imagotipo

¡Al ladrón! al… ladrón… | Punto de vista | Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Emilio Gamboa sacó el ábaco y contó hasta 62. Sí, es el número de senadores que tiene bajo su control como coordinador de los del PRI. Corriendo las bolas movibles sobre los torcidos cordeles, descubrió que entre el PAN, PRD y PT suman 65 miembros del Senado –dejando fuera al independiente- y por tanto, si las Leyes Secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción no se aprobaron no fue porque su partido no quisiera. Simplemente las oposiciones rehúyen hacer su chamba.

Al reclamo de “al ladrón… al ladrón” mientras el ladrón huía, Jesús Zambrano, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, expande el pecho para descalificar a los grupos parlamentarios –son dos: PRI y PVEM- porque pretenden que las leyes –aquellas- se debatan después de las elecciones del 5 de junio. Argumenta que muestran más intereses en los resultados comiciales que en atender los problemas de los ciudadanos.

Frente a esta afirmación, junto con la de Fernando Herrera, líder de los panistas, no queda clara la razón para no ejercer su mayoría senatorial, aunque utilizando el mismo ábaco que Gamboa se llega a la conclusión de que todo lo aprobado por las mayorías ficticias, se toparán con un dique virtualmente indestructible en la Cámara de Diputados.

Los tres grupos que tienen más votos en el Senado, en San Lázaro con seis grupos parlamentarios se quedan cortos. A lo mejor ellos, Miguel Barbosa, Fernando Herrera y Manuel Bartlett decidieron contar los sufragios y se dieron cuenta de que no les alcanzan.

Sin embargo, ¿por qué no avalar las leyes y después exhibir al PRI-PVEM de frenarlas?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelmx