imagotipo

Arte y academia

  • Arte y Academia: Ana María Longgi

Los socios fundadores del “Club y Amigos del Arte México”, tradicional espacio cultural situado en Aristóteles 354, Polanco, se mostraron complacidos por el “exitazo de visitantes” que están logrando las obras escultóricas de Francisco Romero Ruiz,  “y esto está ocurriendo – opinan los fundadores Daniela Carrasco-Zanini F., Diego García Chavolla y Pablo Pérez Martínez- porque las creaciones de Romero Ruiz unifican una estética no solo muy sensible y bella, sino incluso vibrante y sensual, virtudes que gustan a la gente de manera rapidita. Es decir, sin complicaciones intelectuales, sin preámbulos”, observó Daniela, mientras que Diego y Pablo complementaron la idea, diciendo que se tratan, además, de temas “muy cálidos”, cuyo romanticismo, pasión y dulzura terminan por enamorar, al igual que esos sus materiales tan macizos como tersos. En fin, “mejor vengan a verlas, para que armen sus propios juicios”, aseveraron los organizadores.

 

Empero, la explicación que a manera de agradecimiento, nos entregó el artista-expositor Francisco Romero Ruiz, fue la siguiente: “Mira Ana María lo que he pretendido realmente y desde siempre, es simplemente, que mi lenguaje sea armonioso y quizá hasta poético. De tal manera que mis propuestas puedan encauzarse no solamente hacia foros visionarios y novedosos donde la Tercera Dimensión trascienda como resultado de mi más demandante YO emocional e íntimo, sino a esos otros espacios, donde la vida parece transformarse en promesas espirituales saturadas de luz, de armonía, de alegría y positivismo. Privilegios, a los cuales, estoy seguro, a nadie le gusta renunciar, y más aún a aquellos que luchamos una y otra vez por alcanzar obras de arte que exalten o materialicen semejantes ideales.

“Y es que en realidad, a través de mis composiciones me interesa muchísimo, liberar el movimiento. Los espacios, las texturas y las pátinas. Evocando con ello cantos espirituales que tienen que ver con el erotismo, la dulce intimidad, tan fina como espiritual y, por qué no decirlo también, con esas expansiones románticas y sensuales a las que todos acudimos frecuentemente. Y bueno es así como siento que combino un equilibrio latente entre la figura humana y el abstraccionismo, logrando con ello, quizá, la interacción que al parecer se ha venido logrando entre el espectador y las piezas de su predilección. Y todo ello se debe, Ana María, a ese deseo mío de exaltar la belleza femenina. Misma que me ha conducido a realizar diferentes obras, donde la mujer es la protagonista adorada y primordial de toda mi temática”.
FRANCISCO ROMERO Y SUS MUJERES

Por su parte, el artista mexicano Francisco Romero volvió a recibir una vez más en su carrera, el impacto positivo que siempre y sin excepción, produce en el público, al exponer. En primer lugar porque el tema elegido en esta ocasión está dedicado a la Mujer dentro de su expresión más bella y positiva y, en segundo, porque las aleaciones metálicas con las que realizó sus esculturas, fueron muy espectaculares dactilarmente para los visitantes, “porque se sienten no solo muy fuertes al tacto, sino también compactas y deliciosas en sus respectivos formatos estéticos”, fue la opinión de varios de los asistentes.

En varias ocasiones, Francisco Romero considera que el pedestal espiritual en el que las mujeres estamos establecidas, le falta mucho para estar debidamente edificado dentro del importante nivel que nos corresponde: “Mire Ana María, aseveró Romero con su siempre jovial sonrisa. Las mujeres son para empezar, las más hermosas rosas encarnadas de toda nuestra naturaleza terrestre, y del Universo. Gracias a ellas, existimos en este mismo momento, todos. Es quizás por estos valores de amor, que tan intensamente experimento, que siempre las coloco en situaciones de alegría, de grandes logros, de triunfos y poder. Y todo esto se me da así, porque en verdad creo que las mujeres son todo-poderosas.

“Por eso mis esculturas no van en vía directa a su sensualidad, que sin lugar a dudas, es un enorme tesoro aparte, sino a esa definición que describe la parte deliciosamente humana de su personalidad, como es esa larga y perseverante lucha que a diario emprende, para lograr su realización intelectual, económica, social y espiritual. Razón por la cual, yo las imagino siempre en posición de guerreras. Saliendo triunfantes de un oscuro túnel, escalando montañas o caminando felices y confiadas por el camino de la vida. Por eso mis mujeres están más cerca de las damas que de los hombres a los que también tratamos cordialmente. De esas, que sin estar saturadas de curvas y atractivos, son nuestras hermosas compañeras en el amor, en la familia, en la amistad, en el compañerismo, en el arte, en la profesión, en los logros y en los fracasos, entre otros muchos e incontables espacios de la vida”, expresó con alta claridad nuestro famoso entrevistado.

