imagotipo

Alertan sobre riesgo de radicalización de musulmanes encarcelados en Italia

  • Jorge Sandoval

Jorge Sandoval G / El Sol de México

Corresponsal

ROMA, Italia. (OEM-Informex).- Es concreto el riesgo de que los jóvenes musulmanes menores de edad encarcelados en Italia caigan en las redes de la yihad islámica, sin contar por otra parte con el ulterior peligro de los nexos entre la mafia y el terrorismo. Es necesario, por lo tanto, intervenir inmediatamente “para evitar que dentro de unos cinco o 10 años nos encontremos en la misma situación de Bruselas o de las ‘banlieue’” parisinas.

La alarma fue lanzada por el procurador nacional del antimafia y del antiterrorismo, Franco Roberti, según el cual, los alrededor de 500 jóvenes musulmanes recluidos en este país por delitos comunes están acostumbrados como todos sus coetáneos a usar internet, vehículo a través del cual pueden fácilmente entrar en contacto con ‘sitios’ que predican la “yihad”.

En una entrevista al cotidiano “La República”, Roberti explicó que la que definió como “creciente y concreta amenaza”, está representada por “los jóvenes que de Italia quieren ir a Siria para combatir al lado del ‘Estado Islámico’; un número muy superior al que conocemos”. Por lo tanto, considera que “es fundamental la adopción de medidas de prevención para impedir que este potencial ejército de jóvenes caiga en los brazos de fanáticos”. Tras repetir que existen diversos casos de terroristas que han entrado a Europa a través del mar mediterráneo, con las embarcaciones de prófugos procedentes de Libia, “donde seguramente son controlados por el ‘Estado Islámico’”, Roberti lanzó otra alarma no menos preocupante: las relaciones entre el terrorismo y la mafia.

“Existen muchos elementos del pasado y del presente que nos indican que mafia y terrorismo son ‘socios’ en numerosos negocios, en particular en el tráfico de droga.

Efectivamente, “la autofinanciación yihadista se realiza en prevalencia con el tráfico de estupefacientes, que controla junto con la criminalidad organizada: los atentados de Madrid en 2004 –afirmó el procurador- fueron subvencionados de esta manera. Además, durante el último año –subrayó- fueron secuestradas toneladas de droga a bordo de naves en la ruta Casablanca-Tobruk, gestionadas seguramente por sujetos vinculados con el Estado islámico”.

El yihadismo “encarna por lo tanto la trama entre terrorismo y criminalidad: se trata –dijo Roberti- de una realidad mafiosa que explota el control del territorio para actividades empresariales ilegales como el tráfico de droga, el contrabando de petróleo y de piezas arqueológicas, así como los secuestros de personas… Sin contar con el tráfico de seres humanos.