imagotipo

Alto Poder

  • Manuel Mejido

  • Manuel Mejido
  • La nueva guerra del internet y las redes sociales impacta al mundo
  • En México surgen “ladies” y “lords” que solo exhiben la impunidad
  • Ahora buscan sus 5 minutos de fama en Twitter o Facebook

 

Desde que el Departamento de la Defensa de Estados Unidos liberó como secreto militar el internet en 1969, se inició un rápido crecimiento del ciberespacio, que se expandió exponencialmente y lo que en un principio fueron cientos de usuarios, se han convertido en cientos de millones.

La nueva tecnología incubó grandes genios cibernéticos que amasaron inmensas fortunas como los casos de Bill Gates, Steve Jobs y Mark Zuckerberg, entre otros varios. Todos ellos influyen en decisiones de los gobiernos y se han convertido en líderes sociales, como nunca antes existieron en el mundo, porque ni Hitler y su nazismo que impuso a punta de bayonetas, tuvieron la acogida de tantos millones de personas.

Nueva terminología tuvo que idearse para referirse a las redes sociales, que crecieron al principio desordenadamente en todo el mundo pero que ahora se han convertido en defensores de las causas ciudadanas y también destructoras de honorabilidades cuando son mal empleadas.

Como en toda guerra apareció un grupo guerrillero autodenominado Anonymous que se ha convertido en el dolor de cabeza de los gobiernos, incluido el mexicano, porque al través de ingresar clandestinamente a cualquier ordenador, obtienen información privilegiada que después difunden en diversas plataformas como Wikileaks.

Las redes sociales también han acabado con dictaduras sanguinarias que ya tenían muchos años en el poder. Así fue como cayó el Gobierno Habib Essid, en Túnez y Hosni Mubarak en Egipto. Mucho tuvieron que ver también en el derrocamiento y muerte del despiadado dictador libio Muamar al Gadafi.

De igual manera golpearon fuerte las conciencias de ciudadanos de países desarrollados como ocurrió en Madrid, España, y en el corazón financiero del mundo, Wall Street, en Nueva York, Estados Unidos.
IMPOSIBLE REGULAR EL ESPACIO INTANGIBLE DE INTERNET

Mientras más desarrollados y primermundistas son los gobiernos, tienen más cuidado en el tratamiento y desarrollo de las distintas redes sociales. En Europa y Norteamérica se ha tratado de legislar sobre el uso y la aplicación del ciberespacio, pero todas las acciones han fracasado ante el inquebrantable argumento de que se violarían los derechos humanos.

También hay grupos muy importantes que aseguran, que una cosa es violar la secrecía de personas o hasta países que la mal emplean, y otra bien distinta es vulnerar la libre expresión de las personas.

Todos los medios de comunicación en el mundo se han visto seriamente afectados por el advenimiento del internet y su falta de reglamentación, porque lo mismo sirve para denigrar, denostar o difamar, que para desnudar ante la opinión pública a ciudadanos, agrupaciones o gobernantes que usan el poder para empeñar o vender sus países.

Llama poderosamente la atención que México sea la nación de iberoamérica con el mayor número de internautas y usuarios de redes sociales. Pero también destacan los pocos resultados obtenidos por esos grupos que en otros países han derrocado gobiernos y aquí no han logrado meter a la cárcel, inclusive a quien es captado en flagrancia y merecería su detención inmediata.

Ante la falta de acción de la justicia y la corrupción de los gobiernos, los mexicanos encontraron en Twitter, Facebook, Periscope o Youtube (todas plataformas derivadas de redes sociales, desarrolladas por estadunidenses para ser utilizadas profusamente fuera de su país), un medio para exhibir públicamente los abusos que van desde el conflicto con el vecino, hasta el secuestro en centros nocturnos o el abuso de autoridad que mata lo mismo con uniforme que sin él.

Los mal llamados grupos de “ladies”, “lords” o “gentlemans” representan la impotencia de un pueblo que no es bien atendido por su justicia ni respetado por sus autoridades, que ya no está dispuesto a ser manipulado por los corruptos de siempre ni a perpetuar la impunidad.
CIUDADANOS ABUSIVOS BUSCAN 5 MINUTOS DE FAMA

El primer caso de “ladies” en el país lo protagonizó una mujer llamada “Azalia” que tenía el “honroso privilegio” de haber salido en ese bodrio televisivo llamado “Big Brother”, que exhibía durante 24 horas las flaquezas del ser humano.

