imagotipo

Algo de lo que viene

  • La moviola/ Gerardo Gil

El año que inicia viene cargado de expectativas cinematográficas, que no es lo mismo que sorpresas. Porque una cosa es sorprender al público cinéfilo, y otra muy diferente funcionar en torno a los caprichos de esa audiencia. Hollywood sabe muy este asunto.

2017 será un año más de blockbusters a modo para la audiencia de nicho: la especialista en comics, superhéroes, franquicias o remakes. No es que este mal, simplemente es lo que hay. Casi lo único que hay.

Las audiencias educadas como consumidores (dicho esto sin ningún sentido peyorativo) entienden al cine como un producto –sobre todo esto- en serie, Ya no más el sorpresivo filme que irrumpe con éxito en las salas y reafirma caras nuevas al estrellato, Top Gun (Tony Scott, 1986), película a la que el señorito Cruise le debe tanto y que fue un trabajo icónico de las adolescentes ochenteras, es un ejemplo. Ahora los éxitos se planean con años de antelación y entre menos sorprendan –es decir entre más cumplan con la expectativa de ser fiel a la franquicia-, mejor.

Tan solo en el año que recién inicia, las todopoderosas Marvel y DC o Disney y Warner, seguirán siendo el agasajo del público más adocenado a lo comercial (esto claro, hasta que un estreno decepcionante de estos filmes convierta el agasajo en tragedia de taquilla y twittera).

Ahí está la siempre esperada y prematuramente criticada Wonder Woman (Patty Jenkis, 2017) de DC-Warner, que se espera sea estrenada el 2 de junio de 2017. La película nos traerá a una Gal Gadot, como la nueva “Diana Prince”. Por supuesto más asertiva y empoderada de lo que ya es el personaje creado por el psicólogo William Mourton Marstone.

Por supuesto, el filme es un preámbulo para Justice League (Zack Snider, 2017) sobre la que se han escrito cualquier cantidad de cosas antes de su estreno. El fenómeno del filme criticado, alabado o destrozado antes de ser visto. Está película reúne a los personajes más importantes de DC (¿es necesario que los mencione o me ahorro caracteres?) comandados por Batman (Ben Affleck) y Superman (Henry Cavill), que no andaba muerto andaba filmando (y firmando) secuelas. Su estreno es para el 17 de noviembre de 2017. Por parte de Marvel-Disney-Columbia, se podrá ver este año la quién sabe cuál número de adaptación de Spider –Man es, Spider-Man Homecoming. Y la fecha de estreno programado es el 7 de julio de 2017. Ahora, su amistoso amigo, Spider-Man, será interpretado por un actor mucho más cercano a la edad del personaje original en sus inicios: el casi púber, Tom Holland, dejando de lado el discreto encanto chavorruco de Tobey Maguire y ¿cómo se llamaba el otro? Ah sí, Andrew Garfield.

Thor Ragnarok tiene fecha de estreno para el 3 de noviembre de 2017. Chris Hemsworth continuará interpretando al mítico personaje con de los Avengers. Aunque están confirmadas las apariciones de Dr. Strange y Hulk (Benedict Cumberbach y Mark Ruffalo, respectivamente).

Pero no todos los personajes de Marvel, vienen de la mano de Mickey Mouse, porque Twentieth Century Fox (que les da por aplicar la de Chente Fernández: mientras ustedes no dejen de aplaudir (me) yo no dejo de enviar screening de prensa), tiene este año Logan, que retoma las aventuras-desventuras de Wolverine.

El tráiler luce algo pretencioso, sin embargo hay que reconocer que la franquicia X-Men, iniciada en el año 2000, dio el banderazo de salida para retomar y ya no dejar los filmes basados en superhéroes de comics. Hugh Jackman regresa como la quinta esencia del antihéroe trágico. ¡Te queremos Wolverine! Total que la lista de filmes es casi interminable. Precuelas de King Kong, adaptaciones de La Momia, seguir con clásicos de Disney, interpretado por actores – ahora toca La Bella y la Bestia-. Eso sí, la tendencia sigue siendo el héroe de comic, que ya no es sub género, sino un género mismo que todavía da para rato. Mientras la gente no deje de pagar, la industria no deja de filmar.
EN CORTO

Carrie Fisher fue un rostro emblemático de los años 80. Su mítico personaje de Lea, es un antecedente de la heroína cinematográfica tan políticamente correcta ahora. Cuando esta actriz recién fallecida lo hizo, era todo lo contrario. Descanse en paz pues. Por cierto Star Wars: Episodio VIII se espera para diciembre de 2017 y sí, sí la terminó de filmar.

¡Feliz año¡