imagotipo

Asesino silencioso ataca a jóvenes

  • Salud: Susana Sánchez

La Hipertensión Arterial (HTA) o Asesino silencioso es un trastorno en que los vasos sanguíneos, encargados de llevar sangre desde el corazón a todo el cuerpo, tienen una tensión persistentemente alta. Cuanta más alta es, más esfuerzo tiene que realizar el corazón para bombear.

En México, la ENSANUT 2012 reportó 22.4 millones de adultos de más de 20 años que la padecen y solo 11.2 millones están diagnosticados. De ahí la urgencia de incrementar el diagnóstico oportuno de Hipertensión Arterial en adultos jóvenes mexicanos.

Esta enfermedad se puede originar por la combinación de factores genéticos, medioambientales, relacionados al estilo de vida como dieta alta en sodio y en grasas saturadas, tabaquismo, inactividad física, obesidad, diabetes, edad, sexo y raza.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión arterial afecta a casi mil millones de personas en el mundo, lo que equivaldría a más de ocho veces la población mexicana. Por otro lado la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) señaló que la padecen uno de cada tres adultos en el mundo, uno de cada 10 tienen entre 20 y 40 años y cinco de cada 10 de 50 a 60 años.

En tan solo seis años, la prevalencia de HTA incrementó 19.7% hasta afectar a uno de cada tres adultos mexicanos (31.6% de la población), lo alarmante es que solo 5.7 millones de los mexicanos con tratamiento mantienen el padecimiento controlado.

Asimismo, 42% de las personas desconocen que padecen HTA y al año hay 9.4 millones de muertes por hipertensión en el mundo, de las cuales el 45% son por hipertensión.

Considerada como uno de los problemas más importantes de salud pública, la Hipertensión Arterial es conocida como el Asesino silencioso, porque no en todos los casos manifiesta síntomas y la persona puede tener mucho tiempo con la enfermedad de forma asintomática. Los síntomas que presenta la enfermedad son: dolor de cabeza, mareos, zumbido de oídos, sensación de luces parpadeantes en la visión y latidos fuertes del corazón repentinos.

Con el objetivo de crear conciencia en la población sobre la importancia de mantener un estilo de vida saludable y de este modo, no padecer HTA, se creó el Día Mundial de la Hipertensión Arterial que se conmemora el 17 de mayo.

En este sentido, la doctora Gabriela Zúñiga, directora médica de Teva Pharmaceuticals México comenta que: “la prevalencia de la HTA en nuestro país se encuentra entre las más elevadas a nivel mundial. Consideramos vital unirnos a la concientización sobre los malos hábitos y la detección oportuna en los adultos jóvenes con antecedentes familiares de HTA, que son quienes más están en riesgo de desarrollarla, y tener un control y tratamiento adecuado personalizado, con terapias solas o combinadas, que lo dictaminará el médico tratante de cada paciente. Ningún caso es el mismo. No hay duda de que, una medicación prescrita por el médico de forma oportuna tiene importantes beneficios, así como buenos hábitos de alimentación, no fumar y actividad física”.

En la Hipertensión Arterial, lo importante es reducir la presión arterial hasta alcanzar las cifras meta y, por consecuencia, disminuir el riesgo de padecer una complicación cardiovascular. Existen distintos medicamentos antihipertensivos efectivos, de acuerdo al perfil del paciente y su riesgo de sufrir una complicación derivada de la hipertensión, se decide el uso de medicamentos para controlarla.

Adicional, se deben considerar cambiar hábitos de estilo de vida como:

• Bajar de peso

• Realizar actividad física

• Dieta baja en sal y basada en alimentos como vegetales, frutas, cereales integrales y legumbres

• Evitar fumar y consumir alcohol
Una vez que se tiene el tratamiento adecuado para la HTA, es de gran importancia ser constantes, debido a que, como consecuencias de una hipertensión mal tratada se encuentran infarto al miocardio, insuficiencia cardiaca, aneurismas en vasos sanguíneos, accidentes cardiovasculares, insuficiencia renal y ceguera.

“La presión arterial ideal debe de ser menor de 120/80 mmHg (milímetros de mercurio) y la presión arterial normal hasta 129/84 mmHg. Cuando se detecta por arriba de 140/90 mmHg como una constante durante dos consultas, se diagnostica hipertensión arterial”, explicó la doctora Zúñiga.

La HTA se divide en dos valores de medición; sistólico cuando la sangre es expulsada del corazón hacia las arterias y diastólico cuando el corazón se relaja y se llena de sangre. Para el primero, la presión arterial en adultos debe de ser menor de 120 mmHg y para la segunda, menos de 80 mmHg.

Una forma de prevenir esta enfermedad que conlleva algunas complicaciones es disminuir el consumo de sal; cuide su salud y la de su familia evitando los saleros en la mesa.

Susari7@yahoo.com