PALABRAS DE MARTHA CHAPA

Mientras que la muy reconocida  pintora figurativa-surrealista Martha Chapa, al opinar sobre Francisco Romero Ruiz, aseveró: “Francisco Romero moldea, esculpe, talla, funde, es decir, modifica la materia y le imprime poesía. Utiliza diferentes combinaciones de materiales, así como una amplia variedad de técnicas. Además el escultor michoacano consigue expresar importantes ideas entre ellas cuidar a nuestro planeta. Así pues la escultura de Francisco Romero, es un cosmos en sí mismo, con sus propios planetas y astros. En su hermoso espacio sideral reaparece la pareja humana, hombre y mujer, entrelazados por el amor o como una unidad indivisible, que el Sol o la Luna envuelven en su propia dinámica.  “Una propuesta estética que apunta al infinito y comparte sus destellos de belleza deslumbrantes. Por otra parte hay que decir que el arte es fundamental, puesto que nos da cohesión y florecerá mientras exista la vida, el amor y la sensibilidad. El arte es el rostro y rastro de la humanidad. Por lo tanto, los invito a que disfruten esta exposición que llenará su espíritu de gozo estético. ¡Felicidades Francisco, amigo querido y que siempre siga tu carrera en ascenso como hasta ahora!!”, indicó la famosa artista, luego de subrayar que el Club de Arte México, nos hace a todos una cordial invitación a la exposición de escultura del maestro Francisco Romero. Inauguración que será el próximo miércoles 9 de Noviembre del 2016 a las 19:00 horas. Aristóteles 354, Polanco, entre Homero y Ejército. Inauguración: lic. Dante Delgado, coordinador de la Comisión Operativa Nacional de Movimiento Ciudadano.
MONSTRUO ESPANTA-NIÑOS

Maestro Romero: ¿Y qué podría comentarnos acerca de su vida antes y en plena actividad creativa?

“Bueno, que como casi siempre ocurre, cuando empiezas a dar señales de que tu vida entera está cifrada en la búsqueda de aspiraciones artísticas, no falta un familiar que te advierta que por ese camino tan bohemio, “la vida económica se convertirá en un monstruo espanta-niños”, y bueno, de manera muy resumida y afortunadamente también, muy desobediente, te diré que realicé mis estudios de dibujo, pintura, esmaltes, grabado y escultura de 1965 a 1969, dentro de la Antigua Academia de San Carlos, ENAP, de la UNAM. y pasando a los incentivos, tuve la gran sorpresa de obtener tres premios. El primero en 1967, promovido por el INBA, fue la del Primer Lugar en Escultura para Nuevos Valores, en 1968, el de la Mención Honorífica organizada por la Preparatoria número 9, y en 1969, logré otra Mención Honorífica en Dibujo, organizada por el Club de Periodistas.

“Otro aspecto sobresaliente fue mi intervención de 1970 a 1973 en el Equipo de Pintores y Escultores del Poliforum Cultural Siqueiros. Y en cuanto a las exposiciones, han sido si mal no recuerdo más de ciento y piquito individuales y unas 800 colectivas, tanto a nivel nacional como internacional. En cuanto a la bibliografía, Escultores Mexicanos del Siglo XX, de Primera y Segunda Edición, fui editado artísticamente por la Universidad d Nacional Autónoma de México. Y ya para finalizar y no alargarme demasiado, simplemente diré que participé como Consejero durante tres periodos, en el Salón de la Plástica Mexicana del INBA, entre otras muchísimas actividades de carácter creativo y organizativo”.

Interesante, ¿Pero por qué le gusta tanto salvarnos a las mujeres a través de sus imágenes escultóricas, es decir, de una manera tan espiritual y a la vez tan noble?

“Cierto, y existe una razón especial. Sucede que debido a una enfermedad social, las mujeres no solo han sido muy acosadas y maltratadas, sino incluso demeritadas dentro de las estructuras tanto humanas como humanísticas. Y yo, a través de las herramientas con las que cuento, me he propuesto transformar semejante injusticia en lo que son ellas realmente: Seres libres, bellísimos, tranquilos, positivos, creativos, saludables, inteligentísimos y mil maravillas más. Por esta razón, utilizando con regularidad, la técnica de la cera perdida, las coloco igualmente, emergiendo airosas, sonrientes, valientes y triunfadoras al final de un túnel oscuro. Y como suelo hacerlo frecuentemente: Levantando también los brazos hacia el cielo en una actitud de elevación espiritual o hasta metafísica. Otro pequeño detalle, es que las mujeres me emocionan también practicando deportes. Verlas por ejemplo, alargarse para contestar los raquetazos de su oponente, me resulta un acto admirable y muy digno de eternizarlo. Y esos sus movimientos tan técnicos como celestiales, para entregarnos a todos un espectáculo de Ballet Clásico, ¡caray! es un verdadero privilegio. Y más aún, testificar cuando ejercen la docencia, juegan pelota con sus hijos en un parque, liberarse de un maleficio amoroso, cocinar, actuar para el cine o el teatro, dar conferencias o, hasta capturarlas leyendo en actitud pensativa, me empuja irrefrenablemente hacia la creatividad plástica. Y claro, tal fascinación, se la deberé siempre e incuestionablemente a Ellas”… Mientras tanto yo me pregunto: ¿Qué tal el aprendizaje? Sin lugar a dudas ¡magnífico!

Un beso… Y hasta la próxima charla

anamarialongi@gmail.com