imagotipo

Alianzas ¿para qué? / René Arce Islas

  • René Arce

En el último Congreso Nacional del PRD dentro de los acuerdos a los que se llegaron, destacó la posibilidad de realizar alianzas locales en las elecciones del 2016 con el PAN.  Esa decisión, por su naturaleza, levantó todo tipo de respuestas, desde quienes las apoyan y quienes las critican. Por lo tanto, escribiré una serie de análisis de las alianzas y los resultados que han tenido en las diferentes entidades donde se han realizado, así como la proyección que les veo.

Yo soy una persona convencida que las alianzas son básicas en un sistema democrático como el nuestro, siempre y cuando estén formadas en torno a un proyecto concreto. La virtud hacia el ciudadano de una alianza como la que se plantea va a depender de un fundamento programático en el que haga énfasis la necesidad de la alianza como un agente de cambio a la situación existente.

Maurice Duverger establece tres tipos de alianzas: las electorales, las parlamentarias y las gubernamentales. El grado de compromiso y el fin que buscan es lo que marca la diferencia una de la otra. Enfocándonos en la diferencia de las electorales y las gubernamentales que son en las que se encuentran las gubernaturas a votación el año siguiente, Duverger las separa de la siguiente forma: “Cuando la forma de escrutinio impulsa a las alianzas electorales, éstas no coinciden siempre con las alianzas gubernamentales. Es más fácil unirse para conquistar asientos que para ejercer el poder. La primera alianza supone solo un acuerdo negativo contra el adversario, la segunda un acuerdo positivo sobre un programa, que exige una semejanza más profunda.”

Esta diferenciación es vital, sobre todo que la entiendan los dos partidos, ya que en elecciones pasadas donde fueron juntos y lograron ganar, se ve claramente que fue una alianza electoral y una vez que se logró el triunfo no existía un plan de trabajo para el Estado, sumado a que desde el principio no existió un análisis más profundo que el electoral para la designación de los candidatos. El triunfo se obtuvo por el voto de castigo de la población hacia el partido en el poder, sin embargo, no creo que ahora la población vote de la misma forma, así que deben ofrecer algo más.

El siguiente paso es formar una alianza gubernamental en dos partes: es necesario desplazar a varios cacicazgos locales que no solo no han desarrollado a su Estado, sino que han operado con total impunidad para su propio beneficio, y que en caso de perpetuarse en el poder, lo seguirán haciendo. La segunda parte es que una vez que se obtenga el triunfo qué visión de desarrollo para el Estado se tiene, ahí vuelve a ser vital la persona que encabece la candidatura.

¿Por qué realizar una alianza con el PAN y no con Morena? considero que pasa por la idea justamente de una alianza gubernamental. La historia nos ha marcado que los extremos ideológicos se han unido cuando es necesario sacar al régimen, en esa parte la cuestión ideológica se vio en el programa viendo como fin último la rotación del poder de una forma democrática.

También considero que si se busca generar un Gobierno que sea trascendente para un Estado, la opción no es Morena, dicho partido ha basado su agenda en una sistemática oposición al Gobierno pero no a generar propuestas propias con viabilidad.
Mail: renearcecirigo@gmail.com

Fb: René Arce

Web: renearce.com

Tw: @renearcemx