imagotipo

Alarmas vecinales, la diferencia entre la vida y la muerte | De carne y hueso | Sonya Valencia

  • De carne y Hueso: Sonya Valencia

¿Ha oído hablar de las alarmas vecinales que otorga el Gobierno de la Ciudad de México? Si es así, ¿ya fue por ella? ¿Ya la conecto? ¿Ya le está funcionando?

Usted se preguntará el porqué de tantas preguntas, la respuesta es que deseo compartir con ustedes, mis queridos lectores, mi experiencia particular con las alarmas vecinales.

Empezaré por el principio. El pasado mes de agosto fue la primera vez que escuché de las alarmas vecinales. Resulta que el entonces jefe delegacional en Cuajimalpa, Adrián Rubalcava Suárez, hoy diputado local por el XX distrito, anunció que Cuajimalpa tendría alarmas vecinales.

Desde ese momento fuimos varios los vecinos que nos interesamos por obtener una, porque resulta que estas alarmas del Gobierno de la Ciudad de México, son como las ADT, pero, con una diferencia: no cuestan nada. Además, con solo apretar un botón y pronunciar una palabra clave, en cuestión de minutos tiene una ambulancia, un camión de bomberos o una patrulla atendiendo a su llamado de auxilio.

Pero continúo con mi historia. Durante meses me moví para unirme a la lista de los vecinos interesados en obtener una. Acudí a la dirección de Organización Vecinal de la Delegación Cuajimalpa, pero nadie sabía nada al respecto. Fui a la Dirección de Comunicación Social de la misma demarcación, y amablemente me investigaron quién era la persona a la que tenía que dirigirme y cuáles eran los requerimientos: copia del recibo telefónico y de la credencial de elector.

Entregué los documentos que me solicitaron, pero tampoco pasó nada. No fue sino hasta el lunes pasado que, a través de un grupo llamado “Nuevo Proyecto”, organizado por el actual jefe delegacional, Miguel Ángel Salazar y por Adrián Rubalcava, y coordinado, a su vez, por vecinos de la demarcación, entre ellos Ernesto Pérez y José Luis Cruz, como movilizador, que finalmente obtuve mi alarma vecinal.

CON SOLO apretar un botón y pronunciar una palabra clave, en cuestión de minutos tiene una ambulancia, un camión de bomberos o una patrulla atendiendo a su llamado de auxilio.

CON SOLO apretar un botón y pronunciar una palabra clave, en cuestión de minutos tiene una ambulancia, un camión de bomberos o una patrulla atendiendo a su llamado de auxilio.

En la entrega estuvo el licenciado Miguel Ángel Vargas López, responsable del Proyecto de Alarmas Vecinales de la Dirección de Seguridad Inteligencia y Monitoreo, en la Delegación Cuajimalpa, con quien tuve la oportunidad de platicar sobre el funcionamiento de las alarmas y la acogida que han tenido entre los vecinos.

“La entrega de las alarmas, me dijo el funcionario, se inició en noviembre de 2015. Hasta el momento hemos otorgado más de dos mil 600, de las cuales ya están funcionando70 por ciento”.

-¿Cuántas llamadas de auxilio han recibido durante estos meses?

“Aproximadamente 30. De éstas algunas han sido urgencias médicas. Hay que recordar que Cuajimalpa es una de las delegaciones más seguras de la Ciudad de México”.

-¿Cómo se puede adquirir una alarma?

“Existen dos maneras: vía la dirección de Organización Vecinal de la demarcación, a través de los coordinadores vecinales, o también se puede acudir directamente a la Central de Emergencias, la cual depende de la Dirección de Seguridad, Inteligencia y Monitoreo dirigida, en Cuajimalpa, por el licenciado Ulises Hiram García Fuentes”.

-¿Los trámites son complicados?

“No, por el contrario, son muy sencillos. Usted va con una copia de su recibo telefónico (no importa la compañía a la que pertenezca) y otra de su IFE,solicita su alarma y en cuestión de minutos el personal de la Central de Emergencia se la entrega”.

-¿Es muy difícil conectarla?

Es muy fácil. La alarma es una pequeña caja que tiene además del botón de pánico en la parte superior derecha, un cable en uno de los laterales, el cual se conecta a la roseta de la línea telefónica. Abajo del cable, en una entrada para teléfono, se conecta el cable que se quitó de la roseta y listo. Todo esto se tiene que hacer en la línea principal de la casa porque si se conecta a una extensión no funciona”.

-¿Una vez que se conectó cuánto tiempo tarda en activarse?

“Si la persona va a la Central de Alarmas a recoger la suya, en cuestión de minutos queda activada, si es a través de las reuniones con los coordinadores vecinales llegamos a tardar hasta 24 horas”.

-¿Qué acogida ha tenido con los vecinos?

“Desgraciadamente cuando se hacen reuniones la gente va porque ‘a la gorra todo el mundo le entra’ pero ya cuando hay que conectarla la olvidan. De hecho 30 por ciento de las alarmas entregadas no han sido activadas porque los vecinos no las han conectado”.

-¿Desidia, desinterés, falta de credibilidad en lo que hacen las autoridades…?

“Las preguntas pueden ser muchas y solo se me antoja una respuesta: si todavía no tiene su alarma vaya por ella a la delegación que le corresponda, y si ya la tiene no la ponga en el rincón de los olvidos, conéctela y actívela porque tener una alarma vecinal en casa, hace la diferencia entre la vida y la muerte”.

/arm