Ebria y acompañada por una ex Señorita Puebla, María Vanesa Polo, ofendieron, humillaron y se burlaron de un policía que intentaba detenerlas en Polanco y evitar que condujera en estado de ebriedad. Ni “La Negra”, como la llaman, ni sus amigos recibieron castigo. Por lo mismo, en Estados Unidos, la policía les hubiera dado una gran paliza y estarían aún encerradas.

Siguió el “Gentleman de Las Lomas”, el empresario Miguel Sacal que agredió física y verbalmente al empleado de un lujoso edificio. Ante las cámaras de seguridad quedó grabado el abuso de un cretino adinerado a un pobre trabajador.

El único caso con castigo, hasta ahora, ha sido el de la llamada “Lady de la Roma”, Dalia Ortega que atropelló y mató a Laura Rodríguez mientras cruzaba la calle. El Porsche que conducía fue decomisado y la homicida se encuentra en prisión.

Gracias a las redes sociales también fue puesto tras las rejas Emir Garduño, conocido como “Lord Rolls Royce”, cuyos guardaespaldas le propinaron tremenda golpiza a un elemento de la Policía Federal en franco, que tuvo la osadía de cruzarse en su camino. Ahora es investigado por diversos delitos como homicidio y corrupción con el Gobierno del Estado de Michoacán.

También funcionarios públicos han sido exhibidos en sus sinvergüenzadas, aunque no todos están en la cárcel. Preso se encuentra solamente Andrés Granier, porque el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez es un político con bien ganada fama de honorable.

Los cibernautas han cuestionado el Gobierno de Javier Duarte en Veracruz y en redes sociales han exhibido, en más de una ocasión, la manera arrogante en que trata a los ciudadanos. Sin embargo, se ha mantenido en el cargo y está próximo a cumplir con su mandato constitucional y con grandes probabilidades de huir del país.
EL INFLUYENTISMO Y LA IMPUNIDAD AL DESCUBIERTO

El académico de la Universidad Iberoamericana, Mario Campos, especialista en estos temas, consultado por Alto Poder dijo: “La omnipresencia de las grabadoras, lentes, cámaras, se combina con una necesidad de una especie de sanción social que en muchas ocasiones suple otro tipo de sanción legal o formal, pero que convierte las redes sociales en tribunales con la capacidad de tener información, juzgar y sentenciar en segundos. Es una mezcla de lo tecnológico con lo cultural lo que produce estos fenómenos.”

Mario Campos prosiguió: “El ‘espionaje’ de la sociedad a través del internet a veces permite acreditar conductas que deben ser castigadas como un caso de maltrato animal o uno de evidente corrupción. Aunque de igual manera suscitan errores y linchamientos en las redes sociales, que representan un alto riesgo porque durante la difusión de información muchas veces se presentan hechos sin contexto.”

Para Luis Alberto Martínez Ayala, especialista en publicidad y propaganda de la Universidad Autónoma del Estado de México, “La aparición de videos en redes sociales acerca de ‘ladies’ y ‘lords’ es reflejo de la descomposición social en México, en el que impera la corrupción, la violencia y el influyentismo”.

Los expertos como Martínez Ayala consideran que “Tras la aparición constante en redes sociales de videos sobre personas que  son exhibidas en actos de corrupción, agresiones físicas, discriminación o hasta de humor y que son bautizados por los cibernautas como ‘Ladies’ o ‘Lords’, en principio son muestra del dinamismo que tiene la sociedad y el internet para responder ante hechos se quedaban callados, especialmente aquellos que denuncian abusos de autoridad.

Pero no solo pueden catalogarse a las redes sociales como “las vengadoras del pueblo”. También hay los malvados de siempre que utilizan estos valiosos medios de difusión para denigrar o tomar venganza.

Es en este punto en donde hay que tener mayor cuidado en el uso de internet y las redes sociales, porque es fundamental cuestionar en todo momento la veracidad y el tipo de contenido acerca de lo que se ve y lee, debido a que existen videos y mensajes que atentan contra la integridad de las personas sin que hayan hecho algo malo, lo cual puede llevarlas a depresión y hasta el suicidio.

Bienvenidas a la sociedad mexicana las redes sociales. Pero siempre y cuando se usen para remediar los grandes males y no para estar jugando, aun en el interior de los templos con los dispositivos móviles.

Y hasta la próxima semana, en este mismo espacio.
manuelmejidot@gmail.com