imagotipo

Amor y deber | El Mundo de la Realeza | Mariana Vargas Ruiz

  • Realeza: Mariana Vargas

…Y entonces la paloma abrió sus alas, miró al cielo y voló”, así ha habido, como en el caso de las palomas, príncipes que han dejado a sus enamoradas y, en algunos casos, muy tristes. Es muy cierto que eso fue en otras épocas, y ahora se casan por amor… aunque hay ciertas historias de parejas que han acabado separadas por los asuntos de Estado o por otros “líos de faldas”.

Qué suerte tienen esas muchachas que alguna vez fueron o compañeras de colegio o novias de juventud de los príncipes. Pero las afortunadas fueron sus ya esposas, teniendo en cuenta que las parejas no tuvieron que renunciar a la corona y se casaron por amor.

Ha de ser feo que una mujer sea abandonada o hecha a un lado por “el príncipe de sus sueños” y repito, hay muchos casos así en las casas reales, pero la vida sigue. Y hay casos en los que las exparejas se vuelven a reencontrar, pero ya no es lo mismo.

Excepto Carlos, quien regresó a los brazos de Camila, este es todo un caso. En aquella época, el heredero británico solo cumplió su deber al casarse con lady Di, y ya rehízo su vida años después.

Es más fuerte el amor, en muchos casos. Así que poco a poco podré escribirles sobre tantas historias que han marcado a los royals. En este caso amor y deber se funden en una palabra consagrada: la familia. Los royals tienen familia y ésta es y debe ser, su punto de equilibrio, su punto de unión, su apoyo pese a la adversidad. Las exnovias deben de callar, y sufrir en silencio… aunque hay mujeres que no siguen este consejo por ambiciosas. Hay que ponernos en el lugar de una ex de un príncipe sueco. Tantos años de relación y, un día, él se enamora de su actual esposa. Yo puedo ser en este aspecto conservadora, y en este caso, omito el nombre de la exnovia, pero creo que dejar ir a la “paloma” en busca de su pareja ideal, es difícil de aceptar, pero a veces no se supera.

He leído historias como la de Enrique VIII y sus seis esposas, y nos damos cuenta cómo es que la pasión gana más que la razón.

La juventud se deja llevar por la pasión, y el amor ha de superar diversas pruebas, rumores, críticas, que muchas veces el mismo viento se las lleva. El rey de Suecia se casó por amor, la reina de Gran Bretaña lleva casada 69 años también por amor, de los más jóvenes, los duques de Cambridge, Guillermo y Kate, que ya consolidaron su unión con dos hijos y herederos, asegurando asimismo, la continuidad de la monarquía, e igualmente los duques de Vastergotland, Victoria y Daniel, quienes acaban de tener a su segundo hijo. Otros más veteranos, como Haakon y Mette Marit de Noruega, celebrarán sus 15 años de casados el próximo mes de agosto…

Los grandes duques de Luxemburgo, Enrique y María Teresa, acaban de celebrar, el 14 de febrero pasado, su 35 aniversario de bodas y siguen enamorados pese a los rumores que han tenido sobre supuestas discrepancias de la gran duquesa con su fallecida suegra. La vida sigue, y como me dijo un amigo, “el amor es más fuerte ante la adversidad”. ¿Qué opina usted?

LOS GRANDES Duques de Luxemburgo celebraron 35 años de casados.

LOS GRANDES Duques de Luxemburgo celebraron 35 años de casados.

/arm