imagotipo

Algunos trastornos de la personalidad / Dr. Jonathan Escobar

  • Salud: Dr. Jonatan Escobar

Es frecuente el hecho de que en la familia exista un integrante conflictivo y problemático, ya sea varón o mujer, persona la cual sufre y suele atravesar múltiples adversidades, sin embargo dados su patrones de conducta, suele desgastar a la familia sustancialmente, como ejemplos tenemos al varón agresivo y violento, que no repara en agredir a su propia familia si ésta no acata sus peticiones, que consume drogas y que en ocasiones suele tener problemas con la ley, o por otro lado, tenemos a la mujer berrinchuda que amenaza con quitarse la vida cuando su pareja le abandona, también se jacta de vivir deprimida y de que todo el mundo está en su contra y que nadie le comprende, sin embargo por otro lado es compulsiva, en ocasiones bebe mucho alcohol, tiene ataques explosivos de ira y resulta sumamente manipuladora, bien, los dos ejemplos anteriores pueden aplicar tanto a varones como a mujeres, son ejemplos de comportamientos hostiles que no solo deterioran la calidad de vida de quien los vivencia como experiencias internas, si no que como se viene reiterando líneas atrás la familia afronta lo complicado que suele ser el convivir con una persona con las características previamente señaladas, sin embargo no está en tela de juicio el comportamiento de los demás, todo mundo cuenta con los inherente derechos humanos que le dan la completa libertad de actuar y comportarse como mejor le parezca, a lo que denominamos libre albedrío, sin embargo las consecuencias de nuestro comportamiento también es un consecuente lógico que no se puede derogar o evadir, compartiré un caso que me aconteció hace poco en la sala de urgencias del hospital psiquiátrico en el cual actualmente me estoy formando como psiquiatra, un señor llegó exigiendo que internáramos a su hijo, pues éste era muy agresivo e incluso había amenazado con matarlo, después de examinar a la persona en cuestión llegamos a la conclusión que este no presentaba ninguna condición psiquiátrica que justificara su comportamiento, simplemente tenia una forma de ser complicada, un problema con su personalidad, más específicamente lo que en psiquiatría se conoce como trastorno disocial de la personalidad, luego entonces le comente al padre de esta persona que su familiar no debía ser ingresado, que su problema radicaba con su forma de ser, él estaba plenamente consciente de sus actos, motivo por el cual en caso de cometer un crimen el no sería ingresado en un hospital psiquiátrico sino más bien en un reclusorio penal para pagar una condena acorde al crimen cometido, al oír esto el padre se negaba y continuaba afirmando que su hijo tenía un padecimiento psiquiátrico y exigía conamenazas al personal médico que nos encontrábamos en ese momento que se ingresara a su hijo, luego entonces notamos que el padre también tenía rasgos disociales de la personalidad, amenazas y agresiones que impregnaban el ambiente en ese momento, que emanaban del padre que exigía que se cumpliera su voluntad, evidentemente logramos evitar ese ingreso que resultaría absurdo y contraproducente , ya que el supuesto paciente quizá en algún momento cometería algún crimen, en tal caso se vería que cuenta con el antecedente de haber recibido atención psiquiátrica, con lo cual se podría tomar ciertas consideraciones en cuanto a su desenlace penal, de tal suerte que el haberlo ingresado no solo era innecesario, si no que se hubiese cometido un error al hacerlo, era como justificar sus
conductas sociopáticas.

para mayor información al respecto querido lector usted me puede contactar al correo
bioplutarco01@hotmail.com.
Con lo anterior quiero hacer hincapié y aclarar que hay comportamientos que parecieran representar y encajar dentro de alguna enfermedad psiquiátrica, sin embargo no es así, simplemente se trata de formas exageradas de la conducta, personalidades difíciles de sobrellevar que dan lugar a actos en ocasiones hostiles o de índole incluso penal y criminal, la psiquiatría contempla dentro de su abordaje este tipo de personalidades, sin embargo en términos estrictos no se trata de una enfermedad si no de lo que genéricamente se conoce como un trastorno de la personalidad, para mayor información al respecto querido lector usted me puede contactar al correo
bioplutarco01@hotmail.com.