imagotipo

Amar: Salir de la penumbra a la luz | Sonidos del alma | Francisco José Bernal

  • Sonidos del alma: Francisco José Bernal

Con motivo del día del amor y la amistad, nuestra pluma deambula por la blancura del papel, esperando el encuentro con la palabra que emana de la mente y el corazón.

El sentido del amor es servir: yo te amo, es decir, yo te respeto, te cuido, te reconozco, te protejo. Estos son los puntos cardinales del amor para el ser más bello de la creación: la mujer.

Dios creó a la mujer en su momento de mayor inspiración (FJB).

Unos que no saben de amor tratan de explicarlo a otros que no lo entienden; cuanto se dice sin pensar y cuánto se dice sin saber.

El amor es el sentido supremo de la vida (FJB).

¿Cómo explicar la sensación interna que el ser humano percibe al dar amor y al recibirlo? Todo ello cuando es verdad.

Sin ser un especialista en Teología, el amor de Dios es la mejor explicación de este sagrado concepto. El verdadero amor se sustenta más en los hechos que en las dulzonas palabras. La muestra del amor de Dios prevalece desde el inicio de la Creación hasta la desoladora tarde de su crucifixión, con el fin de que tuviéramos vida sobrenatural, la Gracia santificante y poder ser hijos de Dios. Todo ello es imagen de un amor celestial.

soc-pareja

El amor, es una mujer

Cuando nos da la vida.

Cuando soporta nuestros insomnios infantiles.

Cuando sus lágrimas brillan al dejarnos por primera vez en la puerta de la escuela.

Más tarde, la que nos espera al amanecer.

Finalmente, la que nos deja ir cuando más nos necesita.

La amistad

Es dar sin pedir; la verdadera amistad no va con el egoísmo, va más que nada con la lealtad, a veces, perdura más que el amor. En este sentimiento Cristo nos mostró también el sentido de la amistad, anécdota registrada en el Evangelio: sus lágrimas cuando murió su amigo Lázaro:

“Si tú hubieras estado aquí, no habría muerto nuestro hermano”; el reclamo de las hermanas de Lázaro a Cristo.

¡Lázaro, levántate y anda!, y Lázaro volvió a la vida. Esta fue la respuesta de Cristo. A veces, nuestra amistad hace vivir a un amigo que nos necesita.

¿Qué es un amigo?

Hay amigos que son para toda la vida.

Hay amigos que nunca cambian.

Hay amigos que hacen falta.

Hay amigos que llegan en la soledad.

Todos, absolutamente todos los amigos, tienen algo en común: son indispensables.

Hay amigos que se llevan siempre en la mente y en el corazón, cuando se van.

Epílogo

El más lindo amor: ¡una mujer!

El amor más humano: conmovernos ante el sufrimiento.

e-mail: frankmireb@gmail.com

/arm