imagotipo

Agustín Basave, ya sabe, ya sabe…/ Juego de Palabras / Gilberto D’ Estrabau

  • Gilberto Destrabau

Con el ritmo de “El muñeco de alambre”, las tribus del PRD cantaron el martes por lo bajo “Agustín Basave, ya sabe, ya sabe…” Un poco porque les cayó en la punta del caracol del ombligo que funcionara el chantaje del regiomontano, y otro poco por el porvenir color permanganato que se les anuncia: el de un matrimonio de esos en que hay que cumplirle los caprichos a la señora, porque si no, “no hay cuchi-cuchi”.

Y es que, en efecto, Agustín Francisco de Asís Basave Benítez, presidente provisional de lo que queda del Partido Revolucionario Institucional ( PRD ) les tomó la medida a las facciones amarillas (no confundirlas con las de los chinos, que también son facciones amarillas) y, como dijo en un alarde de ingenio el senador Miguel Barbosa, “renunció a renunciar”, luego que el Consejo Nacional perredista le devolvió la autorización para hacer alianzas con otros partidos, a ver si se pueden alzar con alguna de las 12 gubernaturas en juego.

Por lo pronto, Panchito de  Asís será como yo quiero o me llevo mi bate y mi pelota, consiguió la  bendición concejil para aliarse con el Partido Acción Nacional (PAN) en Zacatecas, Durango, Oaxaca y Veracruz. Y conseguirá las 12 si así se le antoja, porque ya quedó claro que, en el PRD se hace lo que él dice, o “adiós Nicanor”.

Por eso, en el segundo párrafo le damos a Basave el título de “presidente provisional” del PRD. Y es que aún los anoréxicos tribeños solaztecanos terminarán por cansarse de esta dictadura disimulada que hace estallar cada conflicto entre el presidente del partido y el CEN en una carta que los pone como Dios puso al perico, que debilita aún más a la formación, y que los deja “colgados de la brocha” en las circunstancias más comprometidas, hasta que un día, por pura desesperación, le tomen la palabra al renunciante y nombren a Bejarano huey tlatoani.
“Divide et impera”

Por cierto que el coordinador de la fracción perredista en el Senado, Miguel Barbosa, entusiasmado por el éxito de su boutade acerca de las renuncias de Basave, se dedicó, en la entrevista que le hiciera nuestro compañero Jaime Contreras, a aplicar una máxima política que ya era vieja en tiempos de Catalina de Médicis, a quien erróneamente se le atribuye. La fórmula es “divide et impera”, “divide y domina”, y en la versión del poblano Barbosa, intenta enfrentar al presidente Peña con la representación de su partido en el Congreso.

Dice Don Miguel que desde 2014 el Presidente envió al Congreso una serie de iniciativas sobre Seguridad Pública que las bancadas priístas no han empujado, y que es impostergable que el próximo periodo de sesiones ordinarias, que se inicia el primero de febrero, se hagan realidad las Reformas Constitucionales en este tema, pues de no ser así, “ quedaríamos en falta ante el país “.

Pierde su tiempo Barbosa. La dirigencia priísta, y sus excelentes coordinadores en las Cámaras, saben perfectamente cuándo deben de transitar las iniciativas presidenciales. Que mejor siga inventando juegos de palabras y no haga el ridículo tratando  de imitar a Julio César y Napoleón, dos verdaderos maestros en el  arte de dividir y reinar.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx