imagotipo

Arte y academia | Ana María Longi

  • Arte y Academia: Ana María Longgi

La doctora Gengetsu Lilly Del Litto Lecanda, directora de Ollinahui, clínica de Arteterapia sistémica, decretó a “Arte y Academia”: “Me declaró promotora del potencial humano, pues en Ollinahui, nacido a principios del 2001, creemos que el potencial de cada persona es infinito y en constante crecimiento. Nuestro compromiso es proveer las condiciones propicias para el autoconocimiento, la expansión de la conciencia y el orden sistémico a través del arte, dentro de nuestra clínica con pacientes individuales, parejas o familias, como en conferencias, cursos y asesorías escolares y empresariales. Arte terapia sistémica ha sido de gran aceptación en México, donde somos pioneros y contamos ya con gratas experiencias en sede propia y en congresos nacionales e internacionales. Todos nuestros programas cuentan con registro de la secretaría del trabajo y previsión social, no. Lill680923rj8-0005.

Empezaremos por confirmar que la visión de la doctora Gengetsu Lilly Del Litto Lecanda, directora de Ollinahui, Clínica de Arteterapia Sistémica y Especialidades de Psicoterapia, es: “Expandir los horizontes, la conciencia, el movimiento”, en cada consulta psicológica, asesoría empresarial, curso o conferencia que imparte. Así que cuando tuvimos la oportunidad de entrevistarla acerca de la misión de Ollinahui, que consiste en ofrecer un espacio de crecimiento y expansión de la conciencia a distintos grupos, escuelas, empresas, familias y personas, la muy bella y talentosa especialista Gengetsu Lilly Del Litto Lecanda, nos respondió de manera tan sencilla como interesante lo siguiente:

Gengetsu Lilly Del Litto Lecanda.

Gengetsu Lilly Del Litto Lecanda.

“En realidad la historia de Ollinahui, tiene 15 años en este marzo y se concibe con el sueño de traer Arteterapia México. Esto es, creo que los grandes o pequeños proyectos de todo ser humano, se conciben soñando y se materializan creando. Entonces, así fue concebido Ollinahui, como un sueño. El sueño de poder ofrecer un servicio profesional que a través de Arteterapia atendiera el crecimiento humano, las inquietudes que todos tenemos en nuestra vida cotidiana con nosotros mismos, con nuestra familia, nuestras relaciones y nuestra profesión. En fin, los temas que tenemos que ir resolviendo todos los días, ya sean de salud, proyecto de vida, relaciones o simplemente toda esa amalgama interminable de circunstancias emocionales en la historia de todos los seres humanos”.

“De hecho, Arteterapia como profesión, es novedosa. En México, por ejemplo, somos pioneros desde inicios del 2001. En Ollinahui, ofrecemos conferencias, talleres, diplomados, certificaciones, asesorías a escuelas y empresas, así como, tratamientos psicológicos a nivel profesional. En el mundo tiene pocas décadas de difundirse y aplicarse como profesión. En países anglosajones, europeos, se descubrió, que haciendo arte, la persona puede estar mucho más serena, mucho más en paz, ya que esta metodología sirve, no solamente para expresarse artísticamente, sino incluso para sanar emocionalmente. Entonces, se llevan materiales artísticos a hospitales psiquiátricos para experimentar de cómo el arte, puede ir desatorando trastornos mentales y emocionales. Paralela o subsecuentemente, fenómenos tan interesantes como éste, se están expandiendo globalmente en el inconsciente colectivo, como decía Jung. En Estados Unidos, por ejemplo, se ha llegado a demostrar que hacer arte resulta un auxiliar de gran importancia en el tratamiento con pacientes psiquiátricos, ya que son notables los beneficios al expresar sus emociones y resignificar imágenes mediante los materiales artísticos que, en Arteterapia decimos, son las medicinas del alma. La razón estriba que al hacer este tipo de intervenciones, las personas atendidas sienten la propuesta como una manera de conectarse con el mundo, cuando muchas veces en un trastorno mental se desvanece el contacto con la realidad y con otros. Así es que, justamente a través del arte, como de una extensa red de programas integrales de salud, se favorece el restablecimiento del vínculo con la realidad.

– Perfección artística: “no”

La doctora Gengetsu Lilly Del Litto, amplia el concepto de perfección artística: “No. Cuando nos referimos a hacer arte, no lo estamos considerando dentro de un sentido crítico, perfeccionista o excelso. No, porque tales virtudes, corresponden a actividades de la plástica mexicana o internacional. Y lo que a nosotros nos interesa es el proceso creativo, más que el resultado artístico. Al crear, nos creamos. El mismo proceso nos muestra las imágenes emocionales y mentales de la persona, sus dinámicas y necesidades. Así qué, cuando en nuestra Clínica Ollinahui decimos: “Vamos a hacer arte. Creamos arte. En ese sentido, la fuerza vital que en una enfermedad puede estarse usando para dañarse a sí mismo o dañar a otros, al crear arte la redirigimos hacia la salud, la vida y la paz interior. Por esta razón, se hicieron estas investigaciones en Estados Unidos hace varias décadas -en post-guerra-. Mediante varias intervenciones, entre ellas Arteterapia, se
estudió la manera de ayudar a los “Veteranos de Guerra” en su proceso de recuperación, y resultaron muy satisfactorias al disminuir síntomas del estrés post-traumático, ansiedad, depresión y esquizofrenia en personas tratadas en forma constante. “Hoy en Ollinahui, más que un mero diagnóstico o interpretación, Arteterapia se ofrece como un tratamiento de la psicología sistémica, para la exploración de las imágenes internas de la persona y la resignificación de ellas en la vida presente a través del arte. Es un enfoque de autoconocimiento, de expansión de la conciencia y del orden sistémico, que no solo lleva a entender una posible interpretación de un dibujo o un válido diagnóstico clínico, sino mira hacia la solución de nuestros asuntos humanos y abre un sinfín de posibilidades hacia el crecimiento, la salud y la paz”.

Arteterapia y neurotransmisores

¿Qué tanto se puede tratar con Arteterapia, problemas tan específicos como los relacionados con neurotransmisores… autismo y demás?

“Mucho. Estos son los casos cuando químicamente el cerebro necesita recuperar su buen funcionamiento o ser atendido para mejorar la calidad de vida de la persona. Entonces, en Ollinahui trabajamos terapéuticamente unidos a médicos de las más diversas especialidades. Dentro de nuestra Clínica, además de Arteterapia sistémica, contamos con varias especialidades para ofrecer un tratamiento psicológico completo, tales como: Orientación Humanista, Gestalt, Corporal, Reiki, Bioménica, Terapia Familiar Sistémica y Asesoría Sistémica para instituciones como escuelas y empresas. Así, podemos tratar un espectro mucho más amplio en nuestros consultantes dentro del campo psicológico. Y bueno, cuando hay un problema químico de neurotransmisores, necesitamos integrarnos a la red terapéutica con médicos que traten también las partes química-orgánica, del niño, del adolescente o del adulto. Solo así, Ana María, llegamos a optimizar un tratamiento integral y exitoso. Ya que uniendo ambas muletas, la persona puede volver a caminar soltando primero una y después la otra”.

Arteterapia como profesión, es novedosa en México, somos pioneros desde inicios del 2001.

Arteterapia como profesión, es novedosa en México, somos pioneros desde inicios del 2001.

– Servicio social y ayuda vocacional

¿Existe algún programa Ollinahui para personas de escasos recursos y para jóvenes que desconocen su vocación?

“Claro que sí. En Ollinahui, contamos con un Departamento de Servicio Social, para personas que en realidad necesiten ayuda económica y muestren también un interés verdadero en su salud integral. Ofreciendo la mitad de cuota en algunos casos o inclusive un precio simbólico a personas de muy escasos recursos, ya que no excluimos a nadie. Lo único que pedimos al solicitante es que se interese plenamente en sus sesiones y puntualidad y muestre una actitud muy firme hacia su proceso terapéutico.

La doctora Gengetsu Lilly Del Litto Lecanda, advierte también que en Ollinahui, se ayuda a jóvenes que muestran inseguridad vocacional pidiéndole que vaya acompañado de sus padres, en caso claro, de que esté disponible. Especialmente del papá, porque es éste el que le da la fuerza y que le ayuda a atravesar el umbral de las opciones para su vida profesional. Así es que, la solicitud es que el papá varón se haga presente, ya que mientras la mamá acoge, cría, da presencia y hogar; el padre será el que grite: “¡¡¡Vamos: Sal a la vida, conócela. Lucha y no te caigas… Y si te caes: Levántate¡¡¡”…”Entonces, para elegir una carrera, Arteterapia sistémica propone primero el trabajo con nuestro padre, valorar su fuerza y dignificar su figura en nuestra vida, haya estado cerca de nosotros o no. Esto se llama Arteterapia filial. Gengetsu agrega que, estando en consulta con exitoso empresario y al preguntarle por su papá, le respondió. “No lo conocí. Solo sé que manejaba un taxi”. Evidenciándose que aquel exitoso hombre, vendía autos por miles, para honrar la Memoria de un padre, que de alguna manera, había vivido conectado también a los automóviles”.

– Ayuda a pacientes con capacidades diferentes: la tercera mano en arte terapia

“Cuando una persona no es capaz de interactuar por cuestiones mentales-emocionales o tiene capacidades diferentes es cuando el Arte Terapeuta le presta la llamada: Tercera Mano. Así, preguntamos: “¿Cómo dibujo o pinto lo que tú estás sintiendo?” Y se deja guiar por las indicaciones del paciente hasta poder ver la imagen que el paciente no puede crear físicamente pero que sí crea interiormente. Esta intervención se hace inclusive si el trabajo requiere materiales no solo de pintura o dibujo, sino incluso de escultura, costura, armado, pegado o cualquier material plástico. Prestar la Tercera Mano, es convertirnos realmente en la mano auxiliar con la que el paciente sí puede crear, expresarse y lograr una actualización de sus imágenes internas. También se pueden integrar otras expresiones creativas como son: La actuación, representación de rol, danza, música, etcétera. hemos tenido por ejemplo, pacientes invidentes, quienes al acudir a nosotros, dialogamos: “Anda, dime cómo dibujarías algo que estás imaginando para que yo lo haga por tí. Y al resignificar o resolver su imagen interior la respuesta resulta espléndida : “Sí. Sí. Tienes razón. Ya estoy empezando a mirar lo que tú me dices”.

Un beso… Y hasta la próxima charla

anamarialongi@gmail.com

/arm