imagotipo

Alto Poder

  • Manuel Mejido

  • Manuel Mejido
  • Aspirantes presidenciales aprovechan conflicto magisterial
  • Con mentiras se simula un diálogo con la CNTE en la Segob
  • Las reformas estructurales no arrojan los resultados ofrecidos

 

Cuando el presidente Enrique Peña Nieto asumió el poder comprendió la necesidad de aprovechar su capital político para buscar consensos inmediatos que le garantizaran la aprobación en el Congreso de sus reformas educativas.

Un día después de iniciar su mandato, el 2 de diciembre de 2012, con toda la parafernalia acostumbrada desde Palacio Nacional, Peña Nieto presentó el “Pacto por México”, un acuerdo político con PRI, PAN y PRD que abarcaría la discusión y aprobación de reformas estructurales en diversas áreas. Se olvidaron de organizaciones civiles, especialistas y ciudadanos involucrados.

Atados de pies y manos, la supuesta oposición mexicana debió sentarse a debatir las iniciativas presidenciales en asuntos prioritarios como el energético, financiero, transparencia, rendición de cuentas, telecomunicaciones y
educativo.

Como es costumbre, los legisladores de todos los partidos mal redactaron iniciativas y cumpliendo con su característica labor de “levantadedos” aprobaron cambios constitucionales y leyes secundarias imprecisas, absurdas, indescifrables y vagas.

Con todo y sus errores pasaron las reformas y, peor aún, fueron promulgadas y publicadas en el Diario Oficial para que entraran en vigor los “parches” constitucionales. Hasta la fecha, diputados y senadores han tratado en vano de desfacer el entuerto sin conseguirlo.

Baste citar la reforma energética como un ejemplo de lo errático no solo por los cambios constitucionales, sino de la pésima campaña de publicidad que diseñaron los “genios” desde Los Pinos.

Durante su discusión y luego de entrar en vigor, se difundieron anuncios en televisión, radio y prensa, con actores diciendo que con la reforma bajaría el costo de la luz y las gasolinas para los usuarios. Nada más falso que eso.

Cuando inició la actual administración, el 1 de diciembre de 2012, el precio de la gasolina Magna era de 10 pesos con 81 centavos; para abril del 2013había aumentado 34 centavos. Transcurridos 45 meses, su valor es de 13 pesos con 96 centavos.

En los hogares considerados “de alto consumo” durante el mes de julio la Comisión Federal de Electricidad incrementó las tarifas en un 6.8 por ciento. Para los sectores industrial y comercial el aumento será de entre 2 y cinco por ciento y de cinco y siete por ciento, respectivamente.

Ahora, la campaña publicitaria pretende convencer a los usuarios de que estas tarifas nada tienen que ver con la reforma energética. Los funcionarios insisten en que todo se debe a los precios internacionales del petróleo. Mentiras como éstas solo desgastan la credibilidad en el Gobierno.
LA CNTE NO ES LA ÚNICA RESPONSABLE DE LA CRISIS

Mediáticamente se ha desacreditado al movimiento magisterial por las movilizaciones, marchas y bloqueos que organizan para hacerse notar y mostrar que son una fuerza social muy importante y con mucha capacidad de organización.

Las molestias que generan estas protestas entre transeúntes y automovilistas son evidentes, pero las pérdidas económicas a los diversos sectores comerciales y financieros no deben ser atribuibles solamente a los maestros, sino a la suma de errores en el manejo de la política económica y, sobre todo, a la inseguridad y violencia que prevalece en todo el país.

Para no ir más lejos, el último fin de semana de julio en Acapulco, Guerrero, fueron asesinadas 11 personas en el puerto que por décadas fue el más importante y productivo del país. Con estas cifras rojas no son los bloqueos magisteriales por lo que los turistas optaron por otros destinos, sino por el temor de lo que pueda ocurrir.

Empero, los hoteleros, restauranteros y todo el sector turístico acapulqueño handifundió dos comunicados consecutivos con un ‘Ya basta’al Gobierno para “recuperar la paz, el respeto y la legalidad ante las protestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)”.

Otra simulación que costó millones de pesos a costa del erario fue la puesta en operación de un puente aéreo en Oaxaca para abastecer las tiendas Liconsa y Diconsa en varios municipios incomunicados, pero no por los bloqueos de la CNTE, sino por falta de carreteras.

Este impresionante operativo que desplazó seis aeronaves con 600 toneladas de alimentos, tuvo como actor principal al secretario de Desarrollo Social y aspirante presidencial para el 2018, José Antonio Meade. Las mercancías llegaron a su destino y la imagen del funcionario se magnificó artificialmente en el país.
CON SIMULACIÓN NO SE RESOLVERÁ NINGUNA PROTESTA

Otra simulación y error en que han incurrido las autoridades en el conflicto de los maestros es en el supuesto diálogo en la Secretaría de Gobernación con la CNTE, porque legalmente la única organización laboral reconocida por la Secretaría del Trabajo es el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) por contar con la “toma de nota”.

Además, el Gobierno no debe dejar de aplicar la ley por muy mal redactada que esté. Lo que sí puede y debe hacer es suspender temporalmente su implementación y organizar mesas de discusión para diseñar un borrador de ley avalado y diseñado por expertos en educación, maestros y padres de familia.

Pero en la Segob no se atreven a decirles eso a los maestros porque temen agravar el conflicto y su titular, Miguel Ángel Osorio, aspira también a la Presidencia de la República. Los funcionarios llegan a la mesa de diálogo con la misma postura: No están autorizados para negociar ni una coma de la reforma educativa. Solo quieren desbloquear carreteras.

Como si el estancamiento en la discusión Segob-CNTE fuera poco, el secretario de Educación Pública, otro aspirante presidencial, Aurelio Nuño, coludido con el líder de la SNTE, Juan Díaz de la Torre, presentaron una nueva política educativa y plan de estudios. La duda que prevalece es ¿quién las diseñó? Ni expertos, ni maestros, ni padres de familia fueron consultados y la SEP no aclara cómo fue concebido ese cambio.

Con estas engañifas ningún conflicto se podrá solucionar y solo se apuesta por el desgaste de la movilización social que cada día gana más adeptos en México pero, sobre todo, de organizaciones mundiales como la ONU que ha recomendado considerar la diferencia cultural y étnica en el país que no contempla la reforma educativa.
ANTES FUE JONGITUD, HOY LE TOCÓ A ELBA

Martha de Jesús López Aguilar es una profesora en la Ciudad de México afín a la CNTE consultada por Alto Poder., señaló:

“La reforma educativa promulgada el 25 de febrero de 2013 se da en un contexto similar al del sexenio de Carlos Salinas de Gortari que a partir de magnas movilizaciones durante la primavera de 1989 logró la caída del corrupto líder vitalicio del SNTE, Carlos Jongitud Barrios, quien se había opuesto a la descentralización educativa. Sin embargo, Salinas aprovechando el desconocimiento generalizado, sustituye al insostenible líder e impone Elba Esther Gordillo como secretaria general”.

Ahora Gordillo Morales estáencarcelada (aunque no le han tocado sus millones de pesos ni propiedades) y se impuso a Díaz de la Torre como líder de la SNTE. Misma estrategia, mismos malos resultados ayer como hoy.

Las fallas señaladas por los expertos es que se trata más de una reforma laboral que educativa porque solo sanciona pero no capacita a los docentes; se aplican evaluaciones sin haber ofrecido previamente una guía sobre su contenido; castiga las ausencias de las aulas y no incentiva los buenos resultados; centra los castigos en resultados de las pruebas aplicadas por la SEP y olvida preguntar a los niños y padres de familia su opinión.

Además, generaliza la educación en todo el país y no son las mismas necesidades las que requiere un niño en Chiapas que en Chihuahua; o en los municipios de Nezahualcóyotl, que en Toluca. Tampoco las instalaciones de las escuelas son iguales, muchas ni siquiera ventanas tienen y otras hasta con internet gratuito cuentan.

Los políticos involucrados deben dejar de lado sus aspiraciones presidenciales e intereses personales para escuchar y atender la demanda social porque el hartazgo contra la clase política cada día es mayor y nadie hasta dónde pueda llegar.

Y hasta la próxima semana, en este mismo espacio.
manuelmejidot@gmail.com