imagotipo

Alto Poder / Manuel Mejido

  • Manuel Mejido

  • Comenzó la disputa por ocupar uno de los mil 635 cargos públicos
  • De nueva cuenta PAN y PRD retan a la naturaleza con su alianza
  • Los spots de Ricardo Anaya superan tres veces a los de AMLO

Finalmente, la semana pasada, se destapó la cloaca con el inicio de las campañas electorales a mil 635 cargos públicos.

Los trucos publicitarios, el espionaje cibernético, telefónico y de infiltrados, así como las trampas y chapucerías, las traiciones, puñaladas por la espalda y todas las bajezas de las que es capaz el ser humano, ocurren en territorio nacional.

El gran motor de esta disputa es por las 12 gubernaturas, 965 ayuntamientos, 239 diputaciones de mayoría y 149 de representación y el poder que conduce al dinero fácil y mal habido.

Las ambiciones desatadas de los políticos, de todos los partidos y los 30 aspirantes a gobernadores como candidatos independientes, van tras el dinero público en un país que, por desgracia, todavía no establece normas jurídicas claras para evitar la rapiña de los gobernantes.

Cuando en los medios de comunicación todavía no se desvanece un escándalo protagonizado por políticos, surge otro del mismo estilo. Todos los acusados son expuestos como defraudadores del pueblo y los jueces dictan sentencias por un lado y por otro, pero ninguno va a la cárcel salvo un hombre torpe y codicioso como Andrés Granier, el exgobernador de Tabasco, encerrado más por su enemistad con el nuevo mandatario Arturo Núñez, que por el grave daño que hizo a la hacienda pública.

Las nuevas alianzas de la extrema derecha con la extrema izquierda y el creciente número de candidatos independientes no hablan más que de la descomposición que priva en los medios políticos y que cada día ubica en las páginas de los periódicos y espacios de radio y televisión a nuevos gobernantes enriquecidos ilícitamente y apoyados, inclusive, desde el Gobierno de la República como ocurrió recientemente con el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, encarcelado en España por delitos que la injusta justicia mexicana, desvaneció en el aire por arte de magia y complicidades mafiosas.

Las disputas partidistas por las imposiciones

La mezcla del agua y el aceite está claramente exhibida en las alianzas por intereses personales que el PAN y el PRD convinieron en Durango, Oaxaca, Quintana Roo, Veracruz y Zacatecas.

Las negociaciones entre PRD y PAN, acordaron que los panistas encabezarán la candidatura en Durango —con el senador José Rosas Aispuro— y Veracruz —con el diputado federal Miguel Ángel Yunes—.

Mientras que el PRD impuso los candidatos en Oaxaca, José Antonio Estefan Garfías –diputado-; en Zacatecas, Rafael Flores Mendoza –diputado, y en Quintana Roo fue designado el expriísta Carlos Joaquín González.

Se ha llegado al extremo en que la disputa por el manejo del dinero público, asombra por su desvergüenza. En Veracruz será gobernador Yunes, porque esa familia ha demostrado ser más inteligente que todos los que dirigen la política nacional debido a que el candidato a la gubernatura de la coalición PRD-PAN, es el diputado Miguel Ángel Yunes Linares y el candidato del PRI, es el senador Héctor Yunes Landa.

El PRI tiene una gran desventaja en el proceso electoral de Veracruz, Estado hasta ahora eminentemente priísta, por el desempeño caótico del gobernador Javier Duarte, a quien le han llovido acusaciones de todo tipo, incluido el homicidio, las desapariciones y la represión.

Todo indica que Miguel Ángel Yunes Linares, un hombre de gran experiencia política y que nunca se le ha tachado de deshonesto, incline las balanzas de votaciones el próximo 5 de junio a su favor y de la alianza PAN-PRD.

Yunes Linares sería un respiro de aire puro para los veracruzanos atemorizados por violaciones, desapariciones, asesinatos y fraudes al erario.

Otro caso singular en los próximos comicios es el de Quintana Roo, en donde el PRI lanzó como candidato a la gubernatura a Mauricio Góngora Escalante, un político de bajo nivel a quien se acusa desde ahora de ser el protector del actual mandatario Roberto Borge que ha consumado un saqueo sistemático del Estado.

Ante la insistencia de la candidatura priísta de Góngora Escalante y el desprecio de un militante como Carlos Joaquín González, se produjo una fractura que posiblemente tenga graves consecuencias para el partido en ese Estado.

Carlos Joaquín, exsubsecreterio de Turismo, es primo de Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, esa importante dependencia básica en la política energética del presidente Enrique Peña Nieto, sobre todo ahora que los precios del petróleo se encuentran a la baja.
Los hermanos López Obrador se confrontan

En Puebla, el PRD pudo quedarse sin candidato a la gubernatura pero el Tribunal Electoral intervino y amplió el plazo para que entregaran su plataforma política en apoyo a Roxana Luna Porquillo.

El conflicto poblano inició porque el senador Luis Miguel Barbosa buscó la candidatura, pero el PRD en el Estado modificó sus estatutos que le impidieron postularse, porque apoyaban abiertamente a Luna Porquillo.

Los panistas en Puebla también tuvieron su “fuego amigo”, porque teniendo a un prospecto de la talla de Javier Lozano, el PAN optó por la candidatura de Arturo Gali, un político de muy bajo nivel.

Morena y Andrés Manuel López Obrador ha sido la manzana de la discordia en todas las alianzas que buscó, unas con éxito y otras fracasadas, el PRD para las próximas elecciones. Pero los que manejan la política nacional desde las sombras lograron que Arturo López Obrador, hermano de quien usted sabe, apoyara al candidato priísta en Veracruz, Héctor Yunes Landa.

La disputa fraternal, de puñaladas por la espalda, escaló a tal grado que Arturo declaró públicamente que su hermano Andrés Manuel no le ha llamado desde el 2012, pese a que le ayudó a llevar su campaña en Veracruz, donde el PRD tuvo un sustancial avance.
‘El Bronco’ no logra convencer como independiente

No obstante que Jaime Rodríguez, ‘El Bronco’, gobernador de Nuevo León, a donde llegó como candidato independiente, levantó grandes expectativas, a medida que avanza su Gobierno la desesperanza cubre sus acciones.

‘El Bronco’ ha sido el primer candidato independiente en los últimos 80 años en obtener el apoyo popular en las urnas para asumir la gubernatura de Nuevo León.

En comparación con 2015, en las próximas elecciones de junio habrá un considerable aumento de candidatos independientes a gobernador, porque pasó de nueve aspirantes a 30 que buscan una de las 12 gubernaturas en disputa.

De los 30 aspirantes independientes a una gubernatura, 12 nunca han tenido experiencia política. El resto, ha estado vinculado a partidos o cargos públicos, o sea cargan con ese estigma, como el mismo ‘Bronco’.

En esa cena de negros, 14 aspirantes proceden del sector privado; seis provienen de la academia o de la llamada sociedad civil y 12 han sido imberbes políticamente.

Ya pasó el momento de las imposiciones y de la partidocracia, con sus traiciones, embustes, descalificaciones y todo a lo que la esperanza del dinero fácil lleva. Obviamente dinero fácil robado de las arcas públicas.

Este año es el comienzo de una nueva etapa para la democracia mexicana, que sigue siendo costosa y deficiente porque no garantiza la representación ciudadana ni la igualdad de oportunidades, con todo y sus candidaturas independientes.

Más confusión se crea con la imposición anti constitucional del Instituto Nacional Electoral que ordena la cantidad, forma, contenido y tiempo de todos los spots que gratuitamente se obliga a conceder a la radio y televisión, por supuesto con la obligación de que el pueblo escuche y vea, durante tres meses, toda la mugre publicitaria y de ego implementada por el INE.

Si usted pensaba que Andrés Manuel López Obrador había sobrepasado la exposición en medios de comunicación con sus anuncios, ahora resulta que el líder del PAN, Ricardo Anaya, supera tres veces al líder de Morena.

Pero a los exquisitos del panismo ni siquiera se les cuestionan sus abusos y sinvergüenzadas.

Y hasta la próxima semana, en este mismo espacio.
manuelmejidot@gmail.com