imagotipo

Alejandro Murat sale del agua

  • José Luis Camacho

Las reglas electorales son las que decidimos darnos y eso es parte de la gobernabilidad de nuestro país… no se les debe mover ni una sola coma.

Pablo Escudero Morales, presidente del Senado

En lo que fue un reconocimiento a la labor de nuestro país en la materia, del 22 al 26 de mayo pasado se realizó en Cancún, Quintana Roo, la Quinta Plataforma Global para la Reducción de Desastres Naturales del Sistema de Naciones Unidas, que contó con la participación de 189 países y que fue inaugurada por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Se trató de un reconocimiento para México porque por primera vez en su historia, esta conferencia salió de Suiza para realizarse en el paradisíaco destino mexicano. Se recalcó que en los recientes cinco años se han presentado 166 situaciones de desastres en nuestro país, de los cuales el número de personas fallecidas ha logrado mantenerse a la baja derivado de las acciones preventivas y de la acción oportuna por parte de las autoridades de los tres órdenes de gobierno.

Y no pasaron siquiera siete días cuando una vez más las instituciones de Protección Civil de nuestro país han sido puestas a prueba, debido a las tormentas que han azotado al sureste mexicano, particularmente a las regiones del Istmo de Tehuantepec y la Costa, Oaxaca, que han causado la interrupción de vías de comunicación y por ende, del suministro de víveres para los habitantes.

Con el agua a la cintura, el gobernador Alejandro Murat ha encabezado la labor de rescate y atención a las comunidades afectadas, lo cual ha requerido de un trabajo en equipo con nuestras Fuerzas Armadas, siempre prestas a brindar ayuda a la población civil y resolver los problemas más urgentes, así como de otras Secretarías de Estado para realizar puentes aéreos de ayuda.

Se trata no solo de salvar vidas, sino también de mostrar a la gente cercanía y apoyo ante las difíciles circunstancias en las que se encuentran y de probar el compromiso que se tiene con la reconstrucción y rehabilitación de la infraestructura dañada por el desplazamiento de grandes volúmenes de agua, lodo y vegetación.

No cabe duda que así como el Istmo de Tehuantepec es noticia porque la fuerza de sus vientos permitirá transportar, mediante un cableado de 610 kilómetros, 3 mil megawatts desde Ixtepec, Oaxaca, hasta Yautepec, Morelos, para desahogar la energía eólica que se genera en la región, en lo que constituye el primer proyecto eléctrico de corriente directa, también lo es por la fuerza destructora que la misma naturaleza puede desatar sobre la región.

Como si faltara algo al pueblo oaxaqueño, el pasado miércoles se suscitó un incendio en la zona de tanques de almacenamiento de petróleo crudo de la Refinería “Antonio Dovalí Jaime” de Salina Cruz, Oaxaca, ocasionado por las fuertes lluvias derivadas de la tormenta “Calvin”.

Ante esta situación el gobernador Alejandro, el director de Pemex y el presidente municipal de Salina Cruz encabezaron el esfuerzo para controlar y apagar el incendio, así como atender las consecuencias de los contaminantes que se emitieron al ambiente y brindar atención oportuna a la población desalojada preventivamente.

Lamentablemente el bombero Mario Alberto Balderas perdió la vida.

Enormes retos ha enfrentado el estado de Oaxaca en lo que va de junio, pero la sociedad haciendo equipo con un gobierno cercano ha demostrado tener la fuerza para salir avante de los problemas.
camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov