, que todas las estaciones están abiertas y que se espera que así continúen, siempre y cuando se cumpla con el pequeño detalle de invertirle cada año 180 millones de pesos. Con esa cualidad mágica que tienen las obras públicas en México –recuérdese la Estela de Luz, que empezó a repartir luz desde la primera piedra. El presupuesto original fue de 400 millones, y terminó costando dos mil– de crecer sus costos como si les pusieran levadura -la propia Línea Dorada iba a costar en sus inicios 17 mil 500 millones de pesos y terminó costando 27 mil millones sin sumar las reparaciones… con esa cualidad mágica de crecimiento desaforado que tienen las obras gubernamentales en esta ciudad, decía, jure usted que en un año el mantenimiento va a ser de 200 millones.

Ahora bien, si Pitágoras no es de los que creen que el PAN va a ganar en Colima, en 10 años el Metro habrá gastado dos mil millones de pesos en mantener la Línea 12, y siempre creciendo como los frijoles mágicos de Jack, que en una noche atravesaron las nubes, en 20 estarán rozando los 10 mil anuales.

Yo creo sinceramente, como el pediatra del cuento, que lo mejor que puede hacer el Gobierno del Distrito Federal es tirar la Línea 12, y hacer una nueva. Y ya entrado en gastos, que el Gobierno federal siga el ejemplo y proceda a demoler la Estela de Luz, que siempre fue un adefesio, pero que ahora además es una vergüenza, con sus focos fundidos y convertida en basurero y hotel de paso.
Mariana
Moguel tiene mucha madre

Al revés de lo que se dice de algunos políticos mexicanos, Mariana Moguel Robles tiene mucha madre. Brincó de pre a pre: de la preparatoria a la presidencia del PRI del DF, porque el de comunicación en la Ibero solo es título, y cuatro meses de diputada local no es carrera política.

Pero el PRI del DF está tan fregado que a lo mejor esta pintita de tigresa lo saca adelante. Y que cosas tiene la vida, Mariana hasta preside sobre la campaña y victoria de su madre, que ya no se aguanta las ganas de regresar a la esquina de los finos, Zócalo y Pinos… Suárez.
Buenos días. Buena suerte.

juegodepalabras1@yahoo.com/ Sitio Web: juegodepalabras.mx