imagotipo

Alto Poder

  • Manuel Mejido

  • Manuel Mejido
  • Ingresos tributarios, la principal fuente del Presupuesto 2017
  • Salud, educación e infraestructura los más golpeados
  • Congreso mexicano con el mayor número de comisiones en el mundo

El Paquete Económico que ejercerá el Gobierno de la República durante el próximo año, tendrá la característica que, por primera vez, no dependerá de los ingresos petroleros sino que en su mayoría estará basado en la recaudación de impuestos.

Las Reformas Energética y Hacendaria fueron diseñadas para que las arcas nacionales convirtieran al fisco en la principal fuente de ingresos, aún por encima de las remesas que envían los mexicanos radicados en Estados Unidos (que este año alcanzaron los dos mil 234 millones de dólares hasta el mes de julio), mientras que las percepciones por el petróleo descendieran hasta el tercer puesto.

El 15 de julio de 2015 inició la primera fase de la subasta de yacimientos para que empresas privadas exploren, extraigan y distribuyan los energéticos. Las consecuencias de esta errónea decisión, avalada por el Congreso, impactaron de inmediato en las finanzas públicas.

Durante el año pasado los ingresos petroleros cayeron en un 32.9 por ciento, según el reporte de Finanzas Públicas de la Secretaría de Hacienda. Debido a la Reforma Energética y la caída de los precios internacionales, Pemex solo recaudó 841 mil 517 millones de pesos, la cifra más baja en toda su historia.

En cambio, el Servicio de Administración Tributaria logró aumentar su recaudación en un 27.4 por ciento, logrando un máximo histórico de dos billones 366 mil millones de pesos.

El Gobierno encontró en los contribuyentes cautivos la mejor forma de aumentar sus ingresos, porque ahora son supervisados a través de un avanzado sistema cibernético que mes a mes les recuerda cuánto percibieron, gastaron y el monto de lo que deben contribuir.

La Secretaría de Hacienda reconoció que “los recursos obtenidos a través de las coberturas petroleras, más la implementación de la Reforma Hacendaria y el buen desempeño de la economía compensaron la caída de los ingresos por crudo.”
LOS DISEÑADORES DEL PRESUPUESTO YA SE FUERON

Una decisión muy arriesgada fue la que tomaron los ahora exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el exjefe del SAT, Aristóteles Núñez, de proponer un importante recorte a los rubros de salud, educación e infraestructura.

Arlette Muñoz Cervantes, diputada por el Partido Acción Nacional, entrevistada por Alto Poder, declaró que propondrán un punto de acuerdo ante la Comisión de Presupuesto para que los recortes se centren en el gasto corriente, como pago de celulares, gasolinas, viajes y otros dispendios que se niegan a dejar los funcionarios públicos.

Además, la legisladora panista dijo que “es lamentable que (la Secretaría de) Hacienda insista en nublar el futuro de las próximas generaciones, al proponer más endeudamiento. Ante tal escenario, Muñoz Cervantes sentenció: “Insistiremos en corregir el Presupuesto de Egresos del próximo año.”.

En el caso de su Estado, Aguascalientes, la diputada dijo que algunos de los recursos que transfiere la Federación a la entidad, fueron duramente castigados como el Programa de Fortalecimiento de los Servicios de Salud y el Fondo Metropolitano.

Desde hace varios sexenios, el campo no ha sido prioridad para los gobiernos, pese a lo productivo que fue durante la etapa de desarrollo económico del país. Como ha ocurrido anualmente, este año se propone una reducción del 16 por ciento a los recursos agropecuarios.

¿Porqué reducir el gasto en sectores prioritarios como la salud, educación, el campo y la infraestructura? En cambio se mantienen los elevados salarios de los secretarios de Estado, ministros, legisladores y gobernadores, cuyos ingresos mensuales superan los 100 mil pesos y rebasan hasta los 200 mil mensuales.
SUMAN 184 COMISIONES EN EL CONGRESO

Si los genios de Hacienda o el SAT no saben de dónde obtener recursos o los legisladores tienen verdadera intención de recortar gastos, la consultoría Integralia realizó un estudio sobre la carga por el excesivo número de comisiones que operan en ambas Cámaras del Congreso.

En San Lázaro hay 34 comisiones que podrían desaparecer mientras que en el Senado suman 35, por lo que, representaría un importante ahorro para el gasto de ambos recintos legislativos.

De acuerdo con el “Informe Legislativo 7” el Senado mexicano es la Cámara Alta “que más comisiones tiene en el mundo, con 64.” Además, la de Diputados ocupa el tercer lugar a nivel mundial, con 57. El promedio de comisiones en parlamentos o congresos en otros países es de 17.

“En la Ley Orgánica del año 1999 el Congreso estableció números bastante razonables que eran 22 y 29 comisiones, respectivamente, diputados, senadores, para resolver asuntos de gobierno”, señala el documento.

Por lo anterior considera que el Congreso en México “es un mundo burocratizado, abultado, duplicado…”. Se estima que de cada dos senadores, uno forma parte de una comisión y de cada cinco diputados, uno preside una comisión.

La cifra aumenta si se agregan las comisiones especiales o bicamerales. “En total tenemos un Congreso con 184 comisiones. Diputados tiene 56 ordinarias y 44 especiales y cinco bicamerales.” Pero de estas últimas solo ha sido instalada la del caso Ayotzinapa, “sin embargo, todas tienen asignado presupuesto.”.

Es decir, a todas las comisiones se les destinan recursos públicos para el pago de choferes, secretarias, asesores y demás prebendas, aunque ni siquiera sesionen.

Por lo anterior, Integralia estima que se crean comisiones “para dar chambas honoríficas, porque en realidad muchas de estas no tienen asuntos que atender. Hace algunos años en el caso del Senado había una comisión para Asuntos Fronterizos, pero la partieron para que hubiera una Comisión de Asuntos Norte y otra Sur-Sureste”. Esta última no ha atendido ningún asunto.
¿CÓMISIÓN ESPECIAL DE RESCATE Y GESTIÓN DE LA MEXICANIDAD?

Aunque reconoció la labor que desempeña la Comisión de Derechos Humanos, lamentó la separación de la Comisión de Grupos Vulnerables y también “hay una Comisión de Asuntos de Atención a Derechos de la Niñez e Igualdad de Género.

“En el Senado hay una Comisión de Igualdad de Género, pero se creó una Especial de Alerta de Género. Hay una Comisión de Salud ordinaria en el Senado y se han creado especiales como de Salud y Drogas, otra para revisar y analizar la legislación y política en materia de atención a la niñez y adolescencia con autismo y otros trastornos de desarrollo”.

Por si todo esto fuera poco, existe una comisión especial llamada “de rescate y gestión de la mexicanidad” que no ha atendido ningún asunto y sin embargo, sus tres integrantes perciben un salario mensual de 40 mil pesos cada uno por conformarla.

Ante ese escenario, con qué cara los diputados y senadores exigen al Presidente y a la Secretaría de Hacienda corregir sus abusos, si ellos mismos los fomentan.

Y hasta la próxima semana, en este mismo espacio.
manuelmejidot@gmail